bartomeu saca la artillería por el holandés

Oficial: el porrazo del Barcelona para fichar a Frenkie De Jong por 90 millones

Josep Maria Bartomeu necesitaba dar un estacazo al Paris Saint-Germain, en especial, y desquitarse por no haber fichado a Griezmann. Gana la batalla por la joya holandesa

Foto: Frenkie De Jong, durante un partido con el Ajax de Ámsterdam. (EFE)
Frenkie De Jong, durante un partido con el Ajax de Ámsterdam. (EFE)

Ya es oficial. Josep Maria Bartomeu da un porrazo a los jeques que controlan dos 'clubes-Estado’ que han puesto de los nervios al fútbol mundial. El Barcelona ha anunciado el fichaje del joven Frenkie De Jong, la joya holandesa que juega en el Ajax de Ámsterdam, por una cantidad cercana a los 90 millones de euros. Según el Barcelona, la operación se cierra en 75 millones de euros más 11 en variables. Habrá que sumar la comisión al agente —Ali Dursum— para llegar a esos casi 90 'kilos'. La cifra es cuantiosa por un chico de 21 años que firma hasta 2024. Estaban pujando fuerte el Manchester City y el Paris Saint-Germain, y en el Barcelona han sacado toda la artillería para conseguir convencer al chico y dar casi por cerrada la operación. En términos de estrategia y negociación, es un éxito para el Barça recuperar el terreno perdido en el mercado de fichajes. En lo deportivo, suma talento y juventud. En lo económico, es otra historia. Bartomeu no se podrá quejar de que los ‘clubes-Estado’ provocan una inflación en el mercado. Bartomeu llevaba tiempo con ganas de dar un buen porrazo.

El futbolista merece la pena. El dinero que se va a pagar por él puede ser indecente. El desembolso, como en cualquier fichaje, será una ruina o un éxito cuando se haga balance con el paso de las temporadas. De entrada, no se puede hablar de una ganga. Si de Florentino Pérez se ha puesto en duda el gasto en Vinícius (45 millones de euros) y Rodrygo (otros 45 ‘kilos’), con los 90 millones por De Jong hay que ser muy exigentes. Tendrá que justificar desde el primer día que los vale y no se cometió una locura, o la masa social culé estará de uñas con los responsables deportivos.

El fichaje de Frenkie De Jong tiene más componentes que el deportivo. Estaban en juego el orgullo y el ánimo de revancha de un Bartomeu que ha sacado la estaca. En sus carnes ha sufrido dos fuertes palos. El Paris Saint-Germain le desquició cuando fue a por Verrati y le quitaron a Neymar. El segundo, cuando el Atlético de Madrid consiguió frenar la salida de Griezmann. Bartomeu y los responsables de una parcela deportiva con Pep Segura mánager general al frente habían caído en el desprestigio. Gastarse 305 millones de euros en Coutinho (160 ‘kilos’) y Dembélé (145) no era suficiente como para ilusionar y demostrar su músculo en el mercado. Eran operaciones con un tufillo a despilfarro.

Bartomeu y Florentino, en el palco del Camp Nou. (EFE)
Bartomeu y Florentino, en el palco del Camp Nou. (EFE)

Bartomeu 'copia' a Florentino

Frenkie De Jong es otra historia. Parece un despilfarro. Pero el Barça gana la batalla a los ‘clubes-Estado’ y se desquita del bochorno de no haber conseguido a Griezmann. Los 100 millones de euros que iban para pagar el fichaje del francés se van ahora a Ámsterdam por De Jong. El efecto es diferente por la sensación de que Bartomeu sale triunfador y manda un mensaje amenazante a sus rivales. Al PSG y el City no les vale solo con poner más dinero, y en el Real Madrid comprueban que Bartomeu se apunta a la política de jóvenes talentos. Primero ha sido Jean-Clair Todibo (central francés de 19 años) y ahora De Jong. Cuesten lo que cuesten. De Jong tendrá sueldo de 'crack' y cobrará 10 millones de euros limpios más variables. Al nivel de Dembélé y Coutinho.

El Barcelona necesita a De Jong por más cosas que apuntarse un tanto en la fuerte competencia del mercado. De Jong sirve para calmar la desilusión de las últimas incorporporaciones: Jeison Murillo y Kevin-Prince Boateng. Tiene estilo Barça. Estratégicamente, es necesario para rejuvenecer una plantilla en la que varios jugadores han entrado en la treintena: Busquets, Rakitic, Arturo Vidal… Entre ellos también están Messi, Piqué y Luis Suárez. Pero Frenkie de Jong es un refuerzo para las demarcaciones de Busquets, Rakitic y Vidal.

Un joven futbolista que ocupa en el Ajax la demarcación de mediocentro defensivo y que, por su versatilidad, puede ubicarse más atrás, como central, o adelantado, como mediapunta. Un chico que es internacional absoluto y que provocará que en verano haya alguna salida importante. De Jong vendrá en junio. Entre aquellos a los que se les puede abrir la puerta están Rakitic y Coutinho. Sorprendente lo del brasileño, porque el fichaje más caro de la historia del Barcelona no acaba de triunfar. De Jong tiene una última lectura: Neymar se puede ir olvidando de regresar al equipo azulgrana.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios