Aprilia le busca sustituto

La sanción a Andrea Iannone, el piloto de MotoGP que tuvo asco de los españoles

La Federación Internacional de Motociclismo le ha suspendido finalmente con 18 meses por su positivo por esteroides. Controvertido, tuvo un choque muy sonado con Pol Espargaró en 2009

Foto: Andrea Iannone, con la Aprilia en Silverstone la temporada pasada. (Reuters)
Andrea Iannone, con la Aprilia en Silverstone la temporada pasada. (Reuters)

La Federación Internacional de Motociclismo (FIM) ha suspendido finalmente a Andrea Iannone, piloto de Aprilia, con 18 meses para la práctica de cualquier deporte tras su positivo por esteroides en Malasia el pasado 3 de noviembre. El castigo para el italiano empezó a contar el 17 de diciembre, cuando se le comunicó el positivo, por lo que no podrá regresar a las pistas hasta junio de 2021. A Iannone ya sole le queda el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en francés), parado por el coronavirus, como posible vía de escape.

El mal para Iannone podía haber sido mayor. La sustancia hallada en su orina, esteorides androgénicos anabólicos, favorece un mayor desarrollo muscular y un aumento de la fuerza, lo que podría haberle dado cierta ventaja en carrera. La acusación pedía cuatro años para él, pero el comité de disciplina ha considerado los argumentos del de Vasto, que relacionó su positivo al consumo de alimentos en mal estado durante la gira asiática de MotoGP. El comité no le exonera, pero de esta manera admite su no intencionalidad.

A Iannone ya se le anularon sus resultados en las dos últimas citas del año y se perderá la temporada 2020 (si es que empieza) y la mitad del siguiente curso, aunque para 2021 no tenía renovado su contrato. Cuando vuelva tan solo tendrá 32 años, pero el castigo supone prácticamente el fin de su trayectoria en MotoGP porque su imagen ya ha quedado seriamente comprometida. Aprilia, a la que el órgano echa en cara no haberle supervisado, dice que le apoyará hasta el final del proceso, aunque ya trabaja para buscarle un sustituto. "A la luz de las motivaciones escritas por los jueces, Andrea tendría que haber sido absuelto, pero esta situación nos da esperanza de cara a la apelación, que esperamos sea rápida. Queremos que Andrea vuelva a subirse a su RS-GP", asegura Massimo Rivola, CEO.

Riñas y enfrentamientos

Iannone completó el año pasado su séptima temporada en la máxima categoría del motociclismo, la primera en Aprilia, donde recaló tras pasar anteriormente por Ducati y Suzuki. Su temporada fue muy discreta, terminando en la 16º posición del campeonato tras sumar solo 42 puntos, por detrás de su compañero de equipo. Talentoso, nunca pudo ganar un mundial, pero fue tercero durante tres años seguidos en Moto2 antes de dar el salto. Su mejor actuación en MotoGP, Austria 2016, donde consiguió su única victoria en la máxima cilindrada, la primera de Ducati tras seis años de sequía.

Aquel triunfo disparó su popularidad, pero su potencial no terminó de cuajar. De hecho, en los últimos años a Iannone se le veía estancado. Sus buenas maneras se fueron diluyendo al mismo tiempo que incrementó su presencia en 'realities' televisivos de su país. De fuerte carácter, al '29' se le conocen pocos amigos en el 'paddock'. Ha tenido choques con muchos, pero ninguno como el que protagonizó con Pol Espargaró en el GP de San Marino del 2009, cuando los dos aún corrían en 125cc. Allí el transalpino se llevó por delante al catalán en la última curva, cuando ambos se disputaban la victoria. Lejos de arrepentirse por el incidente, Iannone le propinó un cabezazo a Pol cuando este fue a pedirle explicaciones y en declaraciones posteriores afirmó: "Yo no le he tocado porque me da asco, los españoles son así".

A Iannone aquel episodio le persiguió durante años, pero consiguió dejarlo atrás. Cómo es la vida que el transalpino compartía ahora box con su hermano mayor, Aleix Espargó, en Aprilia. Una relación fría, pero cordial que este mes de marzo saltó por los aires. Andrea volvió a meterse en un jardín, encontrándose ya suspendido, cuando se atribuyó el mérito del gran paso adelante de la moto para este 2020. La respuesta de Aleix no se hizo esperar: "Ha sido súper irrespetuoso. He tenido muchos compañeros de equipo y nunca tuve un problema con nadie. Lo que Andrea dijo ayer, para mí, es el final de nuestra relación. Fue una falta de respeto a mi trabajo, el de ingenieros y mecánicos".

"Todos sabemos cómo es Andrea, yo seguiré con mi estilo de vida y él que siga con el suyo. El futuro decidirá”, concluyó el de Granollers. Ambos limaron asperezas posteriormente, cuando el italiano se disculpó a su manera, pero todo indica que no volverán a compartir garaje. "Al recibir la noticia me he sentido golpeado porque sinceramente no esperaba la sanción, pero no puedo evitar verlo de una manera positiva ya que se reconoce mi inocencia al hablar de contaminación alimentaria involuntaria", comentó el piloto a Sky. A pesar de esto, su futuro no parece que pase por MotoGP.

Motociclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios