a vueltas con los proveedores de motores

Renault abandona a su suerte a Red Bull y la empuja a los brazos de Honda para 2019

El culebrón del verano de la Fórmula 1 sigue alargándose con una Renault que habría comunicado a Red Bull su intención de no renovar su colaboración para 2019

Foto: Red Bull deberá usar motores Honda en 2019. (Reuters)
Red Bull deberá usar motores Honda en 2019. (Reuters)

A lo largo de los últimos meses, y sobre todo las últimas semanas, la Fórmula 1 ha centrado prácticamente toda su atención en el apartado de motores, en quién va a servir sus productos a qué equipos. Esperando aún la confirmación oficial, parece ya un hecho que McLaren va a estar con Renault en 2018 y que Honda va a pasar a motorizar a Toro Rosso, completándose el trueque entre ambos. Pero como suele pasar en el automovilismo, la historia tiene más profundidad, y si todo va como parece —y como apunta 'Motorsport.com'—, Renault está a punto de dar otra estocada al mercado técnico de la categoría reina al dejar a Red Bull.

Según los últimos rumores que corren por el 'paddock' del circuito de Singapur, Renault habría avisado a Red Bull —con mucho tiempo de antelación como muestra de buena fe— de que no tiene intención de renovar su acuerdo de cara a la temporada 2019, poniendo así punto final a una colaboración con 11 años de historia, 12 el próximo. De esta forma, el equipo de Dietrich Mateschitz tendría que buscarse la vida aunque con la situación actual de la Fórmula 1 y con la llegada de Honda al equipo júnior de la marca de bebidas energéticas, el camino que se verá en dos años es esperable y en ningún caso sorprende; Red Bull se asociaría con los japoneses.

Se trata de un divorcio que llega en el tiempo de descuento y que debería haber sucedido ya después de la convulsa temporada 2015, en la que desde Red Bull se criticó todo lo que se pudo la labor de Renault con el objetivo de forzar la separación de caminos. Entonces el equipo de Milton Keynes buscaba asociarse ya a Honda, con la creencia de que si no en 2016, en 2017 tendrían buen rendimiento. El veto de McLaren salvó la vida deportiva de la escuadra austríaca, que el año pasado ganó dos carreras y este, de momento, una. No habría sido posible con Honda, pero la semilla del interés estaba ya plantada y la unión llegaría por fin.

El experimento de los toros rojos con motores Honda comenzará en 2018 con Toro Rosso. (EFE)
El experimento de los toros rojos con motores Honda comenzará en 2018 con Toro Rosso. (EFE)

Renovarse o morir

La situación vivida entre Red Bull y Renault en 2015 hizo que desde 2016 los motores Renault de Red Bull no hayan usado el nombre del fabricante francés, siendo conocidos como TAG Heuer. Este año la situación se extendió al equipo Toro Rosso, que nominalmente monta motores 'Toro Rosso'. Ni rastro de Renault en lo que era una muestra evidente de que la asociación se mantenía por pura necesidad y que a poco que hubiera una alternativa, esta sería historia. Llega ahora —o en 2019, de hecho— el momento de cambiar de aires. Toca pasar por una obligatoria renovación.

La asociación de Honda con Red Bull tendrá en 2018 un periodo de prueba con Toro Rosso, potencialmente con uno o incluso dos pilotos nuevos. Será un año crucial para el fabricante japonés, que buscará recuperar su credibilidad, pero también mostrar un rendimiento que le permita obtener resultados y convencer a los pilotos de Red Bull que Honda les puede propulsar a la victoria. Daniel Ricciardo y Max Verstappen son pilotos ganadores, y si Honda no está a la altura con Toro Rosso en 2018, podrían buscarse la vida en otro equipo en 2019, año para el cual habría varios volantes disponibles en equipos como Mercedes y Ferrari.

Más allá de lo obvio, lo que puede evidenciar la marcha de Renault de Red Bull es el deseo de crear con McLaren una asociación muy cercana que permita que el equipo de Woking no sea un mero cliente. Posiblemente la marca francesa buscaría replicar la situación que se creó en 2007 con Red Bull y que acabó con el teórico cliente luchando por ganar mientras el equipo de fábrica vivía sus altibajos. Renault tendría en este caso 'solo' cuatro motores en pista por los seis actuales. Por otra parte, y quizás de forma más preocupante, lo que esta situación hace es mostrar que la Fórmula 1 no está gestionando bien su normativa de motores. ¿En qué cabeza cabe que un equipo (Red Bull) use unos motores (Honda) simplemente porque no hay otra opción disponible?

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios