las pautas para que se rebele

Cinco consejos del Real Madrid a Isco para recuperarle y que no tire la toalla con Solari

Los cinco consejos a Isco abarcan lo anímico, físico y alimenticio. Son las pautas que señalan desde el cuerpo técnico y que le servirán para recuperar protagonismo en el Real Madrid de Solari

Foto: Isco, en su partido de Champions League frente al CSKA de Moscú. (Reuters)
Isco, en su partido de Champions League frente al CSKA de Moscú. (Reuters)

La relación entre Solari e Isco se suaviza. No se trata de que sean amigos ni se abracen después de un gol —como sí hizo Lucas Vázquez con el golazo de Casemiro al Sevilla—, sino de mantener una relación lo más profesional posible. En el Real Madrid todos ponen de su parte para recuperar al mejor Isco. Todavía están a tiempo, por muy difícil que parezca, en una de las semanas más tranquilas desde que Solari se hizo cargo del equipo. El ambiente de calma favorece las reuniones y conversaciones entre los responsables de la parcela deportiva y el vestuario. A Isco le han dado una serie de consejos que le pueden servir para reaccionar y reactivarse. Depende de él, de su actitud y de las ganas que ponga para rebelarse.

Los cinco consejos a Isco abarcan lo anímico, físico y alimenticio. Son las pautas que señalan desde el cuerpo técnico. Con la figura del preparador físico Antonio Pintus como ‘jefe’ de las operaciones para poner a los jugadores “como aviones” a partir del mes de febrero.

La motivación como motor

De nada vale hablar con Isco si no tiene la predisposición de afrontar su suplencia como un reto. Le quieren motivado y no con esa cara de mustio que pone cuando le dicen que salga a calentar a la banda y Solari se acerca a él para darle instrucciones. Le cuesta porque Isco lleva mal el rol de suplente. No le importa tanto a Solari que se enfade y entiende que es hasta bueno que todos los que no juegan estén molestos. Es un síntoma de inconformismo. No aceptar su situación le tiene que servir para motivarse más y ponérselo difícil al entrenador. La realidad es que le está costando disimular su cabreo y le falta demostrar algo para saber qué grado de compromiso tiene.

Cuidar la dieta y disciplina

Es un consejo que no solo tiene a Isco como destinatario. Pintus y los nutricionistas marcan las pautas a la plantilla para tener una correcta alimentación. La dieta es fundamental y los especialistas hablan de tener restricciones calóricas. Entrenar más o mejor no significa que se alcance el peso ideal para la alta competición. Son muy estrictos y disciplinados con la alimentación y piden no comer en abundancia y otra serie de pautas según el metabolismo de cada uno, como los de Isco y Marcelo. Dos casos especiales por estar bajo sospecha de sobrepeso, lo que les ha costado el banquillo a los dos.

Mejorar la forma física

A Isco le sigue faltando punta de velocidad. Quedó comprobado en una acción de ataque, en el partido de vuelta de Copa del Rey contra el Leganés, cuando le enviaron un balón al espacio para plantarse frente al portero y no llegó. Entre sus virtudes no está la explosividad. Pero necesita mejorar en este apartado que tanta importancia tiene para el cuerpo técnico y que le está penalizando para entrar en el once. Futbolistas más jóvenes como Vinícius están dando un recital de cómo marcharse del adversario en velocidad. Pero también hay otros veteranos Modric y Benzemaque han experimentado una mejoría en lo físico.

Se destaca en el Real Madrid la segunda parte que hizo el equipo contra el Sevilla. La agresividad que mostró para recuperar la pelota en la presión y la profundidad en las jugadas ofensivas. Modric completó su mejor partido por sentirse más fresco y ligero. Es el ejemplo que debe seguir Isco. El croata tampoco destaca por su velocidad, pero en el sacrificio y los esfuerzos está otra de las claves para ganarse un sitio entre los titulares.

Isco conduce el balón en el Bernabéu. (EFE)
Isco conduce el balón en el Bernabéu. (EFE)

Ser competitivo

A Marcelo le quitó Reguilón el puesto de titular contra el Sevilla. A Isco hace mucho tiempo que le hacen competencia diferentes jugadores. Desde Ceballos hasta Fede Valverde y Vinícius. Incluso Brahim Díaz —el último que ha llegado— y Cristo —el delantero del filial—, que jugaron en la segunda parte contra el Betis. Solari ha probado a Isco en tres posiciones: interior, extremo y delantero centro en la segunda parte contra el Leganés en Butarque. La competencia es buena, pero en el caso del malagueño es tan exagerada que está obligado a dar un plus. El consejo a Isco es claro. Tiene que tomarse su situación como si fuera un juvenil. Con Lopetegui tenía el puesto garantizado y con Solari le toca remar con más fuerza.

Normalizar su caso

“De ninguna manera hay algo personal con Isco”, ha dicho Solari en una de sus últimas comparecencias públicas para enviar un mensaje al jugador e intentar poner freno a las informaciones que se refieren a un problema personal entre ambos. Solari tiene la voluntad de normalizar un caso que se ha convertido en mediático y a Isco le falta un guiño al entrenador. Le podría venir bien hablar y decir si está tan a muerte con Solari como lo estaba con Lopetegui. De este dijo, en su momento crítico, que si echaban al entrenador tendrían que despedir a todos los jugadores. El silencio es bueno hasta cierto punto. Unas palabras sobre Solari valdrían para aproximarle más y despejar dudas. No hace falta que le dé un abrazo como Lucas Vázquez.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios