El inicio En F1 de Leclerc no pasa desapercibido

¿Tendrá Ferrari lo que hay que tener para cambiar su filosofía con el talentoso Leclerc?

El gran inicio de temporada de Leclerc hace dudar a Ferrari sobre si seguir su idea de contratar a pilotos contrastados o apostar por la juventud del monegasco, algo novedoso

Foto: El gran inicio de temporada de Leclerc no pasa desapercibido para Ferrari. (EFE)
El gran inicio de temporada de Leclerc no pasa desapercibido para Ferrari. (EFE)

Ferrari tiene puesto el ojo en la progresión de Charles Leclerc, una de las mayores promesas de la Fórmula 1. Con solo 20 años, su inicio de temporada en la escudería Alfa Romeo Sauber, uno de los peores monoplazas de la parrilla, está dejando a todos boquiabiertos, y en Ferrari ya se enfrentan al dilema sobre si seguir con su idea conservadora de contratar a pilotos contrastados, como Daniel Ricciardo (con su futuro en Red Bull en el aire) o apostar por la juventud.

Leclerc forma parte del programa de jóvenes pilotos de Ferrari. Su meritorio sexto puesto en la accidentada carrera del Gran Premio de Azerbaiyán ha alimentado los rumores de su salto a la escudería italiana. En Maranello no quieren dejar escapar a uno de los mayores talentos de la parrilla. A pesar de ello, varios medios italianos aseguran que hay un principio de acercamiento entre Kimi Raikkonen y Ferrari para la renovación del finlandés por una temporada más.

¿Se atreverá Ferrari a apostar por la juventud?

En el caso de que Raikkonen no decidiese seguir, Ferrari se enfrenta a una duda: apostar por uno de los mayores talentos de la parrilla o ir a por uno de los mejores pilotos en la actualidad, Daniel Ricciardo. Al australiano no le están mimando lo suficiente en Red Bull. Esta posibilidad cerraría la puerta al de Mónaco durante varios años y podría significar que el joven piloto se pudiera marchar en unos años a un rival.

En Maranello siempre han seguido una filosofía muy conservadora en las contrataciones de sus pilotos. Han buscado pilotos contrastados que den el rendimiento esperado desde el primer día y que tengan claras opciones de ganar títulos para la escudería. Son los casos de Fernando Alonso, que llegó con dos mundiales bajo el brazo; Vettel, con cuatro; o Raikkonen, con uno y con una gran experiencia a sus espaldas. Su última apuesta fue la de Felipe Massa, que llegó a Maranello en 2006 con 24 años y tras unos buenos resultados en Sauber.

Haas aparece en el horizonte

En Maranello ya están pensando en el futuro del piloto de 20 años y Haas aparece en el horizonte. La gran unión que existe con la escudería que dirige Guenther Steiner, su superior rendimiento al Sauber y las dudas con Romain Grosjean le abren una clara posibilidad al joven monegasco de seguir adquiriendo experiencia en el Gran Circo y llegar realmente preparado. A lo largo de 2016, Leclerc ya se encargó de testear monoplazas para Ferrari y Haas.

Leclerc nunca ha hecho una segunda temporada en una categoría desde que compite en monoplazas, por lo que lo ideal sería que realizase varias temporadas antes de dar un salto tan grande. Ganó carreras en la Fórmula Renault en su primer año, compitió en la Fórmula 3 Europea la siguiente temporada, ganando carreras y acabando como mejor debutante, antes de encadenar los títulos de GP3 y Fórmula 2 las dos últimas campañas.

Su padre y Bianchi, las mayores motivaciones

Leclerc ya ha recalcado en numerosas ocasiones que llegar a Ferrari sería “un sueño hecho realidad”. Con tan solo cuatro años se subió a su primer kart y a partir de ahí empezó a competir de la mano de un joven ayudante, Jules Bianchi. El francés se convirtió en el mayor apoyo del joven monegasco en su prematuro inicio de carrera. El de Niza también era considerado una de las mayores promesas de este deporte. Pertenecía a la Academia de Ferrari y todo el mundo de la F1 esperaba que algún día diera el salto a la escudería italiana.

Su dramático accidente en octubre de 2014 y su muerte nueve meses después destrozó al joven Leclerc. "Nunca lo superé. Quizá nunca lo haga. Pero nunca tuve ninguna duda acerca de continuar. Todo lo que siempre he querido ha sido correr", dijo en su día. A partir de este momento, Jules se convirtió en una de sus mayores motivaciones. El monegasco tiene claro que quiere ocupar el lugar que el destino le arrebató al malogrado piloto y dedicarle su éxito a Jules y también a su padre, Hervé Leclerc, piloto en los años 80 que le inculcó su amor por este deporte y que falleció de manera repentina el año pasado mientras Leclerc competía en Bakú, donde ganó las dos carreras del fin de semana y logró la pole.

Ahora el piloto de 20 años tiene que remar solo y lo está haciendo a la perfección. Si sigue compitiendo de esta manera, Ferrari dejará de lado su filosofía y apostará todo por un piloto que tiene todas la condiciones para ser campeón del mundo en el futuro.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios