el delantero de urgencia de solari

El no de Cristo al Barcelona y los 750.000 euros para fichar por el Real Madrid

Cristo es la solución de Solari a la plaga de lesiones que sufre en la delantera del Real Madrid. El canario cumple con el objetivo que se marcó cuando se negó a irse al Barça

Foto: Cristo celebra el gol que marcó en Copa en Melilla. (foto vía @Crinsto)
Cristo celebra el gol que marcó en Copa en Melilla. (foto vía @Crinsto)

Como Solari ni pide fichajes ni se queja de la cantidad de lesionados y le encanta mirar a la cantera, ha conseguido hacer realidad otro de los sueños de Florentino Pérez: Cristo también tiene presencia en el primer equipo del Real Madrid. El cambio de Lopetegui a Solari ha aliviado al presidente de tener que lidiar con las peticiones de refuerzos. Con el argentino todo es más fácil porque sigue al pie de la letra la línea marcada en la política de jóvenes talentos que han ido llegando y tienen las puertas abiertas del primer equipo. Cristo Ramón González Pérez es el último que se apunta Solari en los 17 partidos que lleva en el banquillo. Su objetivo es darle vitalidad y frescura al equipo con los jóvenes y no tuvo la más mínima duda de hacer debutar a Cristo en la Liga cuando se lesionó Benzema en el partido contra el Betis.

Los problemas son serios –por no decir graves– en la delantera del Real Madrid. Benzema sufre una fractura en la falange del quinto dedo de la mano derecha. Bale, de baja por problemas en el sóleo, y Mariano, con molestias en el nervio ciático. A ellos se une que Marco Asensio está convaleciente y que el entrenador no cuenta con Isco. No pasa nada importante para Solari o, por lo menos, no hace un drama. Se atreve con el delantero del filial y lo demostró desde el primer día que se hizo cargo del puesto. El 31 de octubre lo convocó para el partido contra el Melilla y Cristo hizo un gol –el cuarto de la goleada– cuando salió al campo para sustituir a Marco Asensio. En cuanto se agravó la plaga de lesiones, el chaval –21 años– ha vuelto a aparecer por el primer equipo. Jugó en Copa frente al Leganés y el partido de Liga ante el Betis.

Cristo no es la solución definitiva a los problemas de gol que tiene el Real Madrid porque necesita seguir cogiendo experiencia y no tiene el instinto realizador de los grandes definidores. Lleva 9 goles en el Castilla en 19 partidos, pero tiene la confianza de Solari, lo conoce perfectamente del filial y lo incorpora a su guardia pretoriana para cualquier emergencia. El técnico suma efectivos a su causa. Antepone el compromiso a la experiencia. Quizás así también se pueda explicar por qué Cristo jugó contra el Betis e Isco se quedó sin participar ni un solo minuto.

Admira a Sergio Ramos y... Godín

Se trata de un futbolista formado en la cantera del Tenerife. La última perla del fútbol canario debutó con el primer equipo chicharrero con sólo 16 años, en la temporada 14-15, y desde ese momento el radar de los grandes clubes lo puso entre sus objetivos. El seguimiento del Real Madrid y Barcelona se intensificó para coger posiciones en cuanto se abriera una vía de negociación. Cristo llamaba la atención por sus excelentes condiciones técnicas, talento y habilidad para jugar como atacante. Pero no sólo hacía goles. Es un futbolista que participa en la elaboración de la jugada y le gusta asociarse. Pasaba por todas las categorías inferiores de la Selección española y en el Tenerife aparecieron los nervios para intentar renovar a la joven promesa. Cristo se negó y le costó dejar de jugar unos partidos.

El interés del Barcelona

Habían contactado con él los dos grandes. Barcelona y Real Madrid entraron en disputa para fichar a Cristo. Empezó una puja y el chaval se decidió por el Real Madrid, que pagó al Tenerife una cantidad de 750.000 euros más una serie de variables por objetivos. El Tenerife recibirá más dinero con los partidos que dispute en el primer equipo madridista. Cristo desechó al Barça y fichó por el Madrid el 25 de julio de 2017, curiosamente el año en el que el club blanco también ganaba el pulso al azulgrana en la contratación de Vinicius. El domingo pasado los dos formaron, en el Benitio Villamarín, la delantera del Real Madrid de Solari.

Es un futbolista ambicioso, competitivo que tiene entre sus gustos el boxeo y que no oculta en las redes sociales su admiración por futbolistas como el capitán del Atlético de Madrid, Diego Godín. La rivalidad no le impide reconocer las virtudes del defensa uruguayo. Un joven que disfruta con el juego y la verticalidad de Jadon Sancho (18 años), el extremo inglés que maravilla en el Borussia Dortmund y que entre sus referentes también está el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios