los recortes se han hecho oficiales

El alivio de Florentino Pérez con la rebaja de sueldos en el Real Madrid del 10 al 20%

Las primeras plantillas de fútbol y baloncesto firman un acuerdo de rebaja voluntaria en su retribución para este año entre el 10% y el 20%. Florentino reduce los gastos ante la falta de ingresos

Foto: El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en una imagen de archivo. (EFE)
El presidente del Real Madrid, Florentino Pérez, en una imagen de archivo. (EFE)

Había quien pensaba que era imposible que uno de los empresarios más importantes de España no fuera capaz de resolver el asunto de las rebajas salariales en un club de fútbol. Asunto resuelto. Por fin, hay acuerdo. Las primeras plantillas de fútbol y baloncesto firman un acuerdo de "rebaja voluntaria en su retribución para este año entre el 10% y el 20% en función de las circuntancias que puedan afectar al cierre de la presente temporada". Es lo que refleja el comunicado oficial del club. Florentino Pérez ha vuelto a comprobar que vive en dos mundos diferentes. Pese a que la institución se muestre agradecida y orgullosa. No tiene nada que ver ACS con el Real Madrid. Los empleados se rigen por otras reglas que, evidentemente, están marcadas por el poder y la fama que tienen los segundos. Los futbolistas, como todas las personas, cuanto más dinero tienen más quieren. Ha costado. Y en una situación como los daños que provoca el coronavirus en las cuentas del club demuestran su fuerza o capacidad de resistencia en la negociación de una rebaja salarial.

El fútbol. Ese espectáculo que sirve para ilusionar y entretener a millones de aficionados y que tiene entre ellos un elevadísimo porcentaje de madridistas. Una fábrica de pasiones y de dinero que se encuentra parada. Un deporte, al fin y al cabo, que es de lo menos importante (se podría decir que prescindible) en tiempos de pandemia. Cuando haya que iniciar la desescalada para ir recuperando la normalidad seguirá ocupando uno de los lugares más bajos en la preocupación de los españoles. Pero en lo más sencillo se presentan las dificultades. ¿Cómo hacer ver a las estrellas de este deporte que mientras no haya ingresos sus sueldos se ven perjudicados? ¿De qué manera se le puede tocar el bolsillo a un futbolista del Real Madrid? Los futbolistas han tenido que ceder.

Toni Kroos saluda a la afición en un partido del Real Madrid. (Efe)
Toni Kroos saluda a la afición en un partido del Real Madrid. (Efe)

Florentino Pérez se encuentra con un nuevo escenario. Aplica la rebaja salarial. Pero ha tenido que esperar a que se ponga de acuerdo la plantilla. El presidente necesitaba comprobar si los futbolistas dan el paso y se mostraban comprensivos con las pérdidas económicas derivadas de la falta de ingresos.

Una quita de 35 o 60 millones de euros

No había otra opción. Pero en el Real Madrid sí permanecía abierto el debate, como se puede deducir de las palabras de Toni Kroos. “Una bajada de sueldo es como una donación en vano para el club”, es la postura del centrocampista alemán. Defiende su derecho a que no le toquen el salario y ayudar en esta crisis a quien él crea conveniente. Entiende que la ayuda al club no es urgente y elige otras formas de ser solidario. Se puede ser ambas cosas. Comprensivos con las pérdidas de tu empresa y generoso con los desfavorecidos. Kroos se lo puede permitir. Pero está en la línea de los que creen que el Rea Madrid (como es tan grande y está saneado) no tiene necesidad de un plan de viabilidad.

Sea cual sea el final de la temporada, las finanzas del Real Madrid se resentirán. El daño será más grave si no se pueden acabar las competiciones. Es algo que no se pueden imaginar en el club por el fuerte impacto, como en el resto de entidades deportivas, que generaría en el presupuesto. La rebaja salarial era necesaria. Un balón de oxígeno. La plantilla de baloncesto llegó más rápido al acuerdo que los futbolistas. Estamos hablando, en términos numéricos, de una quita en la masa salarial de los futbolistas que iría de 35 millones de euros, si vuelven la Liga y la Champions, a unos 60 millones de euros si se da por acabada la temporada.

Estirar la negociación tampoco era conveniente para los futbolistas del Real Madrid. Pensaban que Florentino se podría hacer cargo con algún tipo de estrategia bancaria o presupuestaria. Se han ido sumando las plantillas de los grandes clubes de fútbol a la aceptación de un recorte salarial. El último era el Sevilla que, al igual que el Barcelona, les afecta en una reducción del 70% en sus sueldos mientras dure la crisis del coronavirus. Y pese al optimismo que floreció en palabras de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, de un inicio de salida el 26 de abril, hay que darle más importancia a la opinión del ministro de Sanidad, Salvador Illa, que toma precauciones y advierte: “Estamos en fase dura”. Así que ya sabían a lo que atenerse en la plantilla del Real Madrid. Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla, entre otros muchos clubes, pagan los daños de la crisis entre todos (no se libran los jugadores). Florentino esperaba que los suyos arrimaran el hombro. Es otra forma de tirar del carro.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios