EL PRESIDENTE NO QUIERE FICHAR EN ENERO

La tozudez de Florentino Pérez y el mensaje alentador de Solari al palco

Aunque se haya lesionado Benzema, Florentino Pérez no se ha puesto nervioso con el asunto de los delanteros. No quiere gastar más en enero y Solari se adapta a la plantilla y la cantera

Foto: Santiago Solari, dando indicaciones a los suyos. (Reuters)
Santiago Solari, dando indicaciones a los suyos. (Reuters)

No quiere oír hablar de más fichajes en enero. Florentino Pérez pretende seguir adelante con la hoja de ruta que se marcó cuando decidió abrirle la puerta a Cristiano Ronaldo. Ni la lesión de Benzema —fractura en la falange del quinto dedo de la mano derecha— en el partido contra el Betis altera su planificación en el ecuador de la temporada. El francés no va a pasar por el quirófano y en el club apuestan por probar con un tratamiento conservador. Jugará con una férula. Corre riesgos, pero es lo que exige el momento y una plantilla que necesita a su ‘9’ en un periodo de plaga de lesiones. El presidente del Real Madrid es tozudo con su plan porque no ve ningún delantero en este mercado que pueda incorporarse a la plantilla. Si no fichó un sustituto de Cristiano Ronaldo en verano, tampoco tiene claro que lo encuentre en invierno.

A favor está que tiene un entrenador que se adapta a las circunstancias por feas que sean—, y se lo demostró en el partido contra el Betis cuando puso al delantero del Castilla —Cristo— para jugar la segunda parte. Sin Benzema y con Bale y Mariano lesionados, no le entró pánico y envió un mensaje alentador al palco. Mirará al filial, si es necesario, porque asume que forma parte de las obligaciones que tiene que tener el entrenador del primer equipo. Dará bola a Vinícius y al último fichaje —Brahim Díaz—. Solari, que es listo, presume de conocer a toda la cantera y ya le ha dado valor en varias comparecencias en la sala de prensa. Es su mensaje: demostrar que tiene un profundo conocimiento de la estrategia del club, ofrecer soluciones, no poner problemas y sumar más complicidad entre los dirigentes.

Hace tiempo que Solari ha asumido que no se va a inmiscuir en los fichajes, que se adaptará a los jugadores que tenga y con ellos demostrará que está capacitado para tener una vida lo más larga posible como entrenador en el Real Madrid. Si quiere seguir la próxima temporada, debe ganar —como sea y con cualquier sistema— y convencer a Florentino Pérez de que es capaz de hacer más con menos. Aquí está su desafío. Con su arte o con sus habilidades ganará más puntos a los ojos de un presidente que no oculta, de puertas para adentro, que esta temporada iba a tener complicaciones con la salida de Cristiano Ronaldo y una plantilla que se sigue adaptando a la ausencia de un jugador que tenía un enorme impacto por su capacidad goleadora. Una temporada de transición en la que evita mostrar que puede haber desesperación de acudir al mercado con urgencias.

Solari hace méritos y Florentino gana tiempo porque ya tiene fichado un ‘9’. Rodrygo, cedido en el Santos, se incorporará el próximo verano y se unirá a Vinícius. Este ya con una temporada en la que habrá cumplido con un proceso de adaptación nada sencillo y que, a día de hoy, ofrece buenas señales. A los brasileños hay que unirles dos cedidos: Raúl de Tomás y Borja Mayoral. Si es por delanteros, en el Madrid dicen que hay ‘overbooking’. Cuando finalice la temporada, se analizará qué delanteros ofrece el mercado o si es factible el fichaje de Eden Hazard.

Mariano celebra el único gol, contra la Roma, que lleva en el Real Madrid. (EFE)
Mariano celebra el único gol, contra la Roma, que lleva en el Real Madrid. (EFE)

Mariano está para 'estrenar'

A corto plazo, no se considera que el fichaje de un delantero en enero sea el mejor de los remedios. Podría ser, incluso, solo un remiendo. Solo se acometerá la operación de un goleador si surge una oportunidad que no se puede desaprovechar. Y aquí entra el nombre del polaco del Genoa: Krzysztof Piatek. Tiene 23 años y es el segundo máximo goleador en Italia (13 tantos) por detrás de Cristiano Ronaldo (14).

Florentino Pérez enfría cualquier fichaje de un ariete para enero si no tiene un precio y unas condiciones que considere asequibles. Para ello, se remite a que hay que seguir apostando por Mariano —está casi para estrenar, porque apenas ha jugado por las lesiones y sigue con problemas por culpa de una irritación del nervio ciático—, Marco Asensio y Bale. Solari no pone problemas. Cuenta con todos ellos y suma a Lucas Vázquez, indiscutible en su esquema, y ahora a Brahim Díaz —le ha hecho jugar en sus dos primeros partidos—. Por si fuera poco, se atreve a abrirle la puerta del primer equipo a Cristo. Mensajes tranquilizadores que son bien recibidos en el palco.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios