MERCEDES RESUCITA EN CARRERA

Victoria agónica de Bottas y golpe a Ferrari: Sainz 10º y Alonso ni toma la salida

Bottas consigue la primera victoria de su trayectoria deportiva en un final apasionante donde tuvo que defenderse de Vettel. Sainz puntúa en casa de Kvyat, y Alonso ni empieza la carrera

Es paradójico lo rápido que cambian las cosas en la Fórmula 1. Hay veces que se cumple aquel dicho de que el piloto “es tan bueno como su resultado en la última carrera”. Y si hace dos semanas todos le señalaban en Baréin por ser incapaz de batir a Lewis Hamilton, hoy Valtteri Bottas ha firmado la primera victoria de su trayectoria en el Gran Premio de Rusia. Más allá del buen ritmo de Mercedes, recuperada tras su ‘fiasco’ en clasificación, el finlandés ha mostrado una entereza al volante que limpia algunos de sus errores en el inicio del año. Con su sonrisa en el podio, parecía quitarse un peso de encima.

Bottas dejó casi todo el trabajo hecho en la primera parte de la carrera. Tras adelantar de un plumazo a los dos Ferrari en la salida, empezó a cuajar un ritmo mucho mejor del que mostró en los libres del viernes. Si a una vuelta parecían algo más descafeinados este fin de semana, Mercedes ha dado esperado hasta el domingo para dar un golpe en la mesa. Pero cuando ya se veía ganador con cinco segundos de margen, de repente apareció la sombra de Ferrari. Vettel empezó a recortarle tiempo en las últimas vueltas con neumáticos más frescos, y lo que empezó en una pequeña amenaza desde la distancia pasó a apenas dos segundos en pocas vueltas.

Ferrari intentó jugar con Vettel su única baza para ganar la carrera, a sabiendas de que imitando la estrategia de Mercedes no tenían opciones de ganar. Aún mostrándose muy solventes, los italianos parecían haber perdido hoy el brillo en tandas largas que les ha permitido brillar con luz propia desde Australia. Y Vettel, que alargó al máximo su última parada para atacar al final, le metió el susto a Bottas con una persecución agónica de más de diez vueltas. Al cruzar la línea de meta, apenas les separaba un segundo. El finlandés tuvo que sudar su primera victoria.

Ganar la carrera (y a Hamilton) a base de actitud

Vettel estuvo cerca de aguarle la fiesta a Bottas, pero el finlandés logró controlar bien todos los parámetros, desde la degradación hasta los doblados. De alguna forma, empezó a ganar esta carrera desde que el viernes aprendiera a gestionar bien los neumáticos con un coche que tendía a sobrecalentarlos constantemente. Su actitud tan centrada le ha dado hoy credenciales para ganar a Ferrari, y aún más importante, una ventaja de 36 segundos sobre Lewis Hamilton, que sí se ha desvanecido sin poder explotar bien los Pirelli. El ‘vencido’ hace dos semanas ha sido hoy el gran vencedor, y viceversa.

El drama de Hamilton empezó ayer con la cuarta posición en la Q3 y ha culminado con su carrera más descafeinada del año. No podía acercarse a Kimi Räikkönen y ha sufrido con la temperatura de los ultrablandos, su gran lastre durante todo el fin de semana. Pero el hecho de que Bottas consiguiera destacar en este frente demuestra que Hamilton tiene trabajo por delante si no quiere que Vettel se escape en el mundial. De momento, ya le aventaja por 13 puntos. Y a la vista de la situación, hasta su compañero puede empezar a presionarle. El Campeonato no podría estar más abierto.

En una carrera monótona donde se ha confirmado la extrema igualdad entre Mercedes y Ferrari, Red Bull se ha vuelto a quedar en el camino. Esta vez ha sido Max Verstappen la principal alternativa tras finalizar quinto, ya que un problema en los frenos ha obligado a Daniel Ricciardo a aparcar su monoplaza. Mención especial a Force India, que firma un resultado brillante en los puntos con Sergio Pérez 6º y Esteban Ocon 7º. Aprovecharon bien la parada tan prematura de Felipe Massa, noveno con un Williams que aspiraba a mucho más.

Sainz en puntos, Alonso toca fondo

Carlos Sainz sabía que conseguir puntos era posible en Rusia. Había pocas variables a su favor, incluyendo una penalización en parrilla, pero los incidentes ajenos y la consistencia en sus tiempos por vuelta le han permitido salvar los muebles con la décima posición. En un circuito lleno de rectas donde Williams y Force India han dado un golpe de efecto con el motor Mercedes, se trata de un resultado más que prometedor que le permite afrontar con optimismo el próximo Gran Premio de España. Ahí tendrá una grada llena de aficionados apoyándole desde los libres del viernes.

Y si Sainz se marcha de Rusia con cierta satisfacción, Alonso lo hace ni siquiera con una vuelta completada en carrera. En la vuelta de instalación, sus ingenieros le pedían hacer algunos cambios en el volante para solucionar un problema en el motor, pero el daño estaba hecho: pocos metros después, una avería eléctrica le obligaba a bajarse del coche y firmar así su cuarto abandono consecutivo del año. La crisis de Honda, cada vez más agónica, ha azotado hoy al asturiano en la misma medida que en Baréin a Stoffel Vandoorne, que tampoco pudo tomar la salida.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios