Los futbolistas prefieren a los 'youtubers': ¿nuevo periodismo o puro entretenimiento?
  1. Deportes
Los 'streamers' aterrizan en LaLiga

Los futbolistas prefieren a los 'youtubers': ¿nuevo periodismo o puro entretenimiento?

LaLiga ha contratado a narradores profesionales de 'eSports' como Ibai Llanos o DjMariio para retransmitir algunos partidos. El recelo y las críticas crecen entre los periodistas clásicos

placeholder Foto: Casillas, junto a Ibai Llanos, en un evento reciente.
Casillas, junto a Ibai Llanos, en un evento reciente.

La histórica retransmisión en 'streaming' del Atlético de Madrid-Valencia por parte de Ibai Llanos junto a Ander Cortés y Ulises Prieto ha levantado ampollas entre algunos profesionales de la comunicación. En su debut, el trío de 'streamers' coronó la cita con la realización de una entrevista a pie de campo a Marcos Llorente, futbolista clave en el triunfo colchonero para sellar el primer puesto de Liga. El polivalente centrocampista charló de manera distendida con Ibai Llanos entre carcajadas; este le invitó a ir a jugar al pádel a su casa tras espetar su admiración por él, le preguntó por su dieta y se interesó por el primer contacto de Llorente bajo las órdenes de Simeone (entre otras cosas).

El hecho ha reabierto el eterno debate de las etiquetas sobre lo que es y no es periodismo en una profesión caracterizada por su ombliguismo, tendencia ya instalada entre los círculos de periodistas.

Mientras el acceso a los deportistas de primer nivel se restringe para los medios de comunicación, Javier Tebas ha decidido fichar a uno de los hombres de moda en las redes sociales, el célebre Ibai Llanos, y abrir de par en par las puertas de una competición que para otros no dejan de cerrarse. El presidente de LaLiga busca captar la atención del público más juvenil y los 100.000 espectadores de media registrados en la plataforma Twitch durante el choque parecen ser tan solo el principio de un proyecto que anhela un nuevo modelo de cobertura deportiva. Y es que se espera que otras referencias del mundillo como DjMariio se unan a la aventura en las próximas semanas.

Del mismo modo, viene siendo habitual que los futbolistas prioricen acudir a programas como 'La resistencia', de David Broncano, o a canales de 'streamers' famosos como Llanos, DjMariio o Willyrex para jugar en línea al 'Among Us', al 'FIFA' o a 'Fortnite' en lugar de someterse a las preguntas (¿incómodas?) de periodistas convencionales. La naturalidad y espontaneidad con que se expresan en esas plataformas contrastan con la frecuente rigidez y seriedad frente a las preguntas del periodista clásico.

Consciente de que no le van a apretar en busca de información reservada y que muchas veces se encuentra entre amigos (a pesar de los miles de ojos curiosos que atienden a la reunión), el futbolista se suelta y muestra una cara a la que el gran público no está acostumbrado. La proximidad y lo coloquial conectan directamente con el público adolescente, divertido por la ausencia de las tensiones que caracterizan muchas entrevistas. Si para los jugadores la conversación con el periodista es un trámite molesto al que hay que someterse a regañadientes, en el segundo caso se muestran predispuestos a participar.

La crítica, consecuencia del desconocimiento

Muchos de los 'youtubers' actuales han atravesado ya el precario y angosto camino del periodismo tradicional. Allí han encontrado la libertad y el poder de decisión que otorga YouTube y que no hallaron en episodios laborales previos. Este es el caso de Víctor Palacios, quien acumula más de 160.000 suscriptores y explota las virtudes del medio: “Yo he vivido los dos mundos. Antes de abrir mi canal, estuve en Cadena SER, 'Punto Pelota' o 'El Chiringuito', pero cuando vi que no me gustaba cómo se estaba haciendo el periodismo y no encontraba mi sitio, me di una nueva oportunidad aquí sin tener grandes expectativas. Supongo que por eso mis primeros vídeos eran muy críticos con el periodismo, porque estaba hastiado y descontento, ahora he rebajado el nivel”.

Sobre las críticas vertidas por algunos periodistas hacia su colectivo, Palacios se moja y devuelve el golpe: “Entiendo el comportamiento de muchos periodistas que están regidos por una línea editorial y se encuentran en un tipo de cárcel. Yo he encontrado la libertad y defiendo que hay espacio para todos. No obstante, algunos ven cómo nosotros tenemos 100.000 visitas en cada vídeo y ellos bajan sus números. Creo que en lugar de atacarnos se deberían preguntar qué cojones están haciendo mal. Nos ven como una amenaza y en lugar de descalificarnos deberían preguntarse por qué algo que ellos dicen que no es periodismo está siendo seguido por gente que antes estaba pendiente de su contenido”.

El catalán, uno de los 'streamers' más influyentes del entorno azulgrana, se muestra combativo: “A muchos les jode que nos den más titulares que a ellos. Te pongo un ejemplo. El otro día entrevistamos a Toni Freixa y Joan Laporta, y nos citaron como si hubiésemos mantenido una charla de barra en lugar de una entrevista. Lo dicen con sorna. Les fastidia que se abran más con nosotros y con Broncano, como Piqué, y cuando nos mencionan, lo hacen con desdén”.

Adrián Sánchez también se formó en las aulas. A consecuencia de ello, fundó el canal Mas que Pelotas como trabajo de final de carrera y aprovechó la ventana abierta al mundo que representaba YouTube. Ahora ya acumula más de 65.000 suscriptores: “Yo considero que hacemos periodismo. Yo no soy un juez para ir diciendo quién hace o quién no hace periodismo. No tenemos una línea editorial, aunque sí seguimos unas guías para hacer lo que debería hacer el periodismo tradicional. No tenemos alianzas y no estamos cogidos por los deseos de nadie, pero notamos que molestamos. Hay periodistas que llevan mucho tiempo en la poltrona y dirán ‘hostias, estos niñatos nos dejan con el culo al aire porque hablan de todo, yo no puedo hablar de este porque lo conozco’, por ejemplo”.

“La gente del Barça está desengañada. Cuando fue la moción de censura a Bartomeu, se vio muy clara la separación entre quienes eran libres y quienes no lo eran. Mientras 'Mundo Deportivo' y 'SPORT' hablaban muy poco hasta que el problema no estalló, nosotros íbamos informando. Ha sido una moción más digital que formal, y esto ha hecho mella en el aficionado. Otros no han podido hablar porque les cortaban el grifo”, revela Sánchez.

El creador de contenido ve los reproches de parte del gremio como un mecanismo de defensa hacia lo inexplorado por algunos: “Más que envidia, proceden del desconocimiento. Tengo 31 años y no soy consumidor habitual de YouTube, y antes de trabajar en ello no lo veía serio, por ese mismo desconocimiento. Es lo que les debe pasar, que algunos se tiran todo un día escribiendo y luego un tío con el pelo pintado de amarillo como yo tiene el triple de visitas”.

El narrador de Movistar, Miguel Ángel Román, opta por separar dos mundos relacionados pero radicalmente distintos: “Desde el punto de vista periodístico, no hay debate. Si alguien quiere situar a la misma altura la retransmisión de los 'casters' con las de Movistar hechas por periodistas, se está equivocando. Son cosas distintas e incomparables. Los dos parten del mismo hecho, narrar un partido, pero no es un producto periodístico. Ellos hacen un 'show' a partir de un partido de fútbol".

En esta línea, Román analiza el menosprecio recibido por los 'streamers' estos días: “Como profesional de la información, tengo la obligación de ver qué está pasando y conocer las nuevas formas de comunicación. Me pueden gustar o no, como a cualquiera le pueden gustar las retransmisiones de Carlos Martínez o las mías, pero no despreciarlas desde la atalaya del periodista profesional. No tiene ningún sentido y no entiendo los nervios de algunos”.

Quizás el nombre de Martí Miras no les suene a bote pronto, pero todo cambia cuando uno se refiere a ‘Spursito’. El andorrano no solo es famoso por vivir y tributar en España, camino inverso al que recorrió El Rubius hace menos de una semana, sino porque con 1,4 millones de suscriptores es toda una referencia dentro del mundo 'youtuber' de los 'gameplays'. Además de su propio canal, participa en ‘La Élite’ junto a otros personajes conocidos y lo compagina presentando ‘El Córner’ de LaLiga y ‘Al Toke’ en Ubeat.

Miras aporta su experimentado punto de vista: “Hay un sector de periodistas convencionales que se niegan a entender este mundo y a adaptarse a las nuevas necesidades de la gente más joven. Ahí han llegado los 'influencers', que quizá no tienen tantos estudios o conocimientos, pero son grandes comunicadores. ¿Qué quiere decir periodismo? Están cubriendo un espacio que ellos mismos [los periodistas] han dejado libre. Si Ibai se pone a retransmitir en Twitch y tiene 100.000 personas, es por algo. Ahora se está cubriendo ese espacio”.

Pablo Albarracín es el director de Contenidos del club de 'eSports' que adquirió la propiedad del Inter de Madrid de Segunda División B, DUX Gaming. En su opinión, ese escepticismo de los medios de comunicación hacia las nuevas plataformas ha sido perjudicial para los primeros: “Pueden tener parte de razón en que nosotros entretenemos a la gente y no la informamos. También es cierto que muchos medios tradicionales han sido reticentes y en lugar de acercarse a un fenómeno que no entendían, lo criticaban. Ha sido habitual leer titulares del tipo ‘Este chico gana millones jugando a videojuegos’. Iban a lo fácil y ahora explota en la cara de la gente que no ha hecho un esfuerzo mínimo por comprenderlo. Es digno hacer periodismo en YouTube y perfectamente válido”.

El integrante del club de 'eSports', como el resto de entrevistados, destingue la importancia de la libertad en la creación de contenidos: “La libertad es clave. Aquí tú marcas la línea sobre lo que quieras hablar y el enfoque. Por eso, muchos periodistas han saltado a YouTube: porque no tienes que rendirle cuentas a nadie, solo a las marcas con las que tengas acuerdos. No hay censura, más allá de los algoritmos que detectan insultos y pueden hacer que no te recomienden el vídeo y pierdas visitas”.

Una entrevista cogida con pinzas

El profesor de Periodismo de la Universidad de Sevilla y autor del blog 'Periodismo Deportivo de Calidad', José Luis Rojas, radiografía el acontecimiento comunicativo entre Llanos y Llorente: "A cualquier cosa no se le puede llamar entrevista. Lo que vi el otro día es una conversación entre amigos, lo más similar a una charla simpática de bar. Se agradece ese tono distendido y humorístico, y cuentan con la gran ventaja de llegar fácilmente a las fuentes. Unas fuentes que cada vez son más reacias a hablar con periodistas por las relaciones viciadas de antaño".

En este sentido, Rojas resalta la diferencia entre los dos modelos comunicativos: "Sería un error pensar que esto puede suplir las entrevistas tradicionales o las mismas de Movistar cuando finaliza el partido. Son cosas muy distintas. En uno, el lenguaje es soez, el humor se basa en el taco, no hay cuidado por el manejo del lenguaje y les resbala la ética profesional, pero el periodista debe vigilar todo esto. Otra cosa es si a la gente le gusta más este tipo de contenidos".

Por su parte, Román apoya la teoría del académico: “Ibai se muestra tal y como es con Marcos Llorente y mantiene una conversación con un futbolista como si fueran colegas. No es lo mismo charlar con un futbolista que entrevistar a un futbolista. Una cosa es entrevistar desde el periodismo y otra diferente mantener una charla. Cambia el tono. Ibai no le pregunta sobre el partido, pero no tendría sentido que un periodista no lo hiciera. Ibai lo hace porque le da igual y la finalidad de la charla es pasárselo bien y reírse”.

“Puede haber críticas a la retransmisión de ayer, pero para mí ha sido un hecho fenomenal. Han cambiado la forma de entender el fútbol y de relacionarse con los futbolistas. Mira, hace poco hablé con Borja Iglesias y me comentó que a él le gustaba hacer este tipo de entrevistas porque puede salir de la burbuja en la que normalmente está. Les hace abrirse y expresarse con naturalidad y a los fans, descubrir lo que hay detrás del futbolista”, destaca Spursito.

En esta línea, el 'streamer' ve compatibles ambas formas de transmitir el deporte: “Quieras o no, ya sabes las respuestas de antemano en la entrevista de Movistar pospartido. Lo de Ibai es otra manera de sacar información a los jugadores y me parece escandalosamente buena. Nosotros no tenemos que sortear la burocracia con la que normalmente se encuentran los medios convencionales. Las entrevistas de los periodistas clásicos pueden ser mejores, pero no generan ese clima de confianza”.

Proximidad y complicidad

Sánchez tiene muy claras las claves del crecimiento de los 'streamers' y su conexión tanto con los profesionales del deporte como con sus espectadores: “La edad, la cercanía y el lenguaje. Esto es obvio, pero también el déficit de atención de las nuevas generaciones. Cuando uno lee una noticia, ve el titular y pincha en la pieza, si tiene tres hojas, la mayoría no se las va a leer. En cambio, con un vídeo de YouTube de tres minutos, la gente se lo pone de fondo mientras juega a la PlayStation y no tiene que focalizar la atención al 100% en el periódico. Queremos más inmediatez”.

Por su parte, Palacios responde a la pregunta crucial: ¿por qué se sueltan los deportistas y famosos? Responde a una cuestión generacional: “Están con gente de su cuerda. Los futbolistas son jóvenes a los que les gustan las mismas cosas que a los 'streamers' y saben que se pueden abrir más y estar a gusto. No hablo de hacerles un masaje, pero que se sientan cómodos. Un periodista va a ir a pinchar, porque un periodista debe hacer eso, pero ahí no se lo van a encontrar por lo general. El jugador no es tonto. Broncano le preguntará por tenis o por su cuenta bancaria, pero un periodista le preguntará sobre temas más comprometidos. No utilizarán al 'streamer' para rajar”.

“Fíjate qué pronto fue Piqué a 'La resistencia'. Donde va, arrasa a nivel de audiencias. Yo no sé si eso es periodismo o no. No es una entrevista para sacar jugo a nivel deportivo, sino una charla entre dos amigos, y así es más sencillo que el futbolista se preste a participar en ello. Saben que nadie les va a zancadillear. Gerard disfruta más diciendo cuánto dinero tiene o hablando del Espanyol que poniéndose delante de alguien que le apriete”, cierra Sánchez.

Albarracín comparte la reflexión: “Te sientes más identificado con un chaval joven que está en su casa que con un medio más profesional. Los medios tradicionales han pecado de fríos y distantes. Mira los entrevistados, casi siempre tiran de los mismos tópicos. Da la sensación de que los futbolistas van entre algodones y se van a meter en problemas, los van a criticar y van a sacar sus declaraciones fuera de contexto. Al Kun Agüero y a Thibaut Courtois les atrae jugar al 'FIFA' porque nadie les va a venir a molestar ni a juzgar. Con un 'youtuber', sabes que no te va a poner titulares raros y vas a estar más suelto, como si hablases con un colega”.

Esa complicidad con el espectador es básica para crecer. Así lo entiende Spursito: “Yo no he pegado un 'boom' grande, sino que he ido creando una comunidad a través de ser normal y cercano. La gente que me sigue me conoce bien porque me abro en mi canal y, además, cubro una parte del entretenimiento que no estaba cubierta. Yo no diría en ningún caso que lo que yo hago es periodismo. Es puro entretenimiento”.

Román tiene su propio canal de YouTube, donde explora aspectos que no tiene la oportunidad de escudriñar en su día a día en Movistar, y defiende la validez del periodismo a través del medio: “En YouTube, se puede hacer un cierto tipo de periodismo basado en opinión y análisis. Un porcentaje elevadísimo de canales se dedican a opinar sobre fútbol, economía o política, y la opinión forma parte del periodismo tal como vemos en los medios de comunicación. Tertulias, debates, firmas de gente conocedora de la actualidad ofrecen sus puntos de vista, pero el periodismo va mucho más allá de eso. Yo no he encontrado un canal que ofrezca una visión periodística de información pura y dura, con reportajes, crónicas o seguir el día a día de un equipo. La opinión es lo más gratuito”.

El narrador coincide en el diagnóstico del éxito 'streamer': “Destacan el lenguaje y la cercanía, y tienen razón. Yo no puedo mostrarme tal y como soy sin filtros cuando narro un partido. Mis códigos son diferentes y no puedo tener una relación de camaradería con el espectador tal y como hacen ellos. Ellos tienen su papel y yo el mío. Soy el intermediario entre hecho y audiencia, y eso me obliga a tener una cierta distancia. El periodista puede ser próximo hasta un cierto punto”.

Rojas cuenta que se está produciendo una confusión entre los jóvenes: "El primer contacto de muchos jóvenes con la comunicación y el periodismo es borroso. Igual que algunos confuden dar su opinión en televisión con periodismo cuando, como mucho, son expertos en la materia. Eso no es periodismo y también lleva a la confusión. Nos toca hacer pedagogía desde la universidad y hacer ver a la gente que no por salir en la televisión están haciendo periodismo ni que todos los periodistas hacen periodismo".

Foto: Ibai Llanos en Las Campanadas de Ibai. (Foto: @IbaiLlanos)

El profesor lo ilustra con 'El Chiringuito': "Hay roles y actitudes marcados que se alejan de la vertiente informativa aunque tengan su público. Hay que prestigiar la profesión y esperar a ver cómo avanza este fenómeno de los 'streamers'. No hay que pensar que Llanos es el rey Midas de la comunicación cuando antes no existía y ahora decir que es la referencia. Él hace muy bien su papel dentro de sus parámetros de comunicador 'influencer', pero no hay que contribuir a la confusión. Una cosa es soltar cualquier cosa en directo y otra hacerlo de manera responsable y con un trabajo profesional detrás. Cualquiera no puede ser periodista".

¿Amenaza para los medios tradicionales?

Palacios subraya el descenso que sufrirán los medios de comunicación convencionales: “Creo que bajará el consumo, como ya se venía haciendo antes de nuestra aparición. A mí me han llamado precandidatos del Barça para entrevistarlos y nunca lo habría imaginado. ¡Y mira la moción de censura! La moción de censura de Josep Maria Bartomeu la hemos hecho los 'streamers', porque algunos en la prensa catalana han ejercido de marionetas ocultándola cuando había más de 20.000 firmas. Lo digo alto y claro: a Bartomeu lo echaron Twitter y YouTube”.

"Tendemos al exceso de manera extraordinaria y habitual. Aparece un nuevo fenómeno y creemos que esto acabará con lo de antes, es algo que viene ocurriendo desde hace mucho. Antes, los blogs iban a salvar el periodismo y ahora ya casi nadie tiene un blog, con la llegada de la televisión iba a perecer la radio y el 'e-book' iba a destronar el papel. Cuando aparece algo nuevo, lo elevamos a un altar y lo consideramos una solución. Antes de las campanadas, muchos no conocían a Ibai y lo miraban con desprecio y desconfianza pensando 'estos son los niños rata pajilleros que están jugando a la Play todo el día', y ahora creen que van a salvar el mundo de la comunicación".

Por su parte, el creador de Más que Pelotas cree que el futuro pasa por saber convivir: “Siempre se dice lo mismo. Antes se hablaba de que los medios digitales se zamparían a los tradicionales. Estamos destinados a convivir y el medio tradicional debe comprender que el pastel se está repartiendo, porque esta tendencia está al alza y ellos van a seguir perdiendo terreno".

Eso sí, Sánchez cree que el caso de Ibai es una excepción: “Tiene doble interpretación. Ibai puede entrevistar a Llorente porque es Ibai Llanos. Yo tengo amigos que juegan en equipos grandes y soy incapaz de entrevistarlos. Hay que saber separar. LaLiga sabe que una entrevista de Ibai con Marcos renueva la imagen ‘carca’ de la competición y genera ingresos. Ibai es una marca y lo han hecho porque responde a una necesidad de adaptarse a los nuevos tiempos”.

Spursito refuerza la tesis de la convivencia: "No es incompatible la tradicional entrevista de Marcos Llorente en Movistar con que luego hable con Ibai. Quizá por la presión y los nervios no estén tan cómodos allí, pero con nosotros… Nosotros somos gente joven, nos llevamos muy bien con ellos, porque hemos estado en grabaciones o fiestas, y muchas veces ven que somos chavales como ellos".

“El futuro sano pasa por el acercamiento entre ambas partes. Que el periodista tradicional comprenda que la charla con el futbolista debe ser más distendida y que el 'streamer' entienda que está bien que se les pregunte por temas serios. Ambas partes deben retroalimentarse y aprender. En la entrevista tradicional, no va a querer mojarse, pero en la otra no te va a dar información, por muy graciosa que te parezca. En YouTube, se hace mucho periodismo como Charlas de Fútbol, La Media Inglesa o Rodrigo Fáez. Eso sí, quien quiera más entretenimiento verá YouTube y quien busque formatos más rigurosos irá a ver la televisión; los dos pueden convivir perfectamente”, concluye Albarracín.

La Resistencia Marcos Llorente Movistar+ Twitch LaLiga PlayStation Joan Laporta Periodismo FIFA David Broncano Josep Maria Bartomeu Javier Tebas
El redactor recomienda