un buen resultado, pero mejor que su monoplaza

"Podemos luchar". ¿Cómo morderán Alonso y McLaren casi un segundo a Red Bull?

McLaren confirmó una evidente progresión con el moto Renault. Pero con Red Bull a casi un segundo por delante, el equipo británico afronta un gran desafío para toda su organización

Foto: En los tres últimos años con McLaren, Fernando Alonso solo había acabado quinto tres veces. Es su mejor resultado. (Reuters)
En los tres últimos años con McLaren, Fernando Alonso solo había acabado quinto tres veces. Es su mejor resultado. (Reuters)

"Aún tenemos trabajo que hacer, pero estamos llegando", avisaba Sebastian Vettel por la radio tras su victoria en el Gran Premio de Australia. Era su diagnóstico público sobre Ferrari en este arranque de campeonato. “Podemos luchar, podemos luchar...", fue el mensaje de Fernando Alonso tras la bandera a cuadros. Ambos enseñaban la brújula a sus respectivos equipos para el campeonato que comenzaba a desplegarse. Tanto Ferrari como McLaren habían arañado un botín superior al de sus expectativas iniciales y méritos el sábado. En el caso de la escuadra británica, la pregunta es: ¿hasta dónde podrán llegar Alonso y McLaren en 2018?

McLaren ofreció en Albert Park una doble cara. Por un lado, el quinto puesto no se ajusta a la posición actual del MCL33. Por otro, se vislumbra un mayor potencial del monoplaza británico por lo visto en el asfalto. Eso sí, siempre y cuando McLaren despliegue el músculo técnico y económico suficiente para recortar terreno a Red Bull, para luego ser capaz de mantener el intenso ritmo de evolución que tradicionalmente distingue al equipo austríaco durante una temporada. Pero sobre este último factor decisivo las respuestas se recogerán en la segunda parte del campeonato

El pronóstico para 2018

“Bien hecho, chicos, muy orgulloso de vosotros. Un largo invierno, largas temporadas en el pasado, pero ahora podemos luchar, podemos luchar", dijo Alonso con ese especial énfasis en la segunda repetición. El español suele proyectar en Australia el nivel de su equipo hacia el resto de la temporada. “No veo a Ferrari rápido”, avanzó en 2005, cuando McLaren efectivamente fue su gran rival, mientras al año siguiente anticipó que Renault sería veloz en todo tipo de circuitos. O en 2011, cuando descartó a Ferrari para el título salvo un gran milagro que no se produjo. Los años de Honda fueron irrelevantes en este sentido. Para 2018, insiste con el mensaje: "Hay que empezar a mirar a los tres de arriba más que al grupo medio, y eso es positivo. Con este comienzo de temporada estoy muy optimista para el resto”.

El salto cualitativo de McLaren es indudable. Pero los entrenamientos del viernes dejaron entrever problemas que desde el equipo se quisieron ocultar. Alonso también insistía en que eran más rápidos en carrera que el sábado. Bien por sus pilotos, bien a causa de esos problemas, se escapó la Q3 y una buena posición de salida para un circuito donde adelantar es casi imposible.

Fernando Alonso saluda a los aficionados en el 'drivers parade' previo a la carrera del Gran Premio de Australia de F1. (Reuters)
Fernando Alonso saluda a los aficionados en el 'drivers parade' previo a la carrera del Gran Premio de Australia de F1. (Reuters)

Detrás de Haas, con Renault y lejos de Red Bull

"Red Bull está bastante por delante", había señalado Alonso antes de la carrera, y la pista rubricó sus palabras. "Pero durante la temporada nuestro objetivo es estar muy cerca, porque tenemos la misma unidad de potencia”, apuntó antes de empezar a rodar en Melbourne. Sin embargo, McLaren arranca por detrás de Haas, cerca de Renault, y lejos del equipo austríaco en la primera jerarquía de 2018. Pero Alonso terminó por delante de todos ellos e incluso de Max Verstappen.

Imposible optimizar más los recursos del MCL33 y la habilidad de un piloto veterano que, en carrera, se las sabe todas y al que raro es verle cometer un error. Alonso retorció la esponja hasta la última gota. Eso sí, empujado por un coche de seguridad en el momento oportuno, el triste harakiri de Haas y una décima de diferencia al volver a la pista por delante de un Verstappen lejos de sus mejores días. En Melbourne, el MCL33 ejerció como quinto o sexto monoplaza.

Aunque resulte difícil cuantificar la diferencia, McLaren tiene que ‘morder’ un segundo como mínimo a Red Bull. En 2011, con Ferrari, Alonso descartó poder luchar por el título con una diferencia similar respecto al equipo austríaco. Alcanzarlo este año se antoja una tarea titánica. Alonso hablaba de las ‘décimas gratis’ que el MCL33 ganará por una integración pendiente con su nuevo motor que sus rivales ya han amortizado. "Nos falta sacar prestaciones puras, porque aún no hemos exprimido el coche en general", dijo en referencia a la exploración convencional de puesta a punto en su monoplaza. Pero Alonso también dejaba entrever otro desafío que afronta McLaren en el arco de toda la temporada.

La otra gran carrera de McLaren

"Este invierno, McLaren ha tenido que hacer horas extra, cuando se cambió el motor. Estuvo todo muy justo, tanto que algunas de las piezas no pudieron llegar aquí a Australia a pesar de haber trabajado 24 horas al día durante muchos meses", explicó. De sus palabras y por lo visto en Melbourne se deduce que el MCL33 llevaría retraso, lo que no sería una buena noticia para alcanzar a Red Bull. Porque el equipo británico luchará en otra dura competición al margen del asfalto. La del diseño, verificación, producción, correlación e incorporación al coche de sucesivas evoluciones para los diferentes circuitos del campeonato. Un bombeo constante.

En definitiva, se trata de un factor crucial y de otra carrera diferente, la de la evolución de un monoplaza en el amplio arco de la temporada, aquella que tensa a toda una organización y sus recursos humanos, técnicos y financieros. ¿Cuál es la situación de McLaren tras su ruptura con Honda? ¿Estará a la altura de Red Bull, uno de los equipos más eficaces y reactivos de la parrilla? Porque el MCL33 parte en 2018 con un segundo de desventaja respecto al RB14. Solo hay que recordar cómo se marcho Ricardo de Alonso tras el coche de seguridad. La tarea es titánica.

¿Acertará Alonso con su primer balance para esta nueva etapa en su carrera deportiva y en la de McLaren? "Nos queda mucho por descubrir. Nos podemos defender, podemos atacar, va a ser mucho más divertido este año”. Después de "tres largos años del pasado", como decía por la radio, el samurái podrá sacar la espada de nuevo. De momento, solo con mirar de reojo a Toro Rosso el domingo, ya se ha conseguido una primera victoria.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
12 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios