LA LUCHA MÁS IGUALADA EN LA F1 DESDE 2013

Por qué el 'culogordo' de Mercedes está sufriendo con un Ferrari de pasarela

Ferrari y Mercedes luchan de tú a tú en 2017. De momento, Hamilton achaca los problemas al mayor peso de su monoplaza, pero la Scudería está fuerte en todos los terrenos

Foto: Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras el Gran Premio de China. (EFE)
Lewis Hamilton y Sebastian Vettel, tras el Gran Premio de China. (EFE)

“Recuerdo las primera veces que hablaba con Dieter (Zetsche, máximo responsable de Daimler), que mostraba una cierta arrogancia hacia Ferrari”, reconocía en 2016 Sergio Marchionne, “ahora, creo que tiene más respeto, pero no mucho, porque al final ganaron el campeonato. La única manera en la que lograremos respeto es si vemos algo en Australia”. Pero incluso Red Bull superó a Ferrari a final de la pasada temporada.

Puede que detrás de los grandes desafíos deportivos y técnicos el orgullo personal de los líderes juegue también un impulso motor. El presidente Marchionne ha debido tragar quina desde su llegada a Ferrari. Se comprende que ahora reivindique ese orgullo herido en este positivo arranque de campeonato. “Ferrari es competitivo de nuevo y temido por nuestros adversarios de Stturgart”. Marchione saca pecho antes de llegar a Europa. Por primera vez desde 2013 el panorama ha cambiado, porque ni Red Bull ni Mercedes dominan la Fórmula 1.

El próximo Gran Premio de España será de nuevo otra suerte de Rubicón técnico en la temporada ante las numerosas evoluciones que introducirán todos los equipos. De momento, Ferrari ha sido capaz de plantar cara a Mercedes ¿Ha acertado la Scuderia en 2017? ¿Podrá el equipo italiano mantener su posición en las próximas carreras y durante el resto de la temporada?

Detalles marginales que definen la victoria

El duelo entre Mercedes y Ferrari será como el pulso entre dos luchadores. La capacidad de evolución técnica en el arco de todo un campeonato hará que el brazo del rival oscile según la fuerza del momento. Mantener ese pulso durante la temporada es el gran desafío de Ferrari, allí donde ha fallado tantos años. Que le pregunten a Fernando Alonso, por ejemplo.

[Lea aquí más artículos de Fórmula 1]

Sebastian Vettel lidera el campeonato con dos victorias, por otras dos de Hamilton y Bottas. La importancia del factor potencia según el circuito, la influencia de las temperaturas ambientales, las estrategias de carrera, la salida… La igualdad entre Ferrari y Mercedes es un hecho en 2017, y la balanza de la victoria se ha decantado a uno u otro lado solo por detalles marginales.

Mercedes cuenta con una media de tres décimas en los entrenamientos, pero Ferrari ha mostrado una mayor versatilidad con los diferentes compuestos de Pirelli y un ritmo superior en las diferentes fases de la carrera. Aunque los esquemas se rompían en Sochi, por ejemplo, cuando el esperado dominio de Mercedes terminó con Ferrari apabullando hasta la arrancada el decisivo adelantamiento de Bottas en la salida, crucial para la victoria.

Mercedes también ha sufrido frente a Ferrari en otros apartados además de los meramente técnicos en sus respectivos monoplazas. El equipo italiano ha sido más agresivo en las llamadas a boxes en carrera gracias a la versatilidad del SF70-H con el neumático, y más preciso en las maniobras de cambio de neumáticos. Recordemos la temprana llamada a Hamilton y la estrategia de Vettel en Australia, o la sanción a Hamilton con Bottas en boxes y el problema con la pistola del finlandés en Bahrein. El equipo alemán delataba falta de cintura para un cuerpo a cuerpo al que no estaba acostumbrado estos años.

¿Es el peso del Mercedes, o algo más?

Las cuatro carreras de 2017 arrojan una serie de patrones a confirmar según evolucione cada monoplaza. En este sentido, ¿ha acertado Ferrari con su respuesta técnica al nuevo reglamento como para neutralizar la superioridad de Mercedes en estos años? ¿O se trata solo de una primera fase en la evolución del monoplaza alemán? En líneas generales, por razones de búsqueda de la mejor eficacia aerodinámica, el SF70 H es un monoplaza concebido con menor distancia entre ejes y más corto que el W08 de Mercedes, lo que también le hace algo más ligero frente a su rival.

“Básicamente, el coche al inicio es pesado. No tiene buen agarre y se desliza mucho”, decía Lewis Hamilton tras el Gran Premio de Baréin, para explicar los problemas principales del W08. "Pero cuando el coche se aligera de combustible es más cómodo. Cuando montas neumáticos nuevos al final es más ágil, como en los entrenamientos. Hay un momento en que va de un sitio a otro”. Los 6 y 8 kilos -de más- en el W08 afectan al neumático y a las prestaciones, y sin margen para reposicionar el reparto de lastres.

En Melbourne, Bottas se quejaba de que su monoplaza deslizaba mucho en los primeros compases de la carrera, y Hamilton no podía escaparse de Vettel, un patrón visto en otros momentos similares de los siguientes Grandes Premios. A partir de la segunda mitad de las carreras, sin embargo, el W08 se muestra más competitivo.

Un día malo para Hamilton, ¿o hay más?

“Lewis tuvo un fín de semana difícil en entrenamientos y carrera. Hemos dedicado tiempo a averiguar qué ha pasado y por qué no pudimos situar el coche en la ventana en la que se sintiera cómodo. No hay balas mágicas para entenderlo, solo mucho trabajo y atención al detalle”, explicaba Toto Wolff estos días. La prueba de que algo no funciona todavía en Mercedes es la perplejidad ante el rendimiento en Rusia del piloto que se ha paseado majestuosamente estos años por las parrillas.

Lo cierto es que Mercedes no se mueve en este arranque de 2017 como el pez en el agua de pasadas temporadas. Quién sabe hasta qué punto también pudo hacer daño la clarificación invernal pedida por Ferrari sobre las suspensiones que el equipo alemán y Red Bull utilizadas el pasado año. Sin olvidar, por supuesto, el evidente salto cualitativo de Ferrari este año tras la catarsis de las dos últimas temporadas a nivel organizativo.

Montmeló ofrece una amplia variedad de características en su trazado como para calibrar la evolución de Mercedes y Ferrari de cara al resto de la temporada. Parece que el equipo alemán busca una 'dieta de adelgazamiento'. Ferrari también responderá con sus armas. Veremos dónde y cómo cada uno termina el próximo domingo. Quizás Sergio Marchionne pueda seguir sacando pecho en 2017.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios