CIERRE EN MARANELLO HASTA FINALES DE MARZO

Cómo el coronavirus está secando a Ferrari con sus coches de calle y de carreras

El cierre de las instalaciones de Ferrari deja en el aire no solo su capacidad de producciòn con los superdeportivos de calle, ya que podría afectar a la evolución del SF1000

Foto: Un trabajador de Ferrrari en el suspendido GP de Australia. (Reuters)
Un trabajador de Ferrrari en el suspendido GP de Australia. (Reuters)

Ferrari se para en la pista y fuera de ella. La producción de vehículos deportivos ha sido detenida con la compañía envuelta en el bloqueo total decidido por el gobierno italiano para intentar controlar la expansión del coronavirus. Pero al igual que su línea de producción de deportivos, también queda en el aire cuál será la evolución del monoplaza italiano en los próximos meses, y cómo los técnicos del equipo podrán trabajar en el SF1000 sin las referencias de la pista en los dos próximos meses.

La cadena internacional de suministros se ha visto interrumpida en las últimas fechas, ya que numerosas empresas no podían acceder a las demandas de la producción de la marca italiana. Con la pausa, Ferrari no solo libera de presión a sus trabajadores y se acompasa a sus suministradores. De momento, los empleados de Ferrari seguirán trabajando desde sus hogares. Pero si la Fórmula 1 vuelve en mayo, ¿cómo serán aprovechados estos meses de pausa sin carreras?

Cerrado hasta el 27. De momento

“Junto con nuestros suministradores, (nuestros trabajadores) han asegurado la producción de la compañía. Y en señal de respeto hacia ellos, para su tranquilidad y la de sus familias, hemos tomado esta decisión”, justificaba el CEO de Ferrari, Louis Camillieri, en relación a su plantilla personal de sus instalaciones. “Nuestros clientes y seguidores también están en nuestras prioridades en esta ocasión, mientras nos preparamos para un retorno fuerte”. ¿Y el equipo de carreras?

En el fallido Gran Premio de Australia, sus miembros quedaron recluidos en su hotel, mientras que los responsables de la Scuderia rechazaron participar en la carrera desde el momento que se conoció el positivo en McLaren. Ahora, las instalaciones de Maranello paran totalmente hasta el próximo 27 de marzo. Por ahora. Además, gran parte del equipo de carreras presente en Melbourne no podrá acercarse a Maranello para respetar el periodo de cuarentena tras el positivo de McLaren, varios de cuyos miembros se han quedado en Melbourne. ¿Cuál será entonces la operatividad del equipo de carreras y de sus proveedores estos dos próximos meses?

Dónde está Ferrari

“¿Tenemos preocupaciones? Ciertamente cuando no eres más rápido de lo que te gustaría ser, pero es pronto para definir y entender”, explicaba Mattia Binotto al finalizar la pretemporada, “pero lo que será más importante es entender que estamos desarrollando el coche en la dirección adecuada en una larga temporada con 22 carreras, así que habrá tiempo para recuperar”. Binotto señalaba las tres primeras pruebas como referencia para calibrar el nivel y la evolución del SF1000. Pero no serán ni en marzo ni abril, ni en los circuitos previstos.

La cancelación del Gran Premio de Australia ha dejado sin responder las incógnitas que planteaba la pretemporada ¿Estará Ferrari cómo Mattia Binotto apuntaba en Montmeló? Que era, a grandes rasgos, un nivel competitivo en condiciones de carrera, aunque por detrás de sus rivales en entrenamientos. Con ganancia de carga aerodinámica respecto al pasado año, aunque a costa de cierto nivel de drag, y con dudas sobre el verdadero potencial de su unidad de potencia. Sobre todo cuando Mercedes no dudaba en señalar públicamente que Ferrari había rodado con motores ‘desinflados’ frente a sus clientes de Haas y Alfa Romeo. Melbourne no ofreció salida a los interrogantes?

En modo virtual

Pero sin respuestas en la pista, Ferrari tendrá que trabajar en modo virtual para avanzar con el programa del SF1000, que contaba solo con las referencias del asfalto de Montmeló. Será ahora cuando se constaten en Maranello los obstáculos que para las empresas y entidades italianas está suponiendo el bloqueo de la sociedad transalpina. Camillieri confirmaba que su plantilla seguirá trabajando desde sus domicilios, pero hasta que punto podrá afectar a los ingenieros y técnicos del equipo de carrera se desconoce. Al igual que a los proveedores del equipo de carreras.

Este tiempo adicional podrían jugar a favor del equipo técnico para seguir con el programa de evolución previsto. Pero con las condiciones de trabajo actuales para sus técnicos. ¿Será plenamente operativa la unidad Squadra Corse en su capacidad de simulación y trabajo en galería de viento durante estas semanas de cierre? Sin contar con las referencias de la correlación de la pista. Lo mismo podría decirse de sus rivales, ciertamente, pero en estas fechas las limitaciones para los equipos en Gran Bretaña no son las mismas que en Italia. Y se desconoce el alcance temporal del bloqueo en Italia. A pesar de la sofisticada tecnología que alberga en su seno ¿Cómo solucionarán en Maranello la crisis provocada por un virus?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios