"CORRER SIN ESPERANZA ES LA PEOR COSA QUE HAY"

El regreso del mejor Alonso tras reconocer un vacío: "Olvidé esa sensación de ganar"

Fernando Alonso se muestra totalmente motivado ante la presente temporada por diferentes factores: entre ellos, el sentir que puede contar con un McLaren competitiuvo en 2018

Foto: Fernando Alonso durante los pasados entrenamientos en Montmeló. (EFE)
Fernando Alonso durante los pasados entrenamientos en Montmeló. (EFE)

“Estoy contento. Tengo confianza en que este año podemos dar la vuelta a las cosas y volver al lugar donde pertenecemos. Volver a la normalidad, a esa sensación normal de llegar a cada gran premio de Fórmula 1, preparar todo durante los entrenamientos sabiendo que deberías estar entre los cinco primeros. Si lo haces bien, estás en el podio. Y si haces algo especial, incluso podrías ganar. Esta motivación y preparación son las cosas que he echado de menos. Pero son las cosas que espero volver a tener este año. Esta es la mayor expectativa”. Fernando Alonso rebosa tanta tranquilidad como esperanza.

El asturiano llega a la temporada 2018 con una motivación y seguridad que no se le veían en muchos años. Un estado de ánimo basado en un conjunto de factores: el salto cualitativo de McLaren y las opciones que abre, el cambio que supuso como piloto la experiencia de las 500 Millas, las expectativas en el Mundial de Resistencia y Le Mans… “Correr sin esperanza, esta es la peor cosa que hay”. Precisamente, no es esperanza lo que le falta a Fernando Alonso en estos momentos. “Quiero tener éxito, hay un asunto que no está terminado para mí y McLaren juntos. Y creo que este año es el momento de que todo esto va a cambiar. Estoy bastante seguro de ello”, declara en la entrevista concedida a la revista especializada británica 'F1Racing'.

"Estamos listos para cosas más grandes”.

¿Y qué razones tiene para sentirse así? “La parte del chasis está progresando como queríamos, en la dirección correcta. De modo que si pudiéramos tener una buena unidad de potencia, sería la solución. En la Fórmula 1 todo está sobre la mesa. Tenemos ingenieros tan inteligentes, tanta tecnología, que sabemos si perdemos 10 milisegundos en una curva lenta o 40 en las de alta velocidad. Entendemos la frenada, la tracción, conocemos las presiones de neumáticos de todos”, detalla el piloto español para luego llegar a sus conclusiones. “Hacemos estos cálculos cada fin de semana y, si quitas las pérdidas que vemos en las rectas, realmente estamos bien, podríamos estar arriba. No sé si ganaremos, pero sí cerca de las prestaciones de Red Bull o algo así".

"Esto ha sido estimulante para buscar cosas positivas durante estos dos años, cuando sabíamos que no teníamos potencia. El chasis también fue mejor el año pasado. Esto fue lo que me hizo no tomar la decisión de dejar la F1”, en relación la afirmación previa de que estuvo a punto de decir adiós el pasado año. “En los momentos difíciles aprendes mucho más que en los fáciles y en los pasados años todos nos hemos hecho en el equipo más fuertes que nunca. Estamos más preparados que hace tres años para afrontar el desafío si somos competitivos. Tenemos gente joven y de talento que ha venido de otros equipos -Ferrari, Red Bull- y estos tres años nos han unido como grupo. Tengo la confianza de que estamos listos para cosas más grandes”.

"Necesito un coche a 2 décimas de los mejores"

¿Y desde el punto de vista personal, como le han ayudado a mejorar estos tres años difíciles? Después de precisar algunas cuestiones técnicas, Alonso apunta que “la Fórmula 1 ha evolucionado mucho y los pilotos están mucho mejor preparados ahora. Tienes que rendir al máximo en cada parte de la carrera -cada vuelta-, cada maniobra de adelantamiento, cada técnica de ahorro de combustible. Siempre estás en el estado óptimo de conducción de viernes a domingo. Por ejemplo, si fueras un Iphone, tendrías una actualización de software cada seis meses. Hoy, un piloto de F1 lo hace cada mes, especialmente cuando ruedas atrás, porque necesitas encontrar algo extra”.

Sin embargo, para Alonso, hay un factor adicional con esta nueva generación de coches. El salto del McLaren con motor Renault le situaría a un nivel en el que sabe que puede aportar un factor diferenciador personal. “Tengo mucha confianza en mí. Cada vez que subía a un coche en categorías inferiores a la Fórmula 1 lograba resultados. Así que sabia que en la Fórmula 1 solo necesitaba un coche en dos, tres o cuatro décimas de los mejores. Y con eso podemos jugar”, explica. No se trata ya de tener el mejor coche, sino de mezclarse en la pelear arriba. “Había olvidado esa sensación (de poder ganar) por un tiempo, pero ahora siento que puedo hacer una buena temporada si tenemos un buen conjunto este año, porque estoy seguro de que pudo poner ese ‘extra’ que he aportado durante toda mi carrera”.

“En algunos circuitos perderemos, en otros ganaremos a los demás. En otros jugaremos con la estrategia para superar el déficit. Pero estamos en el juego. Para mí fue lo mismo en Indianápolis”. Un instinto que recuperó una experiencia que le transformó y abrió a nuevas posibilidades.

"El hambre de ganar siempre está ahí"

“Al principio era complicado, no me sentía cómodo porque el coche parecía extraño, configurado para girar a la izquierda, con suspensión asimétrica, y no tenía confianza tras la primera curva, y ¡había dos millones de personas viéndolo por YouTube!”, explicaba al respecto. “Pensaba: “Quizás suba al coche y no me guste, quizás no sea competitivo. Quizás no me gusten las sensaciones. Quizás no sienta el coche. Pero luego iba a ser muy difícil que no iba a correr tres semanas después. ¡Porque ya lo habíamos anunciado oficialmente! Pero pronto empecé a tomar confianza, y se despertaron todos mis sentidos competitivos. De repente era : “Indianápolis, ¡me gusta esto! Y a lo mejor puedo hacer más karting, o Le Mans…”.

Alonso reconoce que, para encontrar motivación estos años “ha sido difícil entre carreras, he tenido que tirar de mí un poco más para estar concentrado y mantenerme en juego. Siempre creo que todo cambiará en la próxima carrera, que lograré puntos y lo haremos mejor- aún sabiendo que no es totalmente cierto-. Pero tengo esta sensación siempre, nunca dejo de soñar. El hambre de ganar siempre está ahí, así que no ha sido difícil motivarme a mí mismo”.

"¡Mis mensajes por radio son populares!"

En la entrevista, el piloto español reconoce que nunca ha tenido que mirar al pasado, “no realmente, nunca, siempre me he sentido fuerte y competitivo frente a mis compañeros” pero sí reconoce que “ocasionalmente veo algunas de mis carreras pasadas porque me gusta disfrutarlas un poco… Es una buena forma de relajarse durante una hora”. ¿Y cómo es verse desde fuera? “¡Increíble! Las carreras se ven totalmente diferentes desde dentro. No analizas las cosas de la misma manera que desde fuera. Quizás escuchas a un comentarista estresado porque pierdes tiempo, pero recuerdas que en ese momento estabas ahorrando neumáticos, o tenías un problema durante una vuelta. Ver así las carreras te ayuda a entender algunos temas de los medios y cómo es de diferente la carrera desde fuera del coche”.

Con todo, con estos años complicados sin resultados, ¿cómo mantiene Alonso una popularidad tan elevada en las redes sociales? “Lo sé, es increíble. Le he preguntado a los míos sobre ello porque en otros deportes, cuando tienes tres años malos todo baja: la popularidad, patrocinadores, tu base de aficionados... Pero no es mi caso. Quizás sea por mis mensajes de radio desde el coche, ¡parece que son muy populares! Por la razón que sea, la gente parece estar cerca y probablemente piensen que merecemos más. En 2010 y 2012 para mucha gente debería haber ganado aquellos títulos. Esto es agradable, (los aficionados) te dan algo de vuelta. Si no te dan el trofeo, al menos te dan cariño”.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
17 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios