Vinícius no es Mbappé, pero maravilla en el Madrid y Ancelotti ve en él a "un fenómeno"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Segundo máximo goleador de LaLiga

Vinícius no es Mbappé, pero maravilla en el Madrid y Ancelotti ve en él a "un fenómeno"

El delantero brasileño se ha hecho con un puesto en el equipo titular y atraviesa su mejor momento anotador desde que llegó a la capital. Es el atacante más peligroso al espacio

placeholder Foto: Nacho Fernández felicita a Vinícius Júnior en la celebración del 3-2. (Reuters)
Nacho Fernández felicita a Vinícius Júnior en la celebración del 3-2. (Reuters)

El Real Madrid cerró uno de los mercados más esperados por el aficionado blanco sin la llegada de Kylian Mbappé. Fue una decepción enorme y parecía evidente que al conjunto de Carlo Ancelotti le faltaba una potencia de fuego mayor en el último tercio del campo. Estaba Karim Benzema para sostener la capacidad goleadora del nuevo proyecto y la esperanza en el horizonte de que Gareth Bale y Eden Hazard dieran un paso al frente. Sin embargo, quien ha aparecido para acompañar al goleador más voraz que ha emergido en el Madrid después de la marcha de Cristiano Ronaldo a la Juventus ha sido Vinícius Júnior. En el mejor inicio anotador desde que aterrizase en el Santiago Bernabéu (cuatro goles en cuatro jornadas), el joven extremo brasileño se ha apoderado de la banda izquierda hasta convertirse en un fijo para el entrenador italiano.

placeholder Vinícius ha ganado serenidad frente al portero. (Reuters)
Vinícius ha ganado serenidad frente al portero. (Reuters)

Lo sostienen los números y también su determinación frente a la portería rival. Vinícius Júnior es el segundo máximo goleador de LaLiga con cuatro tantos, justo por detrás de Karim Benzema. O lo que es lo mismo, ya ha superado su mejor registro liguero (tres goles). Ahora anota un gol cada 55,5 minutos de partido. Hay más datos que explican su evolución goleadora (ha marcado cuatro goles de los siete disparos que han ido entre los tres palos). A sus 21 años, el extremo sudamericano atraviesa un momento dulce donde está pletórico de confianza y cuenta con el apoyo de un cuerpo técnico que ve en él a “un fenómeno”.

Ha ganado tranquilidad en la definición

El brasileño se lo está devolviendo de la mejor forma posible: con velocidad y amenaza al espacio (algo de lo que adolecía la plantilla cuando él no estaba sobre el campo) y con goles. La que en el pasado había sido su gran asignatura pendiente se ha convertido en una de sus principales virtudes sin que ese desarrollo afecte en su capacidad de desequilibrio (es el jugador con más regates completados en LaLiga, 15). No, Vinícius no es ‘otro jugador’. Es el mismo de siempre, pero con una mejor toma de decisiones y una serenidad diferente frente al portero, resultado de un periodo de maduración donde sufrió grandes críticas a pesar de ser un juvenil y salió vencedor.

placeholder Vinícius se lanzó a la afición para celebrar su gol ante el Celta de Vigo. (Reuters)
Vinícius se lanzó a la afición para celebrar su gol ante el Celta de Vigo. (Reuters)

La presión resistida solo ha hecho que reforzar su fútbol y su creencia de que el Real Madrid es el club donde triunfará. La mentalidad positiva que siempre demostró (aún en esos momentos donde parecía estancarse) y su personalidad arrolladora que le instiga a intentarlo una y otra vez han hecho el resto. "Lo que ha cambiado por encima de todo es la confianza de Ancelotti en su figura como jugador. Le pone por delante de Hazard y le da más minutos", deslizan desde el entorno del jugador. Además, también destacan el crecimiento físico de Vinícius y los sacrificios del jugador, donde es habitual verle quedarse trabajando hasta más tarde en las instalaciones blancas, como hizo ante el Celta.

"Su momento actual es consecuencia de todo el trabajo que lleva haciendo desde que llegó al club. Es un jugador muy dedicado y está decidido a mejorar. Siempre fue así a pesar de salir de Brasil muy pronto y con ciertos 'defectos de fábrica', pero ahora es mucho más maduro y físicamente está más preparado", apunta su entrenador en el fútbol base de Flamengo desde 2012 hasta 2016, Zé Ricardo. Esos detalles por pulir también los radiografió Ancelotti a inicio de temporada: "Tiene calidad en el uno contra uno, para marcar goles le he dicho que es muy difícil marcar tras muchos toques. Hay que marcar en uno o dos toques, y eso ha hecho en su gol", confesó el preparador transalpino al finalizar el encuentro contra el Deportivo Alavés.

Foto: Carlo Ancelotti con gesto de preocupación tras un gol del Celta. (Efe)

Por su parte, el actual preparador del Qatar SC de la primera división qatarí valora el impacto del futbolista en una Liga que se caracteriza por el pase en corto y las combinaciones para marcar goles: "Vinícius es muy diferente al resto de jugadores. Ataca la diagonal, lanza desmarques muy profundos a la espalda de los zagueros y encara al lateral todo el rato", apunta el preparador. Y destaca la confianza que emana de su juego: "Tiene mucha velocidad, técnica y verticalidad. Es un chico que escucha mucho a los entrenadores. Aquí (en Flamengo) ya hacía un trabajo específico de finalización, pero ahora se ve en su manera de encarar en el uno para uno, algo que siempre fue su marca registrada, y en su definición, lo que más le costaba en Brasil".

Zé Ricardo augura que el crecimiento de Vinícius le llevará a ser "uno de los mejores 10 atacantes del mundo" por sus capacidad atlética y su margen de mejora. "Está ayudando mucho al club. Mbappé es un monstruo del gol, pero Vinícius lo tiene todo para ser un gran atacante y formar una sociedad demoledora con Karim Benzema". Precisamente, fue Karim quien volvió a recalcar tras el encuentro que el delantero sudamericano "es un fenómeno. Es muy bueno y yo hablo mucho con él, le doy consejos porque sé lo que está pasando. Nos ayuda mucho y es un gran jugador".

placeholder Benzema abraza a Vinícius tras su gol. (Reuters)
Benzema abraza a Vinícius tras su gol. (Reuters)

Vinícius empezó el curso siendo suplente ante el Deportivo Alavés y sentenciando el encuentro en la segunda parte. Ante el Levante, con un partido donde el Madrid necesitaba un electroshock ofensivo, entró y revolucionó el duelo por completo con un doblete y la expulsión del guardameta local, Aitor Fernández, tras cabalgar al espacio. Contra el Betis, peligro constante durante 78 minutos hasta salir sustituido. Una jugada de fantasía pegada a la línea de cal que Benzema no pudo culminar, un movimiento de arrastre para provocar la asistencia de Benzema a Carvajal y un foco de peligro al contragolpe. Y, en el estreno del nuevo Santiago Bernabéu, un terremoto ofensivo autor del 3-2 que significaba la remontada y el penalti del 5-2 que transformó Benzema.

Real Madrid Vinicius Junior Karim Benzema
El redactor recomienda