AMBOS COINCIDIERON EN EL PASADO GP DE F1

Gelael, el piloto de pago (de Red Bull) que costeó la carrera del reserva de Ferrari

Los entrenamientos libres del Gran Premio de Singapur vivieron la culminación del sueño de dos jóvenes pilotos, Gelael y Giovinazzi, gracias al dinero de la familia de uno de ellos

Foto: Sean Gelael y Antonio Giovinazzi en la Asian Le Mans Series. (AsLMS)
Sean Gelael y Antonio Giovinazzi en la Asian Le Mans Series. (AsLMS)

Uno de los problemas más mencionados en el paddock de la Fórmula 1 y sus categorías teloneras en tiempos recientes es el crecimiento del número de los pilotos de pago. Se trata de jóvenes talentos que llegan auspiciados por el dinero de sus familias o patrocinadores —o ambos— más que por su talento. Esto deriva en deportistas de un nivel inferior en el mejor de los casos y terrible en el peor. Uno de los casos de esta oleada de los pilotos de pago es el que involucra a la familia Gelael y KFC Indonesia, apoyando hoy en día a varios pilotos pero sobre todo conocidos por dos hombres de perfil muy distinto: Sean Gelael (hijo del empresario) y Antonio Giovinazzi (rival de Sean en la pista), protagonistas a su manera en el pasado GP de Singapur.

Aparentemente, estos dos nombres no deberían tener nada en común. Un piloto indonesio y otro italiano tienen pocos motivos evidentes por los cuales pudieran relacionarse. Pero se trata de dos amigos desde el mundo del karting que han llegado a la categoría reina dando prácticamente juntos cada paso del camino, tras prometerse que llegarían de la mano. Lo hicieron por dinero, pero donde Gelael es un piloto de pago 'de libro', Giovinazzi encandiló al público en la GP2 y se ganó el ser fichado por Ferrari, que le ha convertido en su piloto de pruebas y reserva.

Giovinazzi, casi un hijo para los Gelael

Todo comenzó cuando Antonio Giovinazzi, nacido en Martina Franca, tomó parte en una competición de karting en Asia. Allí, el adolescente italiano conoció a Sean Gelael, un rival en pista y agradable y con don de gentes fuera de ella. Ambos se llevaron bien rápidamente y surgió una profunda amistad de forma prácticamente instantánea. Giovinazzi fue invitado a casa de los Gelael, con quienes 'vivió' a lo largo de sus estadías asiáticas para competir en el karting. A través del respeto mutuo y la dedicación por un sueño común, los dos chicos fueron cada vez más cercanos y con el tiempo, la familia de Gelael pasó a ver a Giovinazzi casi como un hijo, algo que marcaría sus carreras deportivas.

Ricardo Gelael, padre de Sean, es el presidente de PT Fast Food Indonesia, la empresa que se encarga de la importación de los productos de KFC en Indonesia, Malasia, Singapur y parte de China entre otros lugars. La familia indonesia tenía todo el dinero que pudiera imaginarse y no reparaban en gastos para asegurarse que su hijo tenía todas las facilidades posibles para llegar a la Fórmula 1. Viendo que Giovinazzi tenía talento y que la relación entre ambos era buena, Gelael padre decidió apoyar también al transalpino, esperando que su sana rivalidad les llevara a empujarse el uno al otro, a aprender e incluso a enseñarse mutuamente (probablemente 'Gio' acabó senseñando mucho más). En cualquier caso, su 'familia adoptiva' le pagaba la fiesta.

Sean Gelael y Antonio Giovinazzi compartieron pista en los Libres 1 del GP de Singapur. (Sean Gelael)
Sean Gelael y Antonio Giovinazzi compartieron pista en los Libres 1 del GP de Singapur. (Sean Gelael)

Las carreras deportivas de estos 'hermanos' que juraron llegar a la F1 juntos empezaron de forma paralela. Mismo equipo, mismas competiciones... y aunque la intención era progresar juntos, la comparativa ayudó mucho a un Giovinazzi que siempre se mostró excepcionalmente superior a su amigo. La demostración del talento en contraposición con el dinero no podía ser más evidente. A partir de entonces, la historia se conoce: Fórmula Abarth, Fórmula Pilota China, Campeonato Europeo de Fórmula 3 y eventualmente incluso participaciones esporádicas en la Asian Le Mans Series y el Campeonato del Mundo de Resistencia. En el campeonato asiático llegaron a ganar carreras, ocupando ambos el escalón más alto del podio... aunque a nadie se le escapaba que el talento lo ponía Giovinazzi.

Con el tiempo, hubo que claudicar en la idea de tener a los dos pilotos corriendo juntos y en 2015 y por primera vez pasaron a competir en lugares distinos y en 2016 volvieron a encontrarse las caras aunque esta vez en escuadras distintas en la GP2. No importaba demasiado ya que el dinero de KFC hacía que sus coches lucieran prácticamente iguales aún estando separados. Gelael apenas obtuvo un podio en una carrera extraña en Austria mientras Giovinazzi luchó por el título contra el reputado Pierre Gasly. El contrato para disputar la GP2 había llegado a última hora y hecho todo 'deprisa y corriendo'. El propio piloto ya había declarado que estaba listo para olvidarse de la F1 —llegó a disputar dos carreras del DTM— pero el destino tenía otros planes.

Giovinazzi, piloto reserva de Ferrari

Giovinazzi pasó a la Fórmula 1 como reserva de Ferrari en 2017, además de probar en pretemporada con Sauber y acabando disputando dos carreras con los suizos por los problemas de salud de Pascal Wehrlein. Mientras tanto, Gelael ha estado en la Fórmula 2. Precía que sus caminos no iban a cruzarse a corto plazo pero el movimiento sorpresa del indonesio al acercarse a Toro Rosso e inluso probar con ellos lo cambió todo. Unas semanas de negociaciones y Gelael ya tenía varias participaciones de entrenamientos libres acordadas con los de Faenza, empezando por las citas de Singapur y Malasia, las más cercanas a su casa. Algo parecido ocurría con un Giovinazi que tenía previsto rodar en Monza pero que tuvo que demorar su salida al Marina Bay Street Circuit tras la amenaza de lluvia del viernes.

De esta forma, cuando llegó el GP de Singapur, los dos amigos posaron orgullosos ante las cámaras. Lo que había empezado como un sueño estaba a punto de convertirse en una realidad. Giovinazzi y Gelael iban a compartir una sesión de entrenamientos libres. Lo siguiente será disputar un GP de Fórmula 1 y aunque Giovinazzi podría sar el salto en 2018, a su compañero le puede quedar algo más... si es que llega.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios