el director deportivo mira a francia

El fichaje de Todibo o los disparos de Eric Abidal en el Barcelona

Griezmann, Lenglet, Rabiot y Todibo. Son los tiros del director deportivo, Eric Abidal, para afrancesar el Barcelona. Gestiones a las que se une la recuperación de Dembélé

Foto: Eric Abidal, director deportivo del Barcelona. (Efe)
Eric Abidal, director deportivo del Barcelona. (Efe)

Desde que fichó para hacerse cargo de la dirección deportiva del Barcelona, el 7 de junio, se propuso darle un toque afrancesado al club. Los disparos de Eric Abidal han buscado la dirección de captar a sus compatriotas. Sus contactos junto a sus dotes de seducción y negociaciones han conseguido que el equipo azulgrana tenga más control en el país vecino. Lo último que ha cazado Abidal se puede considerar una ganga: el Barcelona ha hecho oficial en un comunicado la contratación de Jean-Clain Todibo, un prometedor central de 19 años que juega en el Toulouse -internacional con Francia sub 21- y que se incorporará gratis en julio. Todibo acaba contrato al final de esta temporada y después de semanas tensas en las que el chaval se ha negado a renovar, le ha costado estar apartado y sin jugar, el botín ha caído del lado de la entidad blaugrana.

La mano de Abidal se nota con operaciones del tipo de Todibo. Llegó para sumar en una primera gestión que se calificó de imposible dentro del club, pero estuvo cerca de que se materializara. El Barcelona puso sus ojos en el fichaje de Antoine Griezmann y la incorporación de Eric Abidal al nuevo organigrama deportivo se valoró como un paso más para que el futbolista diera el 'ok'. El disparo estaba bien tirado, pero en el último momento algo falló. Griezmann tomó la decisión de quedarse en el Atlético de Madrid, entre otras cosas porque le subieron el sueldo hasta los 23 millones de euros.

El segundo objetivo fue un éxito. El Barcelona buscaba reforzar la posición de central y se pusieron las miras en el francés del Sevilla, Clement Lenglet. El fichaje se llevó a cabo por el deseo del jugador y el pago de una cláusula de 35,5 millones de euros. Lenglet llegó para refozar la posición de defensa central en la que salía el colombiano Yerry Mina. Abidal empezaba a tomar parte de las decisiones del club en un momento en el que se acababa de renovar a otro francés: Samuel Umtiti. Unas negociaciones que tampoco fueron sencillas y que lograron evitar que saliera con un precio asequible. Tenía una cláusula de 60 millones de euros y se subió hasta los 500 millones.

Todibo celebrando un gol con el Toulouse esta misma temporada. (Imago)
Todibo celebrando un gol con el Toulouse esta misma temporada. (Imago)

Más complicado fue poner en marcha la 'operación Rabiot'. Queda lo más difícil para concretarla y poder decir que es el mejor éxito en el trabajo de Eric Abidal. El director deportivo lleva tiempo trabajándose esta contratación con un enemigo nada recomendable: el Paris Saint Germain. Abidal ha conectado con el jugador y, lo más importante, con la madre y representante Veronique. Rabiot queda libre al final de temporada y está recibiendo todo tipo de presiones del PSG para que renueve y no se vaya libre. El trabajo sucio de Abidal parece dar sus frutos, aunque todavía es pronto para cantar victoria. Quitarle un jugador al Paris Saint Germain no es fácil y en el caso del Barcelona se considera como una venganza necesaria después de arrebatarles a Neymar. Rabiot, si aguanta la presión como creen que lo hará en el Barcelona, puede incorporarse gratis o a un precio muy asequible en este mercado de invierno.

La gestión del caso Dembélé

Eric Abidal ha conseguido el fichaje de Jean-Clain Todibo y se considera todo un acierto por el poco riesgo de la operación. Llega gratis, es internacional sub-21 y se le presume un buen potencial. Mide 1,90 metros, tiene buen manejo de la pelota y evidentemente es contundente por arriba. Hará la próxima pretemporada y luego se decidirá si se queda en el equipo culé o sale cedido. En Francia se le compara a un caso similar al que protagonizó el Real Madrid cuando fichó a Raphael Varane con 18 años y pagó 10 millones de euros al Lens.

Pero otra de las gestiones que mejor se valoran en Eric Abidal ha sido saber reconducir los episodios de indisciplina de Dembélé. El director deportivo ha tenido que llevar con tacto y todo tipo de consejos una situación compleja para centrar, sobre todo en los horarios y la responsabilidad de cumplirlos para no llegar tarde a los entrenamientos, a un futbolista que se ha hecho con un puesto en el once de Ernesto Valverde. Dembélé ya es uno más en el ataque que forma con Messi y Luis Suárez y juega por delante de Coutinho.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios