El próximo graduado de la ferrari driver academy

Charles Leclerc: Ferrari pone a su anti-Verstappen en la rampa de lanzamiento

Ferrari tiene ya listo a su próximo talento de futuro, un joven monegasco hijo de piloto y aprendiz de Jules Bianchi que está a medio paso de ganar la Fórmula 2 en su año de debut

Foto: Charles Leclerc impresionó en los test de temporada en el circuito de Hungaroring. (Ferrari)
Charles Leclerc impresionó en los test de temporada en el circuito de Hungaroring. (Ferrari)

Ferrari ya tiene listo a su 'anti-Verstappen'. De hecho, Charles Leclerc compartió pista en el karting con el popular neerlandés y uno de sus principales rivales antes de debutar en monoplazas. Ahora, dos pilotos que pelearon por los mundiales de karting en 2013 se encontrarán por primera vez en la Fórmula 1 en 2018. Uno será debutante mientras que el otro tendrá ya 60 Grandes Premios disputados. De momento, Leclerc calienta por la banda y se subirá al Sauber en cuatro sesiones de entrenamientos libres en lo que queda de año.

El joven es una de las más grandes promesas nutridas en la cantera de Ferrari. Ayer se confirmó la noticia de la presencia de Leclerc al volante de un Sauber en los entrenamientos libres de cuatro Grandes Premios: en Malasia, Estados Unidos, México y Brasil. No será su primera aparición en un fin de semana de carreras, puesto que el año pasado estuvo en otras cuatro sesiones en un Haas.

Un ascenso meteórico pero sensato

El paso de Leclerc del karting a la F1 no fue tan meterórico. Su debut en monoplazas se produjo en la ya desaparecida Fórmula Renault 2.0 Alps, en 2014, en un programa reducido y sin presión con la vista puesta en la Fórmula 3 europea en 2015, sobre todo tras ver lo rápido que se había adaptado su antiguo rival. Leclerc acabó en el equipo Van Amersfoort Racing para reemplazar precisamente a Max Verstappen, ya piloto de Fórmula 1. El inicio fue sensacional y llegó incluso a liderar la general, lo que hacía que muchos pensaran en él para subir a la Fórmula 1 de forma inminente.

Para Leclerc estaba a punto de iniciarse una etapa muy difícil con el fallecimiento de Jules Bianchi, quien había sido su mentor y era para él como un hermano. Lo que podria ser una temporada de título acabó con una segunda mitad de año floja, salvada solo por el segundo puesto en el prestigioso Gran Premio de Macao de Fórmula 3. Por aquel entonces, a Leclerc se le abrieron las puertas de la Ferrari Driver Academy de par en par. Con la cabeza de nuevo en su sitio, en 2016 se impuso en la GP3 al primer intento y lleva el mismo camino en la Fórmula 2 con una temporada impresionante, con siete poles en nueve citas, y solo la mala suerte ha impedido que se haya coronado ya campeón. Con cinco victorias, se convertirá en el primer piloto desde Nico Hulkenberg en triunfar en la telonera de la Fórmula 1 en el año de debut.

Leclerc, intratable en su año de debut en la Fórmula 2, podría proclamarse campeón en Jerez. (FIA F2)
Leclerc, intratable en su año de debut en la Fórmula 2, podría proclamarse campeón en Jerez. (FIA F2)

Un destino bello pero cruel

Leclerc parecía destinado a ser piloto de carreras y a llegar a la Scuderia Ferrari. La parte más conocida era su relación con Jules Bianchi, para quien se creó la Ferrari Driver Academy. El joven monegasco se inició en el karting en el circuito que dirigía el padre de Jules. Los dos chicos entablaron una gran amistad y Bianchi tomó a Leclerc como una suerte de aprendiz pero sobre todo, de hermano pequeño. De hecho, tienen cierto parecido físico. Ambos vivieron grandes momentos juntos e incluso cuando el primero llegó a la Fórmula 1, aún encontraba tiempo para ayudar a su buen amigo a seguir brillando en el karting. El accidente de Suzuka en 2014 le arrebató a Leclerc uno de sus seres más queridos y a punto estuvo de abandonar las carreras. Pero el destino quiso que precisamente Ferrari le ofreciera unirse a ellos. Para él, no habría mayor homenaje a 'Julio', como le llamaba cariñosamente.

Pero, además, el padre de Charles había sido también piloto. Hervé Leclerc llegó a la Fórmula 3 en los años 80 y compartió pista con leyendas como Damon Hill, Jean Alesi o Bernd Schneider. Pero el joven piloto sufrió otra gran pérdida cuando su padre falleció el pasado verano después de un rápido deterioro de su salud por enfermedad. El mensaje —'Te quiero papá'— que Leclerc luce en el casco desde entonces es su homenaje y la prueba de otra dura experiencia que ha debido atravesar Charles Lecrec. Pero la experiencia de perder a Bianchi ha debido ayudarle en esta ocasión, porque esta vez sí ha conseguido mantenerse al más alto nivel. En Jerez, lucirá el mismo diseño de casco que su padre usó a lo largo de su carrera, y con el que podrá proclamarse campeón.

Además, a lo largo de 2016 y 2017 se ha subido varias veces a los Ferrari de Fórmula 1. Su última aparición a los mandos de un coche de Maranello fue en los test de temporada posteriores al Gran Premio de Hungría. Allí fue el más veloz y volvió a impresionar. En Ferrari le quieren compitiendo ya mismo y salvo desastre, estará en Sauber a tiempo completo en 2018. Además, no son pocos quienes ven en él al reemplazo de Kimi Raikkonen. Atentos a él, porque el chico promete.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios