Es noticia
Menú
El Barça aplasta al Ceuta con contundencia y un Lewandowski estelar en Copa del Rey (0-5)
  1. Deportes
  2. Fútbol
Ya esperan rival en cuartos

El Barça aplasta al Ceuta con contundencia y un Lewandowski estelar en Copa del Rey (0-5)

Los azulgranas firmaron un partido serio donde se adelantaron al filo del descanso y sentenciaron la eliminatoria nada más empezar la segunda parte

Foto: Lewandowski y Raphinha encarrilaron el encuentro. (Reuters/Jon Nazca)
Lewandowski y Raphinha encarrilaron el encuentro. (Reuters/Jon Nazca)

Un gol del extremo brasileño Raphinha al filo del descanso y otro de Robert Lewandowski al inicio de la segunda parte sirvieron para que el Barça consolidara su pase a los cuartos de final de la Copa. Ansu Fati anotaría el tercero en el minuto 70, Franck Kessié, el 0-4 en el 77, y Lewandowski, el 0-5 definitivo en el minuto 90. No hubo discusión posible. Los de Xavi Hernández, con solo Robert Lewandowski como titular respecto al equipo que presentó Xavi en la final de la Supercopa contra el Real Madrid, ganaron al Ceuta en el Estadio Municipal Alfonso Murube. El lleno absoluto de las gradas y la esperanza de superar a otro equipo de Primera División, como ya hiciera el conjunto local contra el Elche en la anterior ronda, sirvieron de gasolina a los ceutíes en un buen inicio que los azulgranas sofocaron poco a poco hasta aplastar al Ceuta.

El gol de Raphinha, con un golpeo ajustado al palo largo desde la frontal del área al que no llegó Tomás Mejías, aclaró el camino para el Barça. El segundo, de Lewandowski en el minuto 50 tras un error en la salida de balón local, acabó con todo intento de rebelión. Ansu, con un golazo, mataría el encuentro en el minuto 70 y confirmaría las buenas sensaciones de las últimas semanas. Kessié, uno de los mejores futbolistas del encuentro, también se llevaría su premio tras un gran pase de Raphinha que coronó con una potente llegada de segunda línea. Lewandowski firmaría un doblete en el 90 con otro extraordinario gol. El Barça se mostró contundente y sólido.

placeholder El polaco no perdonó. (Reuters/Jon Nazca)
El polaco no perdonó. (Reuters/Jon Nazca)

No sucedió demasiado en la primera parte. El Ceuta quiso intimidar al Barça con una puesta en escena agresiva y sólida. Los locales mordieron arriba, tratando de forzar el fallo en la salida de balón azulgrana. Estuvo a punto de lograrlo el delantero Rodri, cuando Eric García se durmió en la construcción del juego y este le robó la pelota... con falta tras cargarle por detrás. El Barça movía la pelota con velocidad de lado a lado y el Ceuta robaba y salía al contragolpe como un cohete. Xavi ponía cara de pocos amigos y el Ceuta estaba muy cómodo. Tendríamos que llegar al minuto 12 para que Héctor Bellerín, con un autopase en la banda, generase el primer acercamiento del Barça, que terminaría con un disparo flojo de Raphinha.

El Barça sufría para llevar el partido a su terreno en una guerra de guerrillas. Jordi Alba apareció por el sector izquierdo, junto a Ferran Torres, para desestabilizar a la zaga local. Los locales abortaron la situación de peligro. Pablo Torre, de los pocos futbolistas con creatividad en el terreno de juego, buscó algo distinto... pero no encontró socios por dentro. El Barça, con Eric García en salida de balón, siempre trataba de encontrar a Bellerín o Raphinha al espacio, con poco éxito. En el minuto 30, el Ceuta tuvo la ocasión más clara del encuentro, cuando Rodri remató, absolutamente solo, un centro de Ñito tras un saque de esquina que se fue al lateral de la red.

El Barça aprende la lección

Respondió el Barça con dos llegadas. Una de Raphinha para Lewandowski y Ferran Torres, a la que no llegó ninguno de los dos. Otra de Ferran Torres, cuyo mal control le hizo perder toda posibilidad de definir frente a Tomás Mejías. En el minuto 41, sin embargo, ya no habría más avisos azulgranas. Kessié tocó una pelota para Raphinha en la frontal, el brasileño soltó un disparo ajustado al palo largo y el portero ceutí reaccionó tarde y mal. El gol adelantaba a un Barça que ya se iría al descanso con tal ventaja. A la vuelta de vestuarios, Gavi entró por Pablo Torre.

placeholder Un festín goleador. (Reuters/Jon Nazca)
Un festín goleador. (Reuters/Jon Nazca)

Con la lección bien aprendida respecto al partido del Intercity, donde los culés tuvieron que ir a la prórroga tras dinamitar las tres veces que se pusieron por delante del marcador, salieron al ataque en la segunda mitad. No había espacio para especular. En el minuto 50, la presión alta del Barça se cobró un grave error de Robin con recuperación de Kessié. El centrocampista tocó para Lewandowski y el polaco, con suavidad, la coló por debajo de las piernas de Mejías. Pudo matar el partido definitivamente el Barça acto seguido. Kessié no acertó desde la frontal y Ferran Torres volvió a demostrar su bajo nivel de confianza.

Xavi decidió retirar al extremo español y dar minutos a Ansu Fati en su lugar. El técnico local, José Juan Romero, realizó un triple cambio con la entrada de Redondo, García y Julio por Ahmed, López y Adri, en busca de una reacción que no llegaría. Es más, Ansu Fati marcaría un golazo en el minuto 70 en una fantástica acción individual para acabar con cualquier tipo de intento de respuesta local. Solo siete minutos después, Kessié recogería un pase perfecto de Raphinha para cargar el área de segunda línea y coronar la goleada al Ceuta en el minuto 77. Lewandowski cerraría el partido en el minuto 90. El Barça ya está en los cuartos de final.

Un gol del extremo brasileño Raphinha al filo del descanso y otro de Robert Lewandowski al inicio de la segunda parte sirvieron para que el Barça consolidara su pase a los cuartos de final de la Copa. Ansu Fati anotaría el tercero en el minuto 70, Franck Kessié, el 0-4 en el 77, y Lewandowski, el 0-5 definitivo en el minuto 90. No hubo discusión posible. Los de Xavi Hernández, con solo Robert Lewandowski como titular respecto al equipo que presentó Xavi en la final de la Supercopa contra el Real Madrid, ganaron al Ceuta en el Estadio Municipal Alfonso Murube. El lleno absoluto de las gradas y la esperanza de superar a otro equipo de Primera División, como ya hiciera el conjunto local contra el Elche en la anterior ronda, sirvieron de gasolina a los ceutíes en un buen inicio que los azulgranas sofocaron poco a poco hasta aplastar al Ceuta.

FC Barcelona Robert Lewandowski Xavi Hernández
El redactor recomienda