el alemán no quiere bajarse el sueldo

La desafortunada barbaridad de Toni Kroos con la que está cayendo por el coronavirus

No queda claro, o sí, si el alemán es partidario de ayudar al club para que las pérdidas no sigan creciendo cuando no hay ingresos. Kroos demuestra que no se entera del daño que sufre el club

Foto: Toni Kroos, durante un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. (EFE)
Toni Kroos, durante un partido del Real Madrid en el Santiago Bernabéu. (EFE)

Sabíamos que es un verso suelto. Un tipo diferente. Con sus rarezas. Pero ahora se supera. Toni Kroos quiere ser el administrador único de su sueldo y que nadie se lo toque, pese a que la situación generada por el coronavirus está provocando medidas drásticas. Muchos son los clubes que recurren a un ERTE (entre ellos, el Barcelona, Atlético de Madrid y Sevilla en España) y recortes en los sueldos de los futbolistas que alcanzan hasta el 70% en el Barça y son mayores en otros grandes clubes de Europa (en la Juventus, se calcula que pueden minimizar las pérdidas ahorrándose 90 millones de euros en los sueldos de los futbolistas). Kroos, en un escenario dramático para la sociedad y el fútbol, ha estado desafortunado.

“Una bajada de sueldo es como una donación en vano o para el club”, son las declaraciones que hace el alemán, en 'SWR Sport', y que están generando polémica por considerarse egoístas en un futbolista del Real Madrid. El sueldo de Kroos está en 11 millones de euros netos. Es uno de los mejor pagados de la plantilla, por detrás de Gareth Bale (17 millones) y Sergio Ramos (12 millones). No queda claro, o sí, si el alemán es partidario de ayudar al club para que las pérdidas no sigan creciendo cuando no hay ingresos. Si Kroos no juega, pese a que esté en su casa entrenando en uno de esos lujosos gimnasios que vemos a través de las redes sociales a muchas de las estrellas del fútbol, no hay dinero para pagarle. La industria del fútbol se resiente como cualquier otra y los sueldos de los jugadores no son ajenos a ello.

Kroos pugna por un balón con Arturo Vidal en el Bernabéu. (EFE)
Kroos pugna por un balón con Arturo Vidal en el Bernabéu. (EFE)

Un futbolista es como un trabajador cualquiera. Tiene que ajustarse a los daños que provoca el coronavirus. Y en el Real Madrid, pese que el club trabaje con discreción cómo le afectan la falta de ingresos y qué medidas hay que tomar para paliar los problemas financieros, existe preocupación. No se sabe cuándo regresarán las competiciones y cómo. Florentino Pérez, como todos los presidentes, tiene la esperanza de acabar la Liga y la Champions para asegurarse el cobro íntegro del dinero de las televisiones. Pero es muy probable que se juegue sin público (cero ingresos en taquillas) y que otros activos (como el Tour del Bernabéu) se vean perjudicados cuando la desescalada en el confinamiento se realice de forma progresiva.

Las medidas de Florentino Pérez

El presidente del Real Madrid se encuentra, para su sorpresa, con las palabras de Kroos. A todas luces, una metedura de pata de uno de estos futbolistas que viven en su burbuja. Entre las cosas que peor lleva Florentino está que un jugador le pida un aumento de sueldo o intente presionarle. Si ahora comprueba que la plantilla no es comprensiva con los recortes, se llevará algo más que una decepción.

A Kroos le tiene en un altar, porque le costó poco (25 millones de euros en 2014) y le ha dado mucho. Pero como empresario, Florentino también mide sus riesgos en una coyuntura en recesión. “Estoy a favor de que se pague el salario completo y que cada uno haga cosas sensatas con él” es la barbaridad (no se puede calificar de otra manera) que dice el futbolista alemán. Podría fijarse en lo que está sucediendo en su país y el ejemplo que están dando clubes, igual de saneados, como el Bayern de Múnich cuando han decidido aplicar medidas de rebajas salariales. Kroos, no se sabe por qué, prefiere gestionar su dinero.

No es la mejor ayuda para Florentino Pérez, que está esperando su momento para calcular las pérdidas y reajustar el presupuesto que se había marcado esta temporada (por encima de los 800 millones de euros). Los capitanes saben que tienen que hacer algo y arrimar el hombro en una situación grave en lo económico. Falta concretar cómo y cuánto, aunque los tiros van por una reducción en el sueldo del 12% si se reanuda la competición y del 20% si se queda sin finalizar. Algo que no es tan grave para sus bolsillos, porque esta crisis económica la están sufriendo millones de trabajadores con sueldos mileuristas. Toni Kroos parece no haberse enterado de nada o ve muy claro que la recuperación económica en el mundo será de un día para otro. Se equivoca. El fútbol será más pobre, aunque su sueldo no deje de ser millonario.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios