AVISO DEL AMBICIOSO CICLISTA ESPAÑOL

El secreto de Enric Mas para el Tour de Francia

El secreto de Enric Mas está en su talento, físico y cabeza. Un ciclista ambicioso y descarado que se atreve a pronosticar que puede ganar la ronda gala en su debut y envía un aviso

Foto: Enric Mas Nicolau el día que triunfó en la etapa reina de la Vuelta a España –Collado de la Gallina–. (Efe)
Enric Mas Nicolau el día que triunfó en la etapa reina de la Vuelta a España –Collado de la Gallina–. (Efe)

Lo que diferencia a los deportistas más grandes es su fuerte mentalidad, la que tira de uno cuando aparecen las dificultades, problemas y los síntomas de debilidad. Enric Mas Nicolau manda otro aviso de cuál es su ánimo y cómo va su preparación de cara a la madre de todas las batallas: su debut en el Tour de Francia. “Trabajando duro para intentar tener las mismas piernas que el año pasado”, publica el ciclista mallorquín en su cuenta de Twitter y lo acompaña con una fotografía imponente. Las venas hinchadas que sobresalen en la piel curtida y tostada. Una metáfora de cómo poner el cuerpo al límite del sobreesfuerzo. Es el secreto para multiplicar el rendimiento: talento, físico y cabeza. Lleva una excelente y rigurosa preparación física un ciclista con clase que tiene piernas de acero y psicología de hierro, de esos a los que le gusta la presión y quieren protagonismo.

Enric Mas tiene ese punto de diablo y trasto que emociona a los aficionados del ciclismo épico y empieza a inquietar a sus rivales. Es un campeón en potencia. Lo advirtió Alberto Contador en repetidas ocasiones cuando dijo que es su sucesor y la carretera lo confirmó. Esa victoria en la etapa reina de la pasada Vuelta a España –el 15 de septiembre en el Collado de la Gallina– provocó un efecto intimidatorio en el pelotón y de entusiasmo en el público. Alberto Contador se rindió a su explosión y al final de la etapa le pidió hacerse una foto. Un triunfo que significó el segundo puesto en la ronda española tras Simon Yates. En un año pasó de acabar el 71º al 2º de la general.

El ciclista del Deceuninck-Quick Step, la joya española, se ha colado en la élite de las dos ruedas y hay que apuntarlo entre los favoritos al triunfo cuando llegue el mes de julio a un Tour de Francia muy duro y un recorrido diseñado con muchas etapas de montaña y poca contrarreloj. Candidato. No porque tenga el mejor equipo sino por esa voracidad, frescura y osadía que transmite en la carretera y fuera de ella. Un tipo descarado, atrevido y ambicioso. Capaz de confesar a su ‘padrino’ Alberto Contador, en una charla para Televisión Española el 27 de diciembre, que “el Tour no es imposible ganarlo, pero sí muy difícil”. Con tan sólo dos participaciones en la Vuelta a España, ningún Giro de Italia y en su estreno en la ronda gala no se asusta. Es lo admirable de este ciclista. La confianza en sus posibilidades le lleva a perder el respeto. Es el don de los números uno.

Obsesionado con el Tour de Francia

“Me dicen que me he saltado un escalón por no ir al Giro, pero he hecho dos veces la Vuelta y me siento preparado. El Tour es una obsesión para todos los ciclistas y el equipo confía en mí”, confesaba a Contador en la concentración invernal que lleva en Calpe. Proponerse ganar el Tour de Francia en su primera participación confirma que estamos ante un corredor con seguridad y una alta autoestima para vencer a los ‘otros’ enemigos. Factores importantes para cuando lleguen esos días más flojos, cualquier ‘pájara’ o caída. “Imagino una primera semana de mucha tensión y luego estaré tranquilo”. Tiene el Tour en su cabeza de día y de noche.

En menos de un mes empieza a competir. El plan de su preparación tiene fecha de salida en la Vuelta al Algarve (del 20 al 24 de febrero), seguirá con una concentración en altitud y a partir de aquí la Volta a Catalunya (del 25 al 31 de marzo), la Vuelta al País Vasco (del 8 al 13 de abril) y las clásicas (Flecha Valona, Lieja…) para acabar en la Vuelta a Suiza. “Voy a trabajar en invierno para tratar de hacer algo bonito en el Tour de Francia. Pero necesitas suerte y de todo para una carrera que son tres semanas. Trabajaré para hacerlo lo mejor posible”. Igual de impaciente que está él se palpa entre los aficionados porque llegue en un estado ideal a la madre de todas las batallas.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios