GRAVES INSULTOS Y CRÍTICAS EN REDES SOCIALES

Por qué los deportistas faltan tanto al respeto a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Desde un comedido Fernando Alonso a un irreverente García Calvo, pasando por Reina, Feliciano, Alfonso Reyes. "Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto"...

Foto: Feliciano López celebra el paso de España a la final de la Copa Davis. (EFE)
Feliciano López celebra el paso de España a la final de la Copa Davis. (EFE)

La pandemia no confina los improperios: "¡Eres escoria, Pablito! Puto demagogo y embustero". "Hasta los huevos de escuchar tanta falsedad y mentira continua de todos los políticos". “¡Aburres, Pedrito!". "¿Pero qué cojones es lo que hace tanta gracia? ¡Ya está bien!". "Ratas desalmadas a los que la vida pondrá en su sitio tarde o temprano". Cualquiera que navegue por sus aguas sabe que este tipo de comentarios soeces e irrespetuosos son de lo más habitual en las redes sociales. Sobre todo los que se hacen desde el anonimato. Aunque, claro, lo que no es normal es que lleven la firma de deportistas o exdeportistas famosos. A cara descubierta y aun a sabiendas de la que les puede caer por decir lo que piensan.

“El político debe ser capaz de predecir lo que va a pasar mañana, el mes próximo y el año que viene, y de explicar después por qué no ha ocurrido”, dijo Winston Churchill, primer ministro del Reino Unido entre 1940 y 1945. “He llegado a la conclusión de que la política es demasiado seria para dejarla en manos de los políticos”, añadió Charles de Gaulle, presidente de Francia entre 1944 y 1946. “La política debería ser la profesión a tiempo parcial de todo ciudadano”, sentenció Eisenhower, presidente de Estados Unidos entre 1953 y 1961.

["Escoria, p... demagogo": los graves insultos del exfutbolista García Calvo a Pablo Iglesias]

Sin embargo, quizá la frase que mejor nos sirva para intentar explicar las irreverentes críticas que los gobernantes españoles están recibiendo por parte de numerosos deportistas por su gestión de la crisis sanitaria, económica y social provocada por la pandemia del coronavirus sea una del científico y escritor alemán Georg Christoph Lichtenberg: “Cuando los que mandan pierden la vergüenza, los que obedecen pierden el respeto”. Y es que evidentemente las cosas pueden gestionarse bien o mal, mejor o peor, y más en una situación de excepción como la que vivimos, pero sin intentar engañar, manipular o tomar el pelo a la gente. Sobre todo cuando la mayoría se encuentra confinada en sus casas y el resto, ingresado en los hospitales o jugándose la vida en la primera línea de la lucha contra el Covid-19.

"¡¡Eres escoria, Pablito!! Puto demagogo y embustero. ¡¡Besa la bandera y no te limpies con ella, pedazo de mierda!!". En estos términos se refirió el exfutbolista García Calvo al vicepresidente del Gobierno, Pablo Iglesias, en una 'storie' de Instagram, mensaje que acompañó con la canción 'Idiota', de Los Ronaldos. "Hasta los huevos de escuchar tanta falsedad y mentira continua de todos los políticos de España para ponerse su medalla sabiendo que venía una pandemia mundial y no han movido ni un puto dedo y cada día va a peor por su puta incoherencia e incompetencia”. Esto fue lo que escribió otro exfutbolista del Real Madrid como Iván Campo en su cuenta de Twitter tras escuchar al presidente del Gobierno.

"¡¡Es realmente una vergüenza!! Están haciendo el ridículo día tras día... ¡¡INCREÍBLE!!", escribió Pepe Reina en Twitter junto a un mensaje del político Toni Cantó en el que este criticaba las respuestas de los especialistas del Gobierno a una comparecencia. Más comedido que el portero del Aston Villa, además de internacional con la Selección española, fue el ahora delantero del Granada, Roberto Soldado, quien tras ver un nuevo discurso de Sánchez por televisión comentó. "¡Aburres, Pedrito! Los datos ya los sabemos y lo que están haciendo los ciudadanos, también. Buenas noches".

Alfonso Reyes, presidente de la asociación de baloncestistas españoles.
Alfonso Reyes, presidente de la asociación de baloncestistas españoles.

El 'paciente' Alfonso Reyes

Pocas horas antes de recibir el alta tras estar ingresado por coronavirus en el Hospital Puerta de Hierro, Alfonso Reyes criticó la intervención del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, quien entre risas bromeó con que el 8 de marzo él estuvo en la Mascletá de las Fallas. "¿Pero qué cojones es lo que hace tanta gracia? Ya está bien", protestó el exjugador de baloncesto y actual presidente del sindicato de jugadores de este deporte.

También dos tenistas como Feliciano López y Fernando Verdasco han lanzado estos días mensajes contra las actuaciones del Gobierno. "No doy crédito a lo que ven mis ojos", escribió Verdasco mientras compartía un vídeo de Vox sobre unas declaraciones del portavoz del Ministerio de Sanidad, Fernando Simón. Más duro, aunque sin referencias concretas, fue Feliciano. "Ratas desalmadas a los que la vida pondrá en su sitio tarde o temprano. Ojalá sea pronto, porque gente tan despreciable solo aporta odio en este mundo. Situaciones como esta sacan lo mejor de muchos, pero también lo peor de algunos, desgraciadamente".

"Estoy preocupado por mi madre, porque tiene 90 años y está en una residencia en Madrid", comentó este martes Míchel en la Cadena COPE. El exjugador del Real Madrid y ahora entrenador de los Pumas de México también fue crítico con Sánchez e Iglesias. "Te preocupa cuando hay cambios de rumbo en el Gobierno y ves que hay 15.000 sanitarios infectados a los que no les han protegido. Hay incapacidad y falta de humildad por reconocer errores. Nadie esperaba esto en el mundo, pero para esto se hacen gobernantes, para buscar soluciones".

Cabe recordar que uno de los primeros deportistas que se 'mojaron', también de manera crítica, fue Fernando Alonso, quien se refirió a la gestión de la crisis en su cuenta de Instagram. "Me quedo de piedra, que reaccionaremos según evolucione la emergencia sanitaria (va a ser diferente en España). Que evite salir a la calle la gente con síntomas... Los demás, ¿al parque? ¿A los bares?... Que cada comunidad autónoma decida... No se pillan los dedos ni queriendo", escribió el piloto asturiano.

Lo decía el filósofo Fernando Broncano la semana pasada en El Confidencial: "La frase 'saldremos de esta' no es que sea mala, es que acude a un tópico que se vacía rápidamente de significado. Entre otras cosas porque es seguro que saldremos, el problema es saber cómo". Y esto es, además de la tragedia de la muerte de miles de personas, lo que más hace perder los nervios a los ciudadanos, entre los que por supuesto se encuentran los deportistas. "A mí, lo que de verdad me preocupa es cómo reaccionará la gente el día que acabe, porque las consecuencias van a ser gravísimas", dijo hace unos días el mencionado Feliciano López, quien también opina: "No veo gente preparada para afrontar una situación así, y no estoy hablando de un partido en concreto".

Huelga decir que es reprobable perder las formas, especialmente como ha hecho García Calvo. Pero tampoco es de recibo que Pablo Echenique saliera al paso y asegurara que "revela un patrón más general que define el fenómeno de la ultraderecha". Si siguen así, subirá el precio del pan. Ya está bien, déjense de ideologías, la mayoría embotadas y un 'negocio' para quienes viven de ellas y no para ellas, con las que adoctrinar a la gente para que no piense y solo prejuzgue. Los ciudadanos solo quieren soluciones, no mítines. Hechos y no el habitual postureo que tanto hace perder de vista lo realmente trascendental o relevante. Aquello que este maldito virus nos está inculcando y ya veremos si somos capaces de aprender.

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
94 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios