a la plantilla se le pide una renuncia

El sacrificio que se le pide a Sergio Ramos y el milagro que no puede hacer el Real Madrid

Las secuelas económicas que provoca la crisis del coronavirus obliga al capitán del Real Madrid a dar un paso al frente. El parón de la competición y la falta de ingresos va para largo

Foto: El capitán Sergio Ramos durante el partido del Real Madrid contra el Betis en el Benito Villamarín. (EFE)
El capitán Sergio Ramos durante el partido del Real Madrid contra el Betis en el Benito Villamarín. (EFE)

El foco del ERTE y las medidas de reducción de costes en el Real Madrid están sobre Sergio Ramos. El capitán tiene la presión de deshojar si van de la mano con la problemática financiera del club o siguen aislados. No está cuestionada la gestión de Florentino Pérez como sí sucede con Josep María Bartomeu. El primero sale, incluso, fortalecido por haber sido previsor y estar capeando la crisis del coronavirus. Las cuentas de Florentino resisten. El plan de liquidez (con 155 millones de euros en tesorería) hace sus funciones de oxígeno. Bartomeu, en cambio, tuvo que intervenir con urgencia. “Desde el 14 de marzo no tenemos ningún ingreso”, confiesa el dirigente azulgrana. El drama del Barcelona no es el del Real Madrid. Pero cada día que pasa aumentan las presiones de los que esperan que el capitán, como portavoz de la plantilla, imite el ejemplo de Leo Messi en el Barcelona.

Hay que arrimar el hombro y hacerse cargo de las graves pérdidas que soportan y, de momento, sortean las cuentas de Florentino Pérez. Pero no se engañen. El presidente del Real Madrid tampoco hace milagros por mucho que se le reconozca su habilidad de calculador. Si el pozo no tiene agua, hay que buscarla en otra parte. El pozo está en los salarios de los futbolistas. Las secuelas económicas que provoca la crisis del coronavirus obliga al capitán del Real Madrid a dar un paso al frente. Ramos, que esta semana ha cumplido los 34 años y lo ha celebrado en su confinamiento domiciliario, tiene la responsabilidad de implicarse con los otros tres capitanes (Marcelo, Benzema y Varane) y hacer números. ¿Hasta qué parte de sus salarios están dispuestos a renunciar?

Florentino Pérez conversa con Casemiro, Fede Valverde y Arbeloa en un acto de un patrocinador. (EFE)
Florentino Pérez conversa con Casemiro, Fede Valverde y Arbeloa en un acto de un patrocinador. (EFE)

El ejemplo y las comparaciones son inevitables. Más si se hace viral una portada de ‘L’Equipe' por haber disfrazo a Leo Messi del Che Guevara. Messi es el salvador. ¿Y Sergio Ramos? En el Barça, los jugadores renuncian al 70% de sus ingresos mientras dure el parón de la competición (aunque sea a regañadientes y Bartomeu lo disfrace como un gesto de generosidad) y además suman una aportación de un 2% adicional para asegurar el sueldo del resto de los empleados. Los ricos al rescate de los más débiles. Lo mismo sucede en otros puntos de Europa. Cristiano Ronaldo va sufrir una quita de 3,8 millones de euros. Todos los jugadores de la Juventus tienen que renunciar al cobro de los meses de marzo, abril, mayo y junio. Hasta en el Bayern de Munich, un club saneado, se pone como modelo de equilibrio presupuestario y sucumben a los efectos de la crisis.

La UEFA dice que va para largo

¿A qué esperan los jugadores del Real Madrid para anunciar una rebaja de sus salarios? ¿A un milagro de Florentino Pérez? ¿A que la FIFA anuncie un plan de rescate global? El organismo del fútbol internacional estudia un 'plan Marshall'. ¿A que la Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) defienda sus derechos? La UEFA comunica en su reunión de este miércoles que el parón va para largo. Veremos si se puede jugar en junio. Los sueldos en el Real Madrid no son tan elevados como los del Barcelona. Pero en esta crisis hay más clubes españoles (también saneados) con fichas más bajas que van directos al ERTE. Es el caso del Athletic de Bilbao. La aportación de los futbolistas del Barcelona supone un ahorro de unos 16 millones de euros. No hay otra solución a corto plazo que tocar los sueldos de los que más ganan en el fútbol para sobrellevar los problemas financieros. Hasta la plantilla del Barcelona de baloncesto, que ofreció resistencia, han tenido que ceder. Lo mismo le sucederá a los de Pablo Laso.

Cada día que pasa se hace más complicado para Florentino Pérez atisbar un horizonte que le permita calcular los daños que ocasiona esta crisis a las cuentas del club. Crece el pesimismo, todavía más, cuando se escucha de boca del empresario Jaume Roures, administrador de Mediapro, que la Liga puede no comenzar hasta el mes de julio. El escenario podría ser más perjudicial cuando habla (en la Cope) de que los partidos se disputarían sin público (cero ingresos de taquilla y todo el mercado que hay alrededor). Con que se diera un solo caso de rebrote del coronavirus en uno de los partidos habría que volver a suspenderla. De esta odisea no se libra el Real Madrid, que trabaja con discreción su plan de actuación y en el que cada día que pasa pone entre la espada y la pared a Sergio Ramos, como capitán, para asumir una rebaja generalizada de los sueldos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios