EL TÍO Y EX ENTRENADOR DE LA LEYENDA SE MOJA

La exigencia que Toni Nadal tuvo con Rafa y que ahora pide a los políticos por el Covid-19

"La gente que acostumbra a hablar mucho, es difícil que pueda gestionar bien", asegura el entrenador de Nadal sobre la clase política, a la que exige delegar en los expertos al no verla preparada

Foto: Toni Nadal, junto a su sobrino Rafa, tras ganar Roland Garros. (EFE)
Toni Nadal, junto a su sobrino Rafa, tras ganar Roland Garros. (EFE)

"No concibo la vida sin mejorar". Este fue el titular que Toni Nadal dejó en la conferencia 'Todo se puede entrenar' —título también de su libro— que protagonizó en la Universidad San Pablo CEU. "Se engaña con demasiada frecuencia a los niños y a los jóvenes. Sin mala intención, se les transmiten mensajes muy positivos sobre todo lo que hacen. 'Qué bien corres' o 'qué bien te ha salido este dibujo'... aunque lo hagan fatal. Se busca aumentar su autoestima, pero es un error", expuso el tío y ex entrenador de Rafael Nadal, quien explicó que "mi compromiso siempre ha sido decir la verdad: 'No lo has conseguido porque no lo has hecho bien'. Y así lo he hecho, incluso, con mi sobrino. La verdad duele, cierto, pero es difícil avanzar y progresar si uno solo recibe mensajes positivos".

Esta conferencia la dio el 'tío Toni' en septiembre del año pasado, pero, como suele suceder con todas las lecciones magistrales, su ideario vale para aplicarlo a cualquier momento. Incluso en uno de la excepcionalidad como el que nos está tocando vivir. Después de 27 años y 75 títulos para poder presumir de haber llevado a Rafa Nadal a ser el mejor deportista español de la historia, Toni Nadal (Manacor, 1961) se ha convertido en una voz más que autorizada para opinar sobre aspectos que van más allá del tenis o el deporte. Del mismo modo que Rafa es un referente social por su saber estar, humilde en la victoria y elegante en la derrota, además de su ejemplar carácter competitivo, Toni es un referente en la formación, la cual no concibe sin el esfuerzo y la capacitación, posiblemente por este orden.

[Por qué los deportistas faltan tanto al respeto a Pedro Sánchez y Pablo Iglesias]

Este miércoles, el mallorquín pasó por los micrófonos de 'El Transistor' de Onda Cero para hablar de la cancelación de Wimbledon, así como del Torneo de Mallorca, del que es organizador. Pero lógicamente también habló sobre la crisis sanitaria que ha provocado la pandemia del coronavirus. A la pregunta de José Ramón de la Morena sobre si piensa que en España se ha reaccionado tarde, Toni comentó que "hay gente que ya sabía que podía pasar algo. Mi sobrino (Rafa Nadal) me contó que cuando estuvo en febrero en Sudáfrica para jugar contra Federer, Bill Gates le dijo que no sabría si en marzo podríamos viajar después de ver lo que estaba pasando en China". Cabe recordar que el cofundador de Microsoft ejerció de Nostradamus de esta pandemia.

Es por ello que, según el reputado entrenador, "a mí me sorprende que desde el aparato gubernamental esta información no la tuvieran. Debían saberlo. Ahora lo principal es salvar vidas, pero ha habido un desconocimiento por parte de todo el aparato político, no solo de España, sino también de otros países. Del mismo modo que a mí no me gusta hablar de lo que no sé, lo que me molesta es que no se escuche más a los científicos. El problema de la política es que tienden a marcar más terreno y quitan terreno a quienes de verdad son expertos y deberían marcar las líneas. Nos confundimos. La gente que acostumbra a hablar mucho, es difícil que pueda gestionar bien", sentencia.

Y es que Toni Nadal considera que "deberíamos desterrar el fanatismo de los políticos, pues están para defender a la sociedad y no sus ideales. El fanatismo es uno de los grandes males de esta sociedad". Y prosiguió: "El gran problema de la política es que cada vez abarcan más terreno y apartan de ese terreno a los expertos. Se puede ser buen parlamentario, pero mal administrador. Creo que la política debería dejar muchas cosas en manos de expertos".

Toni Nadal, durante una conferencia
Toni Nadal, durante una conferencia

La venda de la ignorancia o los prejuicios

Salvo que se tengan los ojos tapados por una venda, ya sea de incultura, prejuicios o ese fanatismo del que habla Toni, el principal problema de la sociedad actual radica en algo que en el deporte sería impensable y que es precisamente a lo que se refiere el ex entrenador de una leyenda, y no solo por su palmarés, sino sobre todo por su manera de competir. Hasta la última bola, hasta el último punto. Sin darse nunca por vencido. Los deportes, más aún los individuales que los colectivos, exigen capacitación. Un talento innato en algunos casos, sí, pero que sin esfuerzo y sacrificio de poco o nada sirven para llegar lejos. "El principio de autoridad siempre termina siendo un poco coercitivo, pero procuro aplicarlo de manera prudente y desde la lógica estimación personal", suele reconocer Toni.

Con la sensatez que le caracteriza, el mallorquín confesó en los micrófonos de Onda Cero que "me sorprende mucho la gente. Nos cuesta ser críticos con los nuestros y deberíamos serlo con aquellos a quienes votamos. Este es el problema. Uno es del Madrid y todo lo que hace el Madrid está bien hecho. Y lo mismo si es de otro equipo. Deberíamos empezar a ser críticos con los políticos y así exigirles mucho más. Es algo que al final nos iría mejor para la sociedad", comentó.

Para acabar, Toni dejó otra brillante reflexión, aunque a buen seguro alguien le sacará punta. "La democracia es buena cuando la gente está preparada para discernir entre lo que está bien y lo que está mal. Sin embargo, tenemos una sociedad en la que nos gustan que nos den siempre la razón y no nos digan las cosas que no queremos escuchar. Los políticos, cuando están en la oposición defienden la ética y cuando están en el Gobierno, defienden la política. Pero es la ética la que debería llevar a ser ecuánime, prudente y trabajar por el bien de todos y no solo en la defensa de unos ideales. Hoy en día, a mi modo de ver, en la política se ocupan mucho tiempo defendiendo temas menos importantes y se le resta a lo que es realmente importante en la vida".

Se puede decir más alto, sobre todo porque su tono de voz es tenue, pero no más claro, por más que el talante de Toni Nadal siempre sea pausado. "No sé si esto nos va a cambiar porque el ser humano es desmemoriado y olvidamos pronto, pero algún retoque tenemos que hacer", concluyó el tío de Rafa y 'padre' de muchas conciencias. Así es, y cada día que pasa parece más claro que, como se dice ahora, todos y en especial la sociedad nos tendremos que 'resetear'...

Deportes
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios