Si España no genera peligro, ¿por qué Adama Traoré no ha jugado un solo minuto?
  1. Deportes
  2. Fútbol
Su desaparición, un misterio

Si España no genera peligro, ¿por qué Adama Traoré no ha jugado un solo minuto?

El futbolista del Wolverhampton entró en la lista definitiva de Luis Enrique sobre la bocina para aportar un perfil desequilibrante. Sin embargo, aún no ha jugado ni un solo minuto

placeholder Foto: El extremo español burla el marcaje de su defensor y escapa a través de su potencia. (EFE)
El extremo español burla el marcaje de su defensor y escapa a través de su potencia. (EFE)

España lleva dos partidos consecutivos de Eurocopa estampándose contra el muro defensivo de Suecia (primero) y de Polonia (después) y, de paso, topando contra sus propias limitaciones. Aquellas que le susurran a la oreja que no cuenta con ningún futbolista lo suficientemente diferencial en el área rival. El gol es un problema enorme y no hay duda de que la Selección ha generado más de lo que ha convertido. Una falta de contundencia que ha hipotecado sus aspiraciones de liderar el grupo y que, incluso, amenaza con dejar fuera de los octavos de final al conjunto de Luis Enrique. Sin embargo, el gol, que brilla por su ausencia, no es el único hándicap que se le atraganta a la Roja. Sin profundidad ni desborde, España abusa de la horizontalidad y peca de escasez de desequilibrio.

placeholder El extremo español fue un puñal en su debut con España, octubre de 2020. (EFE)
El extremo español fue un puñal en su debut con España, octubre de 2020. (EFE)

Por eso resulta tan extraño comprobar cómo Adama Traoré, el mejor regateador de la pasada Premier League con el Wolverhampton (con 153 regates completados, 57 más que el segundo clasificado en ese campo, según el portal de datos Sofascore), no ha disputado aún ni un solo minuto. Es cierto que el canterano del Barça llegó con molestias a la concentración y eso le impidió estar al 100% en los entrenamientos previos al debut, pero se recuperó justo antes del duelo frente a Suecia. Desde entonces, España solo ha realizado 10 regates entre los dos encuentros. Un bagaje demasiado pobre si tenemos en cuenta que los dos rivales se agazaparon en su área en ambos encuentros.

Un puñal al espacio

"Es muy diferente al resto de jugadores que tenemos. Desborda como nadie en Europa. Hasta ahora, hemos tratado de desequilibrar a través de la asociación, pero un jugador así te puede generar ventajas en otras partes del campo", explicaba Luis Enrique en octubre de 2020 tras el estreno de Adama con España. "Ya habéis visto lo que es. Puro desborde. Los rivales tendrán que ponerle dos futbolistas encima, porque con uno no van a poder", añadía. Ahora, contra las cuerdas y sin electricidad ni sorpresa en ataque, el nombre de Adama Traoré vuelve a salir a la palestra. Su perfil como regateador puro a campo abierto es único en la plantilla. Y Ferran Torres, que lleva cero regates completados en toda la Eurocopa, no está cumpliendo con las expectativas.

Así lo ven dos excompañeros de Luis Enrique en la Selección española, Alfonso Pérez y Jorge Otero.

"Yo pondría a Adama Traoré en la banda derecha ante Eslovaquia. Con esa potencia y desborde que tiene, puede hacer mucho daño a equipos que se encierren atrás", desliza el histórico exdelantero del Betis. "Si tocas tanto de un lado a otro, es para hallar la superioridad en el lado contrario. Si Adama busca el uno contra uno con ventaja, sabes que se va a ir. Hay que aprovechar su talento desequilibrante", apunta Alfonso Pérez. Algo que mantiene el exlateral de Celta de Vigo, Betis o Valencia, entre otros. Nada como escuchar a quien más sufría este tipo de extremos para arrojar cierta luz sobre lo que significaría contar con un futbolista diferente.

"El extremo que recibe al pie es muy fácil de marcar porque mientras controla, llegan las ayudas del resto de compañeros. En cambio, si tú como lateral tienes la duda de si va a ir al espacio y te va a buscar la espalda o va a pedirla al pie... Ya te obliga a medir mucho más", cuenta el actual entrenador del Alondras gallego. Adama se encontraría un escenario radicalmente distinto del que suele disponer en Inglaterra, donde su equipo espera parapetado cerca de su área y basa su dispositivo ofensivo en contragolpes con muchos metros y espacio por delante. "Adama puede tener más dificultades contra un equipo muy replegado, porque necesita más espacio. Pero ¿y si les dejas salir un poco y aprovechas esos metros que dejen? Ahí sí que sería una buena solución", explica.

placeholder Parar a Adama Traoré es un desafío considerable. (EFE)
Parar a Adama Traoré es un desafío considerable. (EFE)

Alfonso refuerza la teoría: "Traoré rompería al espacio y aportaría una agresividad en el último tercio que ahora mismo no existe. Dejaríamos de ser tan previsibles". Y es que España —de la que el exmadridista Rafael Van der Vaart raja sin complejos: "Es horrible. Lo único que hacen es pasársela de un lado a otro, no tienen ni a un jugador que sepa dar un pase definitivo"— necesita una inyección de adrenalina en forma de regate y verticalidad. De genética privilegiada por su vigor a campo abierto, el excepcional atacante que todavía no ha utilizado Luis Enrique puede cambiar el robotizado fútbol español en las inmediaciones del área.

Adama no va a resolver de un plumazo el rompecabezas anotador de España (solo ha anotado tres goles y tres asistencias en 41 partidos que ha disputado esta pasada campaña en Inglaterra), pero sí que va a pisar línea de fondo continuamente en un sector derecho que bajó mucho su peligrosidad ante Suecia y colapsó ante Polonia. Desborde. Potencia. Amplitud y profundidad. Son características que van íntimamente ligadas al fútbol veloz y vertical del único extremo regateador con el que cuenta España. Es el momento de aprovecharlo.

Adama Traore Selección Española de Fútbol Eurocopa 2020
El redactor recomienda