Goldman Sachs se pilla los dedos por culpa de Messi con su crédito de 525 millones al Barça
  1. Empresas
El banco está intentando titulizarlo

Goldman Sachs se pilla los dedos por culpa de Messi con su crédito de 525 millones al Barça

El crédito de Goldman Sachs servía para refinanciar más de la mitad del pasivo. El banco de negocios está intentado trocear este préstamo y colocarlo entre inversores internacionales

Foto: Retirando la imagen de Messi del Camp Nou. (Reuters)
Retirando la imagen de Messi del Camp Nou. (Reuters)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Goldman Sachs se ha pillado los dedos con su crédito de 525 millones al FC Barcelona. La marcha de Leo Messi al Paris Saint-Germain pilla al banco de negocios estadounidense en el peor momento: intentando titulizar el crédito de 525 millones al FC Barcelona, algo que ya tenía pensado hacer cuando otorgó el préstamo el pasado mes de mayo, pero cuya ejecución coincide con el momento en que el club de futbol pierde su principal activo, del que dependían el 30% de sus ingresos, según explican fuentes financieras conocedoras de la operación. Esta es neutra para el Barça, pero la marcha del astro argentino dificulta las expectativas que tenía Goldman Sachs de colocar en parte este crédito a terceros y sacarlo de su balance con pingües beneficios.

El préstamo de Goldman Sachs se cerró el pasado mes de mayo y fue avalado por la asamblea de los socios en junio. Goldman Sachs había dirigido la operación de manera directa desde su oficina de Nueva York. Fue la primera maniobra de Joan Laporta como flamante presidente de la entidad, para dar liquidez a un club que vivía ahogado por tres factores: la caída de ingresos fruto del covid-19, los salarios de una plantilla hinchada y poco rentable y una deuda muy elevada, de 1.173 millones. De hecho, el crédito de Goldman Sachs servía para refinanciar más de la mitad del pasivo.

Foto: Joan Laporta, presidente del FC Barcelona. (EFE)

Sin embargo, se desconocen las condiciones del crédito. Su tipo de interés, los plazos de amortización... Pese a que se ha requerido a los portavoces del club por las mismas. Fuentes financieras sí han apuntado que la garantía de dicho préstamo son derechos de televisión del club 'blaugrana' durante diversos años. Goldman está ahora en tratos con diversos inversores extranjeros para trocear este préstamo.

En la temporada 2018-2019, cuando el club aún estaba presidido por Josep Maria Bartomeu, se lanzaron cuatro emisiones de bonos por 200 millones con Pricoa, Baring, Allianz y Amundi, con un tipo de interés de entre el 2% y el 2,5%, una cifra que había ido al alza en los últimos tiempos de vida del activo por el incumplimiento de los 'convenants', es decir, de los condicionamientos financieros que debía cumplir el Barça como entidad emisora. Así que el crédito de Goldman Sachs le sirvió a Laporta para amortizar estas emisiones de bonos y librarse de esas rigideces. Pero tuvo que asumir otras, como tener que consultar con Goldman Sachs determinadas inversiones o gastos del club.

Foto: Escudo del FC Barcelona. (EFE)

Sin embargo, eso no reduce la deuda y no resuelve el problema de la falta de ingresos, ahora agudizado por la marcha de Messi, ya que ningún otro 'crack' de la plantilla tiene su capacidad de atraer patrocinadores o generar ingresos por 'merchandising'.

Banco de cabecera

Hace tiempo que Goldman Sachs se ha convertido en el banco de cabecera del club culé. El banco tiene comprometido otro préstamo para llevar a cabo el denominado Espai Barça, unas obras de remodelación del Camp Nou y su entorno, que se pagarán con otro crédito de 815 millones a amortizar en 30 años. Pero esta operación todavía no se ha formalizado, al no haber comenzado las obras por la falta de pulmón financiero de la entidad en medio de la crisis del coronavirus. Se trata de otra operación que pactó la junta de Bartomeu.

Goldman Sachs también se ha comprometido a financiar las obras del Espai Barça

Con la actual estructura de capital y las pérdidas afloradas al cierre de la temporada 2020-21, que Laporta cifró en 485 millones de euros, la situación financiera de la primera institución de Cataluña es muy delicada. Los ingresos no superarán los 700 millones al cierre de esta temporada. Y el club se ve incapaz de reducir su principal gasto, la masa salarial de su plantilla de jugadores.

La renovación de Rakuten

Rakuten es uno de los principales patrocinadores del FC Barcelona. La marcha de Messi también pilla al club en medio de la renovación de este contrato. Rakuten ha estado pagando 55 millones por temporada entre 2017 y 2021, al margen de variables por ganar diferentes campeonatos. El Barça cobró dos variables por las ligas de 2018 y 2019, lo que supuso tres millones más. Pero, sin Messi, esa cifra podría bajar de los 30 millones al año, según explican fuentes conocedoras de la negociación.

No es el único agujero en el área de los ingresos. Laporta se opone al pacto de CVC con LaLiga, alineándose con el presidente del Real Madrid, Florentino Pérez. Aquí, Laporta tiene el corazón dividido, ya que la empresa Mediapro es aliada de la LaLiga en este pulso porque quiere participar del nuevo negocio televisivo. Se da la circunstancia de que el fundador y accionista de Mediapro, Jaume Roures, es el principal avalista de la junta de Laporta, con 30 millones. Roures ya ha manifestado su disgusto de que Messi no haya renovado aprovechando las nuevas capacidades de endeudamiento que ofrecía el pacto con CVC. Pero el consejero delegado del FC Barcelona, Ferran Reverter, también se opone al acuerdo y por ahora ha impuesto su criterio al de Roures gracias al miedo del resto de avalistas. Un directivo de la junta, Jaume Llopis, ha dimitido acusando a Laporta de hacer seguidismo de la estrategia del presidente madridista.

Goldman Sachs se ha pillado los dedos con su crédito de 525 millones al FC Barcelona. La marcha de Leo Messi al Paris Saint-Germain pilla al banco de negocios estadounidense en el peor momento: intentando titulizar el crédito de 525 millones al FC Barcelona, algo que ya tenía pensado hacer cuando otorgó el préstamo el pasado mes de mayo, pero cuya ejecución coincide con el momento en que el club de futbol pierde su principal activo, del que dependían el 30% de sus ingresos, según explican fuentes financieras conocedoras de la operación. Esta es neutra para el Barça, pero la marcha del astro argentino dificulta las expectativas que tenía Goldman Sachs de colocar en parte este crédito a terceros y sacarlo de su balance con pingües beneficios.

Leo Messi Joan Laporta Josep Maria Bartomeu Mediapro Cataluña
El redactor recomienda