tercer partido seguido como suplente en la liga

Coutinho, un año lejos de las expectativas y sin sitio en el once del Barcelona

Justo un año después su fichaje, Coutinho no tiene sitio en el once titular de Valverde. En Getafe, donde el Barcelona ganó por 1-2, se quedó en el banquillo por tercer partido de Liga seguido

Foto: El Barcelona fichó a Coutinho hace justo un año, el 6 de enero de 2018. (Reuters)
El Barcelona fichó a Coutinho hace justo un año, el 6 de enero de 2018. (Reuters)

El FC Barcelona dio en Gatafe un paso importante (1-2) en su camino por ganar la Liga y Philippe Coutinho lo vio desde el banquillo. Igual que en los dos partidos anterior en la Liga. El brasileño solo jugó los diez últimos minutos, en los que apenas participó. Conforme avanza la temporada, más irrelevante parece el exjugador del Liverpool, fichado hace justo un año, el Día de Reyes de 2018.

Por él pagó el club azulgrana 120 millones de euros, a los que se pueden sumar otros 40 si se cumplen las condiciones estipuladas en el contrato. Es el jugador más caro de la historia del Barça, y eso es una losa muy pesada que le va a costar quitarse de encima, si es que alguna vez lo hace. ¿Qué tiene que hacer Coutinho para que no le recuerden (recordemos) su precio?

Coutinho ha sido suplente en los tres últimos partidos de Liga. (Reuters)
Coutinho ha sido suplente en los tres últimos partidos de Liga. (Reuters)

La respuesta a esa pregunta no es sencilla, más cuando en el mismo equipo juega Leo Messi. Pero Coutinho no está ahora mismo ahí. No es que no haya justificado su estatus de estrella, es que su rendimiento no le da ni para ser titular. Al menos eso es lo que piensa Ernesto Valverde, que en las últimas semanas lo ha dejado en el banquillo. Justo cuando más ha apostado por Ousmane Dembélé. Son vasos comunicantes: el éxito de uno lleva provoca el eclipse del otro.

El Txingurri llegó a la conclusión de que Coutinho no le era de útil de interior, la posición en la que jugó algunos partidos la temporada pasada y al comienzo de la actual. Su lugar estaba en la delantera, junto a Messi y Luis Suárez, pero la explosión de Dembélé también le ha dejado sin sitio en la línea más ofensiva. El extremo francés parece consolidado, y eso son malas noticias para Coutinho.

Tampoco es que el exjugador del Liverpool haya aprovechado al máximo sus minutos. Su último gol lo marcó en el partido contra el Real Madrid en el Camp Nou, a finales de octubre. Su rendimiento no justifica ni que haya debate. En cuanto su principal rival por el puesto ha encadenado varios partidos buenos, Valverde ni se lo ha pensado.

Coutinho marcó el primer gol del Barcelona ante el Real Madrid en octubre. Ese es su última tanto hasta el momento. (EFE)
Coutinho marcó el primer gol del Barcelona ante el Real Madrid en octubre. Ese es su última tanto hasta el momento. (EFE)

En su primer año natural en el Barcelona, Coutinho ha jugado 45 partidos y ha marcado 15 goles. No son malos números, pero solo en momentos puntuales se ha parecido al jugador decisivo fichado del Liverpool. Eso no significa que no pueda recuperar ese nivel vestido de azulgrana, pero si las cosas no cambian (si Dembélé no vuelve a descarrilar), le va a costar mucho.

Valverde también tiene un reto: recuperarle. Porque tener a un jugador como Coutinho en el banquillo la mayor parte del tiempo no es lo mejor para ninguna de las partes. Ni para el club, que ha hecho una inversión enorme, ni para el jugador, que seguro que se imaginaba otra cosa hace un año. Pero la situación es reversible. Y el mejor ejemplo es Dembélé.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios