el fabricante francés confía en su nuevo motor

Por qué McLaren confía en poder sorprender con el motor de Renault en 2018

Renault ofrecerá el próximo año los primeros frutos de su reestructuración. Entre ellos, una nueva unidad de potencia con la que sus tecnicos confian en alcanzar a Mercedes y Ferrari

Foto: Fernando Alonso en el pasado GP de Singapur. (EFE)
Fernando Alonso en el pasado GP de Singapur. (EFE)

McLaren se ha cogido del brazo de Renault no solo para salir del fracaso matrimonial de Honda y así reestructurar su estrategia empresarial. “En los próximos cinco años estoy absolutamente seguro que volveremos adonde pertenece McLaren. Y con ello, recuperaremos nuestra credibilidad y nuestro ‘portfolio’ de patrocinadores”, recordaba Eric Boullier estos días. Pero, en el fondo, también late la confianza de que el nivel del fabricante francés en 2018 supere cualitativamente al de estas pasadas temporadas en la Fórmula 1.

Porque en McLaren confían en subirse a la ola del equipo oficial de Renault, que en 2018 mostrará los primeros frutos de la musculosa reestructuración que se está llevando a cabo desde hace dos años. Entre ellos, esa nueva unidad de potencia en la que los técnicos de Viry Chatillon llevan trabajando casi dos años.

Ojo al monoplaza de Renault en 2018

Tras recomprar a Genii Capital un equipo agonizante, Renault ha reforzado técnica, humana y económica toda su estructura, además de fichar importantes nombres de otros equipos. Como Ciarom Pilbam desde McLaren, ahora nuevo 'Chief Race Engineer'. O Pete Machin como responsable de aerodinámica desde Red Bull. Al igual que Machin, otros técnicos se han ido incorporando a lo largo de 2017 al terminar su obligado período de cuarentena. Y Renault también cuenta con el veteranísimo Bob Bell, coordinador entre la base británica de Enstone (chasis) y Viry Chatillon (motor). El fabricante galo ha ampliado sus instalaciones de Enstone con casi mil metros cuadrados de espacio adicional, nueva maquinaria, además de incrementar en un 20 por ciento el personal para el área del chasis.

Será el próximo año cuando se plasme el primer resultado de tan ambioso proceso, cuyo objetivo final es luchar por el título en 2020. En este contexto llega Carlos Sainz.Nuestro coche de 2018 será el primero construido con la utilización de todos nuestros nuevos recursos, ya que el actual se creó con ciertas limitaciones. Hemos empezado el trabajo con el coche de la próxima temporada, y creo que todo el mundo quedará sorprendido con lo que tendremos en 2018” explicaba en mayo Abiteboul ¿Y que tiene que ver todo ello con McLaren?

"Todo un nuevo concepto de motor en 2018"

Porque, en la línea de Mercedes y Ferrari, Renault persigue la mejor integración posible entre ese chasis y la nueva unidad de potencia. “Tendremos todo un nuevo concepto, será una gran evolución y marcará la diferencia, pero será en 2018”, explicaba Abiteboul a mediados de este año. Un nuevo motor que también incorporará McLaren a su monoplaza en 2018. Como confirmaba Boullier estos días, que el equipo británico contará con la misma especificación que la del equipo oficial.

Los plazos para la evolución de un motor no tienen nada que ver con la vertiente aerodinámica, muy superiores por su complejidad técnica y logística. Y Renault se está tomando su tiempo. Precisamente, esta temporada está siendo utilizada con la mente puesta en la próxima, lo que quizás también explicaría una fiabilidad no del todo satisfactoria para un cuarto año de tecnología híbrida. Pero el objetivo es otro, como ya recordara a finales de 2016 Remi Taffin, director técnico de Renault, cuando reconocía el año pasado que tampoco se alcanzaría a Ferrari y Mercedes en 2017, como así ha sido. “El objetivo es estar muy cerca al final de 2017, porque la meta es luchar contra ellos en 2018. Este es el año en que les igualaremos". A ver...

"Aquí es donde entra Fernando en la foto"

Para Taffin, el proceso natural de convergencia acabará llegando porque las ganancias para los más avanzados serán cada vez más marginales, con mayor margen de progresión para quienes viene a rebufo. De aquí que Renault eligiera 2018 -sacrificando en parte 2017- para su importante salto cualitativo de importantes novedades técnicas en paralelo con ese nuevo chasis al que se refería Abiteboul. Según ha podido saber el Confidencial, el nuevo motor ofrecería su mejor potencial en los primeros meses de 2018, en torno al Gran Premio de España. Con los datos actuales en mano, en Renault confían que será entonces cuando se iguale a Ferrari y Mercedes.

Cuando McLaren evaluaba en 2017 su proyección hacia el futuro con Honda, desde el punto de vista técnico también valoraba esa nueva unidad de potencia francesa en marcha. Además de dar una solución a la crisis empresarial provocada por "el desastre de estos tres últimos años", desde el punto de vista deportivo también se confía en que el próximo monoplaza británico sorprenda en 2018 con nuevo motor de Renault.

Aunque para ello, como también apuntaba Boullier, hace falta el piloto. “Si quieres ser competitivo, no solo necesitas un motor, también al piloto. Aquí es donde entra Fernando en la foto”. El español ha repetido que solo seguirá en la Fórmula 1 si cuenta con opciones para luchar por la victoria o, al menos, el podio ¿Y por qué Fernando Alonso seguirá con McLaren en 2018?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios