espectacular final en la carrera femenina

En el Tour de Francia, el espectáculo de verdad lo pusieron ellas en vez de ellos

El final de La Course, carrera femenina de un día que organiza el Tour, fue mucho más espectacular que la 10ª etapa de la carrera masculina, sin movimientos entre los favoritos

Foto: Van Vleuten superó a Van der Breggen casi sobre la línea de meta. (Reuters)
Van Vleuten superó a Van der Breggen casi sobre la línea de meta. (Reuters)
Autor
Tiempo de lectura54 seg

La primera etapa alpina del Tour de Francia decepcionó. La esperada llegada de la montaña apenas produjo cambios entre los favoritos a subirse al podio, más allá de los problemas de Rigoberto Urán. El resto pedaleó a rueda del equipo Sky hasta la meta de Le Grand-Bornand, donde unos minutos antes había ganado Julian Alaphilippe. Greg Van Avermaet, que debería haber perdido el jersey amarillo este martes, se metió en la escapada del día y acabó ampliando su ventaja en la clasificación general. Ahora saca 2'22'' a Geraint Thomas y 3'10'' a Alejandro Valverde, segundo y tercero.

Esta vez, el espectáculo en el Tour no lo pusieron ellos, sino ellas. Unas horas antes de que terminara la 10ª etapa, se vivió un final espectacular también en Le Grand-Bornand. Annemiek van Vleuten y Anna van der Breggen, dos de las mejores ciclistas del mundo, protagonizaron un épico mano a mano en la quinta edición de La Course, una carrera femenina que organiza ASO, empresa dueña del Tour.

En la actualidad no existe un Tour de Francia femenino. Existió entre 1984 y 1993. Un año antes nació la Grande Boucle, que fue conocido como el Tour femenino no tenía que ver con la organización de la carrera femenina. Durante años fue una de las pruebas más importantes del calendario femenino. La española Joane Somarriba la ganó en tres ocasiones (2000, 2001 y 2003).

Tras su desaparición, en 2010, Francia se quedó sin una gran carrera por etapas femenina. En el 2014, las presiones de varias de las mejores ciclistas del pelotón llevaron a la organización del Tour a la creación de una prueba paralela a la carrera masculina. Así nació La Course by Le Tour, una prueba de un día (aunque en 2017 tuvo dos etapas) que se celebra de forma paralela al Tour.

El podio de La Course by Le Tour 2018. (Reuters)
El podio de La Course by Le Tour 2018. (Reuters)

La edición de este año se celebró este martes, con parte del recorrido de la décima etapa. Las ciclistas afrontaron 112,5 km, con salida en Annecy y llegada en Le Grand-Bornand, igual que la etapa masculina. El tramo final era idéntico: subidas a Romme y la Colombière, puertos de primera categoría, y descenso camino de la meta. En la Colombière se escaparon Van Vleuten, Van der Breggen y la sudafricana Ashleigh Moolman-Pasio, las tres primeras ciclistas del ránking UCI. Van Vleuten defendía la victoria de 2017 y venía de ganar hace unos días el Giro, donde quedó por delante de Moolman-Pasio. Van der Breggen ganó La Course en 2015, es dos veces vencedora del Giro y en 2018 ha ganado Flandes, Flecha Valona y Lieja-Bastoña-Lieja.

Van der Breggen coronó en cabeza, con una pequeña ventaja sobre Van Vleuten que mantuvo hasta el último kilómetro. Al paso por esa pancarta parecía que tenía la victoria en la mano, pero en los últimos 400 metros, la reacción de Van Vleuten la dejó sin victoria. El duelo entre dos estrellas se decidió casi sobre la línea de meta. Mucho más emocionante que lo vivido después en el Tour.

Ciclismo

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios