NUEVA AVERIA EN EL MCL32 EN LA PRIMERA SESIÓN

Alonso y McLaren vuelven a la rutina de siempre: otra avería mecánica en Canadá

Fernando Alonso ha detenido su monoplaza en los Libres 1 del GP de Canadá por una avería mecánica. Aunque en esta ocasión, el piloto español sonreía al bajarse del coche

Foto: Fernando Alonso se baja del coche en Montreal. (AFP)
Fernando Alonso se baja del coche en Montreal. (AFP)

Fernando Alonso sonreía al bajarse del coche, quizá ya por desesperación. Algunas personas tienden a tomarse con humor los momentos más duros. El asturiano es uno de ellos, y eso que es ya la enésima vez que vive esta misma situación: otra avería mecánica, esta vez en el sistema hidráulico. Los ingenieros no daban crédito en el box de McLaren. Y no es para menos: a falta de quince minutos para terminar los Libres 2 del Gran Premio de Canadá, Alonso se quejaba de problemas de manejabilidad hasta que su equipo le ha pedido abandonar. Se repite la historia.

Alonso contaba en la radio del equipo que, al subir y bajar marchas, el coche patinaba más de lo debido, como si estuviera en modo neutral. Aunque McLaren ya haya señalado a la parte hidráulica, aún no ha trascendido el problema exacto. Sea como sea, ya desde el inicio ha ido todo en contra: le han desmontado el coche durante gran parte de la sesión, y justo cuando salía de nuevo a la pista y los problemas parecían solventados, aparcaba el MCL32 en la escapatoria de la curva 10.

Aunque sea un fallo mecánico, no se descarta que el motor también se haya visto perjudicado. "La caja de cambios estaba haciendo cosas raras, no sé si habrá que montar una unidad nueva", decía Alonso. De utilizar otro propulsor, el asturiano tendría una penalización que le llevaría el domingo a la cola de la parrilla.

Malas sensaciones a pie de pista

Las vueltas que ha dado al circuito tampoco parecían prometedoras en ninguno de los frentes. Según ha podido constatar El Confidencial en el Circuito Gilles Villenueve, Alonso no lograba traccionar bien el coche en las primeras dos enlazadas, que requieren precisamente una buena estabilidad. El motor, como ya viene siendo habitual en los últimos años, emitía un grave sonido en las curvas más lentas, donde Stoffel Vandoorne también sufría para meter el coche en la trazada óptima.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios