en pista, ruedan en otra categoría

El baño de Ricciardo a Alonso... ¿en serio va a ganar algún día McLaren-Honda?

Alonso salió en Silverstone pegado a Ricciardo, que le metió más de un segundo por vuelta y acabó 5º. El asturiano se estancó en el 14º antes de abandonar. Las distancias, de momento, son enormes

Foto: Alonso, perseguido por Ricciardo en Silverstone. (EFE)
Alonso, perseguido por Ricciardo en Silverstone. (EFE)

¿Es realista pensar que McLaren-Honda puede ser un equipo ganador en 2018 o 2019? Es todavía una incógnita, pero el Gran Premio de Gran Bretaña sugiere que están más lejos que nunca de conseguirlo. Para verificarlo, conviene coger la comparación entre Daniel Ricciardo y Fernando Alonso. Los dos salieron desde atrás de la parrilla y con los mismos neumáticos. El resultado, una ventaja abrumadura de Red Bull en cada vuelta, en torno a un segundo más rápido, y encima en una carrera de donde no salieron contentos. De Mercedes y Ferrari, de momento, mejor ni hablar.

"Sé que tiene el ritmo, así que intentaré seguirle y ver qué hace", contaba Alonso el sábado sobre Ricciardo, que a su vez bromeaba con idear un 'plan' entre los dos para avanzar posiciones. Pero el único que lo hizo es el australiano, con una cabalgada épica hasta la quinta posición. Alonso, mientras, se quedaba estancado en la 14º plaza antes de abandonar. No sólo le falta fiabilidad al motor Honda, sino que cuando rueda en pista lo hace a años luz de los mejores. En Silverstone, fue hasta sonrojante.

Más de un segundo más lentos por vuelta

En las primeras vueltas, Ricciardo escaló al 13º lugar y Alonso al 15º. Luego el australiano se salió de la pista y tuvo que volver a remontar desde atrás, pero aquí llegaría el gran mazazo para McLaren: a Ricciardo sólo le bastaron tres vueltas para pegarse a Alonso. Le retuvo durante un rato, pero luego le adelantó con una facilidad pasmosa en la recta. A partir de ahí, llegó a rodar más de un segundo más rápido que el McLaren. Para la vuelta 18, estaba ya 10º en los puntos. Alonso, estancado en el 14º.

Aquí hay más factores que hablan mal de McLaren-Honda: por ejemplo, Ricciardo adelantó al Williams de Massa sin despeinarse, mientras que Alonso se quedó todo el rato a un segundo del otro Williams de Stroll. Y la degradación también fue un lastre: antes de parar, Alonso rodaba muy lento y Ricciardo –que no desgastaba tanto las ruedas– le llegó a meter en una vuelta hasta 1,6 segundos. "No me he salido de la pista porque esté dormido...", le decía Alonso a su equipo cuando le preguntaron por los neumáticos. No pasaron ni 20 vueltas e iba ya en las lonas.

Alonso, durante el GP de Gran Bretaña. (EFE)
Alonso, durante el GP de Gran Bretaña. (EFE)

La comparación con Vandoorne, compañero de Alonso, es idéntica: Ricciardo le metía todo el rato más de un segundo, y en una vuelta llegó a endosarle incluso dos. El registro más rápido del belga, sin ir más lejos, fue 1,6 segundos peor que el de Red Bull. ¿Más? En el primer y tercer sector, con alguna curva lenta, McLaren 'sólo' perdía medio segundo. Pero en el segundo, con curvas rápidas, el Red Bull se les iba hasta las ocho décimas. No es una cuestión de que no funcione el chasis de McLaren –que parece bueno–, sino cómo la falta de potencia de Honda está sembrando estos datos tan desesperantes.

Silverstone, ¿un circuito letal?

En esta ecuación puede haber varios factores. Uno de ellos es que Silverstone es un circuito largo y tiene pocas curvas lentas donde recargar la batería del motor. Para Honda, que necesita esa potencia extra para no quedarse desamparada en las rectas, es un lastre. Pero esto también afecta al combustible, porque los motores sin suficiente energía eléctrica como el japonés deben tirar de los caballos que aporta por sí solo el motor de combustión, con todo lo que exige para el tanque. En resumen, fue un trazado que no ayudaba a maquillar sus carencias.

Yusuke Hasegawa, jefe de Honda, hablaba de un fin de semana "positivo" donde pulieron algunos errores antes de Hungría, cuyas curvas lentas deberían beneficiar más la tracción y la entrega de potencia del coche. Pero las distancias con sus objetivos inmediatos son enormes. Al fin y al cabo, Red Bull es aún el tercer mejor equipo de la parrilla y con motor Renault, que sigue por detrás del Mercedes o el Ferrari. Hamilton, sin ir más lejos, les metió 1,5 segundos en la clasificación del sábado. A buen entendedor...

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios