se está haciendo largo el final de liga

El silencio de Sergio Ramos ante la caída del vestuario del Real Madrid

Sergio Ramos aguarda su vuelta a los terrenos de juegos sin comentar cómo sus compañeros del Real Madrid se están descomponiendo en esta recta final de temporada

Foto: Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, espera regresar en breve. (Reuters)
Sergio Ramos, capitán del Real Madrid, espera regresar en breve. (Reuters)

Desde que Sergio Ramos se lesionó, hace cinco jornadas, el Real Madrid se ha desinflado. El de Camas lleva cuatro partidos fuera de los terrenos de juego por culpa de una lesión de grado uno en el sóleo de su pierna izquierda (en un entrenamiento) y desde entonces no ha podido entrar en los planes de Zidane, que además le había dejado fuera en el partido ante el Éibar por decisión táctica. El Madrid no solo ha caído en el césped, también en el vestuario... Se le espera para este fin de semana ante el Villarreal.

Sin Ramos en el equipo, los blancos han ganado al Athletic (3-0), empatado en Leganés (1-1) y Getafe (0-0), y han salido derrotados de Vallecas (1-0). Sumando tan solo cinco de los 12 puntos posibles. Lo peor no ha sido el juego, o la debilidad defensiva, que no ha sido tanto. Lo peor ha sido la indolencia mostrada por el equipo en el campo del Rayo, además de los grises empates logrados en las salidas a los campos de los dos rivales madrileños.

En Vallecas, el equipo terminó con la paciencia de Zidane, que ofreció una cara desconocida. Muy enfadado por el rendimiento de sus jugadores, afirmó en sala de prensa: "Hay que pedir perdón con esto, que se acabe esto ya". Zidane heredó el equipo a cinco puntos del Atlético y 12 del Barcelona y ahora está a nueve de los rojiblancos y 18 de los azulgrana, que el domingo celebraron el título de Liga. El francés ha sumado cuatro victorias, dos empates y dos derrotas, 14 puntos de 24, el 58,3% de los posibles. Mientras que con Solari al frente del primer equipo, el Real Madrid cosechó 37 puntos de 51 posibles. Es decir, un 72,5%.

Sergio Ramos, ante Zidane. (@RealMadrid)
Sergio Ramos, ante Zidane. (@RealMadrid)

El ambiente en el vestuario se ha enrarecido, especialmente por la situación de incertidumbre de los jugadores, que en muchos casos aún no saben la decisión que ha tomado o va a tomar el francés sobre su continuidad. Zidane está molesto porque se han filtrado cosas desde dentro del vestuario y desde dentro del club y por eso ha apostado por no comentar nada y llevar todo el tema de la planificación deportiva con la mayor discreción posible. Así, jugadores como Isco, Kroos, Casemiro, Courtois o Keylor Navas esperan la decisión del francés.

Algún comentario sí hubo sobre el error de Luca Zidane en el partido del Castilla. Zidane hijo está en los planes de Zidane padre para la temporada que viene. El vástago será parte de la primera plantilla blanca acompañando al portero que Zidane decida quedarse. Courtois podría salir este verano si Keylor Navas es finalmente el portero elegido por Zidane. Aunque la idea de Florentino Pérez sigue siendo que se quede Thibaut y se marche el costarricense.

La espantada de Bale que no extrañó

Quien vive al margen del grupo es Gareth Bale, que volvió a completar una pobrísima actuación en Vallecas, sumada a que se marchó en coche particular, en lugar de con el autobús del equipo, para coger un avión privado y marcharse a Gales a pasar los dos días que ha dado Zidane de descanso al equipo. En el vestuario, el galés no tiene muchos apoyos y su relación con el resto es fría, inexistente en muchos casos. A nadie le extrañó que se fuera solo, lo que sí ha sorprendido a los futbolistas es la permisividad del club con el jugador en una situación como la que se está viviendo en este final de temporada.

Mientras ocurría todo esto, Sergio Ramos sacaba tiempo para dedicarse a una causa benéfica: recaudar un millón de euros gracias a sus redes sociales y una publicación suya. Sergio compartió que, por cada 'like' recibido, la asociación Gates Foundation donaría un euro a Unicef para favorecer las campañas de vacunas en los países en desarrollo. En menos de 12 horas llegó a esa cifra, superando el millón y medio de 'likes'. También, a través de sus redes sociales, armó revuelo por comenzar a seguir a Eden Hazard, de quien podría ser compañero en breve.

Al margen de este capítulo, el capitán se ha centrado en trabajar en el gimnasio para estar en condiciones lo antes posible, guardando silencio sobre todo lo que está ocurriendo en el tumultuoso vestuario blanco. Se espera su regreso al grupo para el partido de este fin de semana ante el Villarreal. Un regreso que Zidane desea después de la falta de compromiso del equipo y de la ausencia de un jugador con la jerarquía del sevillano.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios