LA CHARLA EN DIRECTO EN INSTRAGRAM

El mano a mano entre Fernando Alonso y los Sainz: "¡Jod... Carlos, vaya barba tienes!"

Fernando Alonso invitó en sus charlas diarias de Instagram a los Sainz, padre e hijo, y mantuvieron una desenfada charla sobre cada uno de ellos: Dakar, Fórmula 1, Indy...

Foto: Fernando Alonso y Carlos Sainz nada más saludarse.
Fernando Alonso y Carlos Sainz nada más saludarse.

“¡Joder Carlos, vaya barba que tienes! ¡Qué te parece el look! (risas) ¡Vaya look mas agresivo que me traes!”. Fernando Alonso invitó a sus sesiones diarias a los Carlos Sainz, padre e hijo. Así abrían fuego. Sainz padre le explicaba que se había dejado barba a petición de una de sus hijas: “Eso no puedes afeitarlo hasta Navidad” le contestaba Alonso entre risas.

"¿Pero qué ven mis ojos? Si es el mismísmo”. Carlos Sainz hijo entraba poco después en escena. “¿A qué te dedicas?”, le preguntaba Fernando. “Pues a nada, a entrenar como un cabrón, operación bikini antes del verano…”. "¿Donde te vas a cortar el pelo si esto se alarga? entre la barba de tu padre y tu pelo, a ver cómo hacéis”, les bromeaba Alonso al padre y al hijo. “Se lo voy a cortar yo, como cuando te ponía un cazo y cortabas lo que sobraba”, contestaba Sainz padre. “Le voy a afeitar yo y el me corta el pelo, así nos hacemos putadas el uno al otro…”, remataba el hijo.

Fernando Alonso y los Sainz mantuvieron un desenfadado diálogo de casi media hora en el que improvisaban temas de sus respectivas situaciones, de sus planes en estos tiempos de incertidumbre, del impacto del coronavirus, en un ambiente relajado y divertido. Pocas veces se les ha visto así a los tres.

"Estamos como todos"

Al principio solo estaban Alonso y Sainz padre, y salió el tema del Dakar. “La gente me pregunta que cómo sabes por dónde ir. Yo les digo que no tenemos notas como en un rally normal”, preguntaba el asturiano. “Te tiene que iluminar no sé quién (risas)”, contesta Sainz que explicaba las trampas de desiertos de ediciones anteriores. Alonso le preguntó por su futuro en el Dakar, y Sainz reconoció que no piensa en la retirada.

“Con la que está cayendo… Pero me gustaría defender ese primer puesto. Después del rally, el Mini tenía una lista de pequeñas cosas que se pueden mejorar y el equipo se puso a ello. Pero ni tengo contrato ni el equipo sabe qué va a pasar, hay que esperar que se ordenen las cosas con esta incertidumbre”. ¿Y tú que?”, le pregunta Sainz entre risas. “Yo si la Indy, a ver si sale adelante, pero estamos como todos, como Carletes, a vér qué pasa con los campeonatos. Entiendo que en un país a lo mejor se puede controlar, pero en nuestro deporte estamos viajando sin parar. La F1 está en un continente nuevo, tienes que ir en avión, hoteles, no es fácil tenerlo bajo la lupa todo”.

Sainz hijo: "Haré el Dakar"

Entró en escena Carlos Sainz hijo, quien relató lo vivido en Melbourne, en el frustrado Gran Premio de Australia. “Fue todo muy raro, porque el jueves estábamos con la prensa, todos a dos metros de distancia, todo muy tenso… Los periodistas preguntando si se suspendía o no, los pilotos con orden de que no cundiera el pánico, como sin nada. Pero empezaron a llegar noticias antes de que se supiese lo del positivo del miembro de nuestro equipo. Lando y yo nos miramos en la reunión de ingenieros y nos dijimos que no habría carrera”. Una vez tomada la decisión, había que salir cuanto antes de allí. “Nosotros nunca estuvimos en contacto con él. Le preguntamos al equipo y nos dijo que nos podíamos ir, pero se quedaban quince personas en cuarentena. A la diez de la noche nos lo comunicaron y a las seis de la mañana nos cogimos el avión lo antes posible para venir a España. Se quedaron 14 miembos del equipo y Andrea Stella, que se quedó con los mecánicos de la cuarentena. Andreas Seidl se quedó unos días, y luego se vino. Ahí tu amigo Andrea tuvo un gran gesto, se quedó como representante del equipo, me pareció un buen gesto”, le dice Sainz hijo a Alonso. “Es un tío acojonante”, le respondía el asturiano.

Alonso le preguntaba entonces a Sainz hijo sobre su futura participación en el Dakar. "Vas a hacer el Dakar 100 %, vale, pero ¿cúando?". “Minimo, diez años, yo creo, pero pueden ser mas, menos no lo creo", contestaba Sainz hijo, confirmando que algún día correra el raid, "pero en mis planes entra. A ver cómo es dentro de diez años... ¡A lo mejor es todo eléctrico!”. “¿Cuántos padres e hijos han ganado un Dakar’? “No creo, no se, pero nunca se sabe”, contestaba Sainz padre.

Sainz padre le señalaba luego a Fernando: “Pero tú que eres un cabronazo, en seguida hiciste ya el Marruecos… Por cierto, que aún no has dicho todavía quién fue el primero que te convenció para hacer el Dakar, dilo si tienes valor…”. “Mira, te voy a decir una cosa, haciendo memoria, debía ser el 2018, o 2017, Brasil Interlagos, sentados fuera del motorhome de Mclaren”, recuerda el propio Alonso, “ahí te empecé hacer preguntas, los enlaces, cuántos kilómetros, cuántos días… Y tú me dijiste que recuerdo perfectamente que, preparándolo se podía hacer bien, con seriedad. Los rallies eran una cosa imposible que necesitaba años, pero el Dakar podía ser una cosa divertida y apetecible. Sí, tú fuiste el primero”.

"Ánimo, a entrenar, a afeitarse"

Sainz hijo le preguntaba ahora a Alonso: “¿Fer, qué estas haciendo ahora?”. "Cogí la rutina de hacer dos horas de gimnasia diarias, sin importar la hora a las que lo haga. A veces de 12 a 2, o de 5 a 7, bajo al gimnasio, y pongo un timer, y estoy dos horas, hago de todo un poco. Y luego juego un poco a la Play, pero no tengo volante, así que juego al baloncesto y al Fifa”. “Deja a estos del simulador que se entretengan”, dice el padre. “Ya, esos nos meten un paliza”, contestaba Fernando, “Mira, el tema tiene muchos trucos, yo que le doy de vez en cuando, es de cogerle los trucos a cada coche”, explicaba Sainz hijo, “la puesta punto, hay que saberse todos los trucos, tú y yo nos acabaríamos enganchando pero hay que echar muchas, muchas horas, mucha práctica”. Y la pregunta va para el padre: "¿Simulador, yo? No, no soy yo de la generación de los simuladores, es un poco mariconada”, contesta Senior entre risas.

La conversación pasó a recordar cuando Carlos Sainz padre probó el Fórmula 1 de Renault de 2005, de las diferencias entre los monoplazas actuales y aquellos. (“Hoy serían seis segundos más rápidos con los neumáticos lisos y más anchos”). Antes de terminar, Sainz padre le preguntaba a Alonso si volvería al próximo Dakar. “No lo sé. Estoy en que solo pensar en las carreras con esta situación me parece hablar por hablar”, reconocía Fernando. “¿Indianapolis? Es el 23 de agosto, por ahora, pero lo veo muy optimista aún, tienes que estar allí a principios de agosto, y que Estados Unidos esté en plena forma para estar en marcha, no lo sé. Voy a ir paso a paso, primero las 500 Millas, prepararlo bien, hacer mucha simulación, que salga bien la carrera a ser posible, y luego, a partir de ahí, ver qué pasa y cuál es la situación. El Dakar, si no es el año que viene, me gustaría volver”. “Ya has hecho lo peor”, le dice Sainz padre. “Claro, ahora que conozco la preparación, el kilometraje...”.

Acaba la larga e inusual charla entre los tres pilotos españoles, que nunca se habían reunido así antes. “Bueno chicos, ánimo, a entrenar, a afeitarse, a cortarse el pelo... Teneis una cantidad de tareas de la hostia”, se despedía entre risas Fernando Alonso. “Le tendré controlado por aquí”, contestaba Sainz hijo, señalando a su padre.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios