Las trampas de Bale al Real Madrid: va de víctima y sufre para jugar con Gales
  1. Deportes
  2. Fútbol
listo para jugar con su selección

Las trampas de Bale al Real Madrid: va de víctima y sufre para jugar con Gales

Bale está acomodado y vuelve a fallarle al Real Madrid. Lo que sucede con el galés no es nuevo, pero no por ello deja de producir malestar en el club e indignación entre los aficionados

Foto: Gareth Bale sonríe en un entrenamiento con la Selección de Gales. (Reuters/John Sibley)
Gareth Bale sonríe en un entrenamiento con la Selección de Gales. (Reuters/John Sibley)

Gareth Bale señaló a Zidane de sus males deportivos, a los médicos y preparadores fisicos de sus lesiones y recaídas, a la afición de no reconocer sus méritos y a la prensa de inventarse historias con las que desprestigiarle. Jonathan Barnett, su agente, se ha quejado en varias ocasiones a Florentino Pérez de la existencia de una campaña en contra de su jugador y le pone como un buen ejemplo: no da problemas y tiene un excelente comportamiento. “Hay que besar por donde pase Bale”, dice el representante.

Con este papel de víctima, el galés conseguía que el presidente no perdiera la confianza y creyera que era un líder del Real Madrid. No ha cambiado nada. No está Zidane, ni Solari, al que tampoco le encajaba el galés, tampoco los preparadores físicos, cambiaron los médicos… Le ha defendido la afición por creer que había una campaña de desprestigio. Bale sigue siendo el mismo en la segunda etapa de Carlo Ancelotti. Tras más de 50 días lesionado llega a tiempo para irse con Gales y a Ancelotti no le queda más remedio que decir que “si juega allí tendrá ritmo”.

Foto: Imagen de las obras del estadio Santiago Bernabéu. (EFE)

Son las trampas del ‘Expreso de Cardiff’. “En el Madrid hay un mejor ambiente para mí este año”, declaró en la ‘BBC’ de su país cuando se fue Zidane y llegó Ancelotti. Gareth Bale está acomodado y vuelve a fallarle al Real Madrid. Lo que sucede con el galés no es nuevo, pero no por ello deja de producir malestar en el club e indignación entre los aficionados. El galés es sospechoso de anteponer su Selección al club que le paga el salario más elevado de la plantilla (15 millones de euros netos). Pasa largas temporadas lesionado, entrenando al margen de los compañeros, sin jugar con el Real Madrid y cuando llega el calendario de Selecciones aparece el milagro.

La guerra con los médicos

¿Es para sentirse engañados con Bale? Está en la convocatoria de Rober Page, el seleccionador galés que le necesita para dos partidos decisivos (Bielorrusia y Bélgica) en los que está en juego una plaza de repesca para la clasificación para el Mundial de Qatar. El seleccionador, además, se permite decir que tendrán informados a los médicos del Madrid sobre el estado del jugador. Como si en el club blanco no conocieran, con la guerra que han dado sus problemas físicos, qué le pasa a Bale. A lo mejor hay algo más que un problema de salud y trasciende al de ser un caradura. “Se trata de confiar el uno con el otro”, declara el seleccionador. El jugador dice que le vendrá bien estar con su Selección para acelerar su puesta a punto.

placeholder Bale se lleva las manos a la cara tras una jugada. (Reuters/Susana Vera)
Bale se lleva las manos a la cara tras una jugada. (Reuters/Susana Vera)

Si Bale no se está riendo del Real Madrid, lo parece. Es mucha casualidad que sí esté apto para irse a intentar jugar con galés con dos entrenamientos con el resto de jugadores. Desde el 10 de septiembre estaba de baja. Tampoco es la primera vez que sucede este tipo de situación en la que no está apto para competir con el Madrid y sí dispuesto a forzar para jugar con Galés. Por eso, en el club no se llevan las manos a la cabeza ni hacen caso a su representante, el mismo que criticó con dureza a Zidane porque no le ponía.

El problema que tiene el Real Madrid con Bale es que lleva desde 2018 viviendo de lo bueno que hizo en partidos importantes. En su última temporada de contrato también le va a salir caro a Florentino Pérez porque la dinámica es la misma. Jugar con Galés es innegociable. El presidente tiene que estar contando los días para quitarse de encima a un futbolista que ha defendido con uñas y dientes cuando se discutía la fragilidad muscular y su actitud de apatía. El tiempo pone en su sitio al galés. A Bale le han sobrado los tres últimos años en el Real Madrid y en el pasado, cuando jugó cedido en el Tottenham, tocó pagar la mitad de la ficha para no sacar nada en claro. Ni pudo traspasarlo ni encuentra más compromiso.

Reincidente

El galés vuelve a clavar los plazos para no perderse las citas con el equipo de su país, algo que produce hartazgo en el Real Madrid porque es reincidente. Bale entrena en Madrid y juega con Gales. Es la situación que vivía el futbolista en la segunda etapa de Zidane, donde el francés y el galés habían roto su comunicación y el pulso lo acabó ganando el entrenador. Zidane ganó la Liga del confinamiento sin contar con Bale.

Con Ancelotti empezó la temporada de titular y lleva dos meses en el dique seco recuperándose de esa lesión que se produjo en el primer entrenamiento, tras volver con su Selección, en el Bernabéu. El día del regreso al estadio contra el Celta se lo perdió y ya no hubo manera de que adelantara los plazos para estar disponible con el Real Madrid

Foto: Carlo Ancelotti protesta durante el partido contra el Shakhtar. (EFE)

Bale se dosifica con el Madrid y lo da todo con Galés. Ni fuerza con el equipo que le paga ni oculta que su prioridad es estar fresco y bien preparado para ser un líder con el equipo de su país. Lo que no ha conseguido ser cuando le pidieron que asumiera responsabilidades tras la marcha de Cristiano Ronaldo. Lo que sí está haciendo Vinicius. Ni está ni se le espera a un jugador que no va a dejar ni un euro cuando se vaya del club como sí hizo Cristiano Ronaldo. El error con Bale, conociéndole, fue no haberle vendido cuando se conocía su historial de lesiones y existió la oportunidad de fichar a un joven Mbappé que se acabó yendo al PSG.

Gareth Bale
El redactor recomienda