EL MENSAJE DE LA RENOVACIÒN A LECLERC

El futuro de Carlos Sainz o quien tendrá narices para correr con Leclerc en Ferrari

La renovación por cinco años de Ferrari a Charles Leclerc confirma que, salvo la llegada de Hamilton, el monegasco será el líder de Maranello ¿Qué podrían hacer pilotos como Sainz?

Foto: Charles Leclerc y Carlos Sainz, en la rueda de prensa del pasado Gran Premio de Japón (EFE)
Charles Leclerc y Carlos Sainz, en la rueda de prensa del pasado Gran Premio de Japón (EFE)

Era un secreto a voces, solo faltaba conocer cuándo Ferrari amarraría a Charles Leclerc. Mattia Binotto lo tuvo claro muy rápido. “Con cada carrera que pasaba el deseo de extender el contrato con Charles era cada vez más evidente, y la decisión supone que estará ahora con nosotros durante los próximos cinco años”. Destronado Sebastian Vettel y con un mercado impredecible para 2021, en Maranello quizás han decidido convertir a un joven de 22 años en el eje del proyecto italiano. “Demuestra que Charles y la Scudería tienen un firme futuro juntos”. En términos de Fórmula 1 cinco años son una eternidad.

El monegasco no tiene parangón en la historia de Ferrari. Piloto más joven en subir a un monoplaza rojo y a un entorno que exigía experiencia y madurez para soportar la intensa presión, ganador más joven de su historia, capaz de doblegar a quien Binotto ungió como líder en febrero. Sin duda, son mimbres que señalan a un futuro campeón del mundo

La decisión de Ferrari con Charles Leclerc plantea una cuestión nuclear para los candidatos al segundo puesto de Ferrari a partir de 2021. Salvo para Lewis Hamilton. Porque ¿Quién querrá unir sus destinos a los de un piloto predestinado a liderar Ferrari? ¿Y si, por ejemplo, a Carlos Sainz le llegara una oferta para acompañar a Leclerc a partir de 2021?

La genética de Ferrari

La historia y genética del equipo italiano tiende a pivotar en torno a un líder fuerte. Este año se ha vivido el dilema casi esquizofrénico de respetar el estatus de su líder desde 2014. Pero en Ferrari comprendieron ya desde Bahrein quién sería el más fuerte de entre sus dos pilotos, y la temporada no hizo sino confirmarlo. Cuando los integrantes de un equipo de Fórmula 1 reconocen a quien recompensa sus esfuerzos en los despachos y en los boxes se decantan rápido. Y cuando ese piloto tiene 22 años y solo una temporada de experiencia en F1, criado en los pechos de la Ferrari Driver Academy…El resto del campeonato consistió en gestionar esa esquizofrenia sin humillar a Vettel.

Charles Leclerc en su Ferrari. (EFE)
Charles Leclerc en su Ferrari. (EFE)

2020 puede suponer la continuación de esta reciente temporada. Un año que se antoja durísimo para el piloto alemán. Mientras, planea sobre el equipo italiano la posible llegada de Hamilton. ¿Y si el británico se pusiera realmente a tiro? Indudablemente, Ferrari albergaría un espectacular ‘dream team’, pero con un liderazgo focalizado en Hamilton con la misma aureola que la llegada de Schumacher, Alonso y Vettel supuso en su día. Su palmarés y estratosférico sueldo lo exigiría y justificaría. Para Leclerc no sería una buena noticia.

Pero su rápida y lucrativa renovación -se habla de un sueldo triplicado y un mínimo de 15 millones de euros- ya cierra para Ferrari una gran baza de futuro al asegurarse un potencial campeón del mundo. De modo que ante la posible marcha de Vettel ¿Quién podría – o querría -acompañar a Charles Leclerc en Ferrari a partir de 2021 de no llegar Lewis Hamilton?

No solo es el monoplaza

Para un piloto, la Fórmula 1 es máquina y entorno. La primera significa una montura competitiva, producto de una organización eficaz. Aquí entra en juego la capacidad de un piloto para decantar hacia su lado la dinámica de esa organización. Para ello, se necesita conocer ese entorno primero para desequilibrarlo a favor después. Y ganarse el respeto del grupo humano en la pista. Lleva tiempo. Leclerc ya lo ha logrado en Ferrari en solo un año. Ha superado a Vettel en todos los aspectos en 2019. Conoce los pasillos de Maranello y cuenta con el respeto de la organización que se ha materializado en un contrato de cinco años. A este panorama se enfrenta cualquier piloto que no se llame Lewis Hamilton. Como asediar un castillo conquistado antes por otros.

Demos por buena la reciente negativa de Luigi Camillieri y Mattia Binoto a un posible fichaje de Max Verstappen y Fernando Alonso. La horquilla de posibles candidatos haría objetivo ideal a un Daniel Ricciardo, por ejemplo. O a jóvenes de potencial y rendimiento contrastado con un perfil complementario al de Leclerc. Por qué no, Carlos Sainz después de su magnífica temporada en 2019.

Carlos Sainz en la última carrera de la temporada. (McLaren)
Carlos Sainz en la última carrera de la temporada. (McLaren)

Seguir o no, he ahí el dilema

El análisis sobre el español podría ser válido para otros potenciales candidatos a acompañar a Leclerc. Pero en el de Sainz, con una singularidad: Zak Brown y Andreas Seidl quieren también atarle cuanto antes con un contrato de dos años. No quieren que entre en el mercado, tal es la seguridad en su potencial. Si Sainz accediera, quedaría al margen de optar a alternativas como la de Ferrari u otras que le permitieran incrementar sus ingresos o saltar a un equipo con mayor potencial que McLaren. ¿Que opciones tendría Red Bull en su cuadra de jóvenes, por ejemplo, si Verstappen emigrara a Mercedes?

Para Sainz, una hipotética oportunidad en Ferrari supondría un gran contrato y el prestigio de formar parte de la Scuderia. Pero con Leclerc como líder indiscutible al que derrocar, bajo el peligro de quedar subordinado por la organización. Sin embargo, Sainz disfruta una situación similar en McLaren. Lidera indiscutiblemente la escuadra británica, con sus dirigentes y figuras técnicas de su lado. Conoce bien la organización gracias a su trabajo interno cotidiano. Vive día a día en la sede de Woking. Los resultados en la pista en 2019 rematan el paisaje. De aquí las prisas de Zak Brown.

Ahora bien, la cuestión que el propio Carlos Sainz se estará planteado es delicada ¿Compensa esperar al avance de la 'silly season' mateniendo la libertad de maniobra y abierta una potencial oportunidad en Ferrari - u otro equipo de punta- pero junto al nuevo líder de Maranello, o apostar por consolidarse en McLaren con una posición similar a la del monegasco en la Scuderia? Todo un dilema, pero qué bendito dilema.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios