RAIKKONEN REVIVE SU BRILLO DE MÓNACO

Ferrari intimida a Hamilton en 'su circuito', Alonso salva el día 7º 'in extremis' y Sainz 13º

Hamilton saca petróleo del Mercedes y gana el primer pulso a Vettel. Los españoles, sin suerte: Sainz abandona al inicio de la sesión, y otra avería frustra el retorno de Alonso

Sopla fuerte el viento en la sala de prensa. A escasos 800 metros, en la última chicane del circuito, se acerca Kimi Raikkonen como un avión. No sólo es el que más rápido entra a la curva, sino el que más agresivo la traza, subiéndose al primer piano y apurando como nadie en la salida del segundo. Le ayuda un Ferrari que cuida como nadie los neumáticos, especialmente los más blandos, y una tracción que parecen envidiar hasta en Mercedes. En cualquier circunstancia, los italianos saben cómo ajustar el coche para estar arriba. Eso sí, hacerlo en Canadá -el 'feudo' de Lewis Hamilton con cinco victorias a su espalda- sabe aún mejor.

"Madre mía, vaya bestia", comentaba esta mañana periodista canadiense en los viales del Gilles Villenueve a El Confidencial cuando veía pasar a Hamilton por las dos primeras enlazadas. Ahí era el que más apuraba de todos, gracias a unas manos prodigiosas con las que controlaba perfectamente el coche hasta marcar el mejor tiempo de la primera sesión. Era una señal amenazante para Ferrari, algo más discreta en los primeros compases del día. Pero dos horas después, los Libres 2 han puesto a Raikkonen primero, de nuevo erigiéndose como firme candidato a la pole. Su gesta en Mónaco pudo no ser un hecho aislado.

Y es que Raikkonen, por encima de una comodidad al volante que destacan varios periodistas en Canadá, tiene a su espalda la ventaja de ser el que más tiempo le ha extraído al neumático ultrablando. Gana un segundo respecto al blando, mientras que Vettel y Hamilton solamente extraen ocho décimas. Son pequeños detalles, de normal sin importancia, pero que en esta pugna fraticida entre Ferrari y Mercedes están siendo decisivos. Repetirlo en clasificación dependerá de si Mercedes da con la tecla a una vuelta; hoy les han faltado un par de décimas que Hamilton intentará liquidar para sacarse la espina de Mónaco y dar un golpe de efecto a Bottas. De momento, hoy el inglés sí parecía algo más inspirado.

Lewis Hamilton, sorteando la horquilla en el Circuit Gilles Villeneuve. (EFE)
Lewis Hamilton, sorteando la horquilla en el Circuit Gilles Villeneuve. (EFE)

Red Bull ha sido la cara negativa del día, primero detrás de Force India en los Libres 1, y luego con una avería en el motor de Max Verstappen que se ha unido a otros problemas de Daniel Ricciardo. La fortaleza de Force India y Williams en este trazado puede ser un escollo para acercarse mañana a las primeras posiciones.

Alonso salva el desastre a última hora

En el motorhome de Mercedes, un ingeniero avisaba en voz baja a Niki Lauda que Fernando Alonso salía otra vez a pista. Llevaba una hora encerrado en su box después de que una avería en el sistema hidráulico le obligara a parar el coche a final de los Libres 1. Lauda hace una pequeña mueca, quizá interiorizando que la situación de McLaren -rocambolesca en todos los frentes- empieza a ser ya el pan de cada día en el paddock de la Fórmula 1.

A McLaren le llevó varias horas en poner a punto el coche en marcha por una premisa básica: la avería de la mañana había afectado al motor, y debían evitar a toda costa introducir una unidad nueva al monoplaza de Alonso. Hacerlo le hubiera relegado por sanción a la última posición de la parrilla en un circuito donde precisamente aspiran a confirmar la fortaleza de su chasis y echar el gancho a los diez primeros.

Al final de la sesión, mientras todos simulaban ya las tandas de carrera, Alonso marcaba el séptimo mejor tiempo con condiciones de pista favorables. No parece un resultado realista, más aún viendo sus problemas de tracción en los puntos más lentos del trazado y el discreto 19º lugar de Vandoorne, pero el día de McLaren tampoco da lugar a interpretación alguna de cara a mañana. Al margen de que el resultado parezca alentador, los problemas mecánicos de hoy les han robado tiempo para probar las condiciones del domingo, y también medirse ante su competencia. Se siguen acumulando los problemas... ya en la séptima carrera.

Día difícil para Sainz: avería y 13º

No haber dado ni una vuelta en los Libres 1 puede ser un lastre difícil de soportar para Carlos Sainz. Su motor se paraba cuando apenas habían transcurrido cinco minutos, víctima de una avería hidráulica similar a la de Alonso. Rodó luego sin problemas en los Libres 2, pero en ningún momento al nivel de su compañero de equipo, Daniil Kvyat, de media dos décimas más rápido por vuelta. Terminó 13º, con la Q3 a apenas una décima y un coche que parece responder. ¿Hay esperanzas?

Las efemérides sugieren que sí. Vivió una situación similar en Baréin, donde se sobrepuso a un problema mecánico batiendo a Daniil Kvyat en la jornada del sábado, e incluso marcando récords de la pista en clasificación. De momento, el STR12 responde a las expectativas y parece tener un hueco en Q3. Que Sainz ocupe uno de ellos dependerá de cómo juegue con todos los factores adversos. Hasta ahora, tiene matrícula en esta asignatura.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios