EL MERCEDES SE MUESTRA IRREGULAR EN 2017

Lo que le faltaba a Lewis Hamilton: que Valtteri Bottas le mojara la oreja en Montreal

El piloto finlandés ha batido al británico en dos de las últimas carreras, en pistas de poca adherencia y curvas lentas, como es el caso también del circuito Gilles Villeneuve

Foto: Lewis Hamilton felicitando a Valtteri Bottas en Rusia. (Reuters)
Lewis Hamilton felicitando a Valtteri Bottas en Rusia. (Reuters)

Preguntado sobre las fortalezas de Fernando Alonso, decía Felipe Massa que entre dos pilotos del mismo equipo, el ciclo de dominio de uno sobre otro suele variar en el transcurso de una temporada. Como el español no “tenía días malos”, y generalmente con él no se daba esa variación. Al llegar al GP de Canadá, Lewis Hamilton corre el peligro de que Valtteri Bottas consolide la tendencia hacia su favor porque el finlandés ha superado al británico en dos de las tres últimas carreras. Y si se repitiera otra actuación como la de Mónaco en Montreal sería una señal preocupante para el británico. Algunas pistas invitan a pensar que podría ser el caso.

Hamilton logró su primera victoria y pole en la Fórmula 1 en el trazado canadiense. Desde entonces ha ganado en cinco ocasiones, con dos victorias en las dos últimas ediciones. Prueba de su dominio es que podría igualar este fin de semana las seis poles de Michael Schumacher. De ganar, también sería este el trazado donde más ocasiones habría ganado en un circuito durante su trayectoria en la F1.

El Gilles Villeneuve es un trazado de largas zonas rápidas, interrumpidas por curvas de baja velocidad. Por ello, la frenada es un factor fundamental de rendimiento en esta pista. Su particular y agresivo estilo en este apartado hacen de Hamilton un piloto singular. El británico entra en las curvas manteniendo el pie en el acelerador hasta bien entrada la curva, solo muy tarde comienza a ejercer una enorme presión al pedal, que modula al borde del bloqueo de ruedas. Ayuda así a manejar un tren trasero que para otros pilotos resulta inconducible. En Montreal, Hamilton resulta letal.

El Mercedes trabaja bien cuando quiere

“Se puede ver que el coche tiene una cierta personalidad básica, hemos demostrado que nuestro coche puede ser muy rápido en entrenamientos y carrera, pero parece una diva (caprichosa) para llevarle a la ventana óptima de rendimiento”, explicaba recientemente Toto Wolff ante el patrón mostrado por el W08 en las primeras carreras de la temporada, “pero es complicado conseguir que los neumáticos entren en la ventana idónea que el eje delantero y el trasero trabajen a la vez”. Básicamente, el monoplaza alemán rinde en una estrecha horquilla, fuera de la cual tiene dificultades para lograr una temperatura homogénea de los neumáticos. En parte también por las características de los nuevos Pirelli, especialmente con los compuestos más blandos de la gama y sobre asfalto con escaso nivel de adherencia.

A pesar de sus largas rectas, fue el caso de Sochi, donde Bottas superó a su compañero en entrenamientos, y a todos en la carrera. En Mónaco, el finlandés supo sortear mejor ese ‘comportamiento caprichoso’ de diva del W08 que el propio Hamilton, quien sorprendentemente ni entró en el Q3. Si el patrón de pista y condiciones que jugaron en contra del británico en dos de las tres carreras anteriores se repitiera en Montreal, cabe que las características del Gilles Villeneuve se vuelvan en contra de Mercedes ante la versatilidad del SF70H con todo tipo de compuestos y trazados. ¿Y quizás también de Hamilton frente a Bottas?

El escudero se revuelve a Hamilton

Porque quien era considerado ‘escudero’ de Hamilton ya en el GP de Bahrein se está revolviendo allí donde Hamilton, sorprendentemente, está flaqueando. Y si el circuito canadiense es el trazado donde su estilo de pilotaje mejor se ha desenvuelto, otro tanto ocurre con Bottas. Hamilton ha ganado las dos últimas carreras celebradas en el Gilles Villeneuve, pero en ellas el finlandés también ha subido al podio junto a su actual compañero, aunque con un Williams.

“Analizamos todos los datos (de Mónaco) una y otra vez, y creo que superó (Bottas) el rendimiento del coche, así que el mérito es suyo”, reconocía Toto Wolff tras el Gran Premio de Mónaco. “Cuando tienes el coche más lento vas con el pie cambiado, pero hizo un gran trabajo asegurando los puntos de la cuarta posición. Bajo presión rinde muy bien, ya lo demostró con Sebastian (Vettel) en Sochi. Está elevando su nivel, con una gran actitud. Mantiene la tranquilidad y es un placer trabajar con él”. En entrenamientos, ambos están empatados a tres.

Bottas y Hamilton en el GP de España. (Reuters)
Bottas y Hamilton en el GP de España. (Reuters)

La falta de consistencia con ambos monoplazas en cada gran premio es uno de los grandes problemas de Mercedes esta temporada. “Hemos estado entrando y saliendo de la ventana de rendimiento idónea con el neumático, y nunca hemos tenido a los dos pilotos con los dos coches en esa ventana durante un fin de semana”, explica Wolff, “vimos un rendimiento excepcional con Valtteri en Sochi, que no pudimos repetir en el coche de Lewis, e igual con Lewis en Barcelona, y esta inconsistencia nos ha perseguido toda la temporada”. En Mónaco, cayeron los dos, pero Hamilton de manera estrepitosa.

[Lea más noticias de Fórmula 1]

Con los antecedentes en 2018 del W08 en pistas con rasgos similares a los de Montreal, el estilo del piloto británico quizás ser podría ser penalizado en Montreal. Como se comprobó en Mónaco, Ferrari tiene ya todos los huevos en la cesta de Vettel. Hamilton no puede permitirse ser derrotado por segunda vez consecutiva. Solo faltaba ahora que Valtteri Bottas consiga, como apuntaba Felipe Massa, inclinar la balanza a su favor en Mercedes y convertirse también en rival de Lewis Hamilton tras Canadá.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios