el final más triste para el francés

Los pitos a Griezmann en su último partido en el Atlético de Madrid

El final de Griezmann en el Atlético es triste. Anunció en un vídeo su despedida y contra el Levante le han pitado los aficionados que estuvieron en el Ciutat de Levante. "Fuera, fuera", le gritaron

Foto: Griezmann en una acción del partido entre el Levante y el Atlético de Madrid el día de su despedida. (Efe)
Griezmann en una acción del partido entre el Levante y el Atlético de Madrid el día de su despedida. (Efe)

Se acabó el cuento de Antoine Griezmann en el Atlético de Madrid. Con un empate, sin marcar un gol y pitado. Nunca ha tenido el cariño de la gran mayoría de los aficionados ni se le ha visto como un ídolo. Tampoco parece que vaya a pasar a la historia como una leyenda. La despedida de Griezmann, después de cinco temporadas en el club rojiblanco, es triste. En el último partido, con la derrota ante el Levante (2-2) en el Ciutat de Valencia, recibió pitos y gritos de “fuera, fuera” del grupo de aficionados rojiblancos presentes en la grada. Es la prueba de que no deja huella entre los atléticos un futbolista que consideran que les ha vacilado y ha jugado con sus sentimientos. Los pitos a Griezmann se producen fuera de casa porque evitó pronunciarse antes de jugar en el Wanda Metropolitano. Lo hizo después en un vídeo que publicó el propio club después de que el francés anunciara su marcha a Miguel Ángel Gil Marín y Simeone.

Griezmann se va del Atlético de Madrid por la puerta de atrás. Sin homenaje y con el rechazo de esos aficionados que le pitaron contra el Levante. Un futbolistas que ha tenido el rol de estrella y por el que club hizo un importante esfuerzo para retener esta temporada y conseguir el objetivo de jugar la final de la Champions en el Metropolitano. No ha salido bien. La sensación es que su salida estaba pactada desde el mismo momento en el que decidió quedarse y se dejó una vía de escape con la rebaja de la cláusula: de 200 millones de euros a 120 cuando llegue el 1 de julio.

[El vídeo de Bale en el Real Madrid que nunca veremos]

El francés alega otros motivos como buscar nuevos desafíos y puede que esté afectado por la marcha de dos de sus mejores amigos: el uruguayo Diego Godín y el francés Lucas Hernández. En el Atlético de Madrid no hacen dramas con la marcha de un jugador que costaba 50 millones de euros brutos por temporada dentro de un presupuesto e 403 millones. Insostenible. Gil Marín y Cerezo se quitan una hipotética importante. Simeone no ha hecho nada por frenar su salida y hasta parece que le viene bien porque apuesta por reinventar el proyecto. El Cholo habla de tener más ilusión para la próxima temporada y buscar un recambio al francés que no sea una estrella. Encontrar a ese Griezmann que estaba en la Real Sociedad y que convirtió en estrella. Es el desafío de Simeone y un club que, lejos de llorar la marcha de Griezmann, consideran que es una liberación.

El final de Griezmann en el Atlético de Madrid no ha sido el que se podía esperar. Pitado en Valencia, sin despedirse de la afición como sí ha hecho Godín u otras leyendas en su propio estadio y cuestionado hasta por un sector relevante del barcelonismo que no le quieren en su equipo porque también consideran que se cachondeó de Bartomeu con el documental. El futuro es una incógnita. Ha dicho que se va del Atlético de Madrid, pero no donde. El Paris Saint Germain y el Manchester City de Pep Guardiola lo descartan. A Bartomeu le han preguntado y su silencio es la mejor respuesta. Aunque conociendo a Griezman no se puede descartar que haya otro equipo. Y ese puede ser el Bayern de Múnich.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios