Es noticia
Menú
El último rey del verano no se jubila: la vuelta de King África demuestra que te has hecho viejo
  1. Cultura
Los cuarentones ahora son la bomba

El último rey del verano no se jubila: la vuelta de King África demuestra que te has hecho viejo

El jefe de las verbenas vuelve a la pista y no solo llena pequeñas plazas o escenarios. Grandes promotoras de dentro y fuera de España lo colocan en sus festivales, y los 'influencers' lo contratan para sus bodas

Foto: King África mira a cámara con uno de sus clásicos gestos. (A. B.)
King África mira a cámara con uno de sus clásicos gestos. (A. B.)

A Alan Duffy le quedan unos 15 minutos para saltar al escenario, pero el 'staff' del festival ya lo ha colocado en la rampa de salida. El artista usa ese tiempo para estirar algo los brazos, las piernas, y concentrarse. También para hacerse fotos con varios amigos, hacer bromas a todo el que se cruza por delante, mirar el móvil o incluso bailar. Al otro lado, esperan miles de personas ansiosas por escucharle, pero la templanza antes del estreno es una de esas virtudes que se ganan con la experiencia. Y a Duffy, más conocido como King África, eso le sobra. "Siempre empiezo con la misma frase: 'viva la madre que os parió'. Ya vas a ver el grito", anticipa el cantante. El público no falla y el chillido recorre todo el festival poco después.

El gigantón de origen argentino salta a la palestra del Love the Tuenti's Festival solo, sin moverse demasiado, acompañado de su famosa versión de 'Paquito el chocolatero' (publicada en verano de 2005) y una actuación que se sabe al dedillo. Lo hace frente a un recinto lleno, que sigue la coreografía verbenera y pide más. Es un sábado de junio de 2022, pero perfectamente podría serlo de agosto de 2006 y es lo que se busca. Este rapero, que tocó el cielo a inicios de siglo con varios de los temas más escuchados de nuestra historia reciente, continúa su carrera con un nuevo rol, el de símbolo de los mejores años de la vida de aquellos que ahora vuelven a acudir a él. Un papel que hace salivar a una industria musical que se lanza con descaro a satisfacer a un 'target' claro: personas de 30 para arriba. ¿Por qué? Porque tienen más dinero (según el INE, a los 45 años entramos en la edad en la que obtendremos los ingresos más altos de nuestra vida).

Foto: Ewan Mcgregor como Obi Wan Kenobi. (EFE/Film)

Consciente o no de ese 'as' que tiene en la manga, Duffy no tarda mucho en recordar al público el título que se da el propio King África. Tras pedir, en medio del concierto, un aplauso para el recientemente fallecido Georgie Dann lo deja caer: "Soy el último rey del verano", grita.

"Siempre repito la frase del tío de Spiderman: un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Yo tengo un poder muy importante tras sacar tantos éxitos veraniegos y tengo la responsabilidad de compartirlos y no fallar si saco otra canción", comenta Duffy en un 'backstage' que no deja de mirar al argentino. Lo cierto es que King África tampoco hace mucho por pasar desapercibido. Con un profesionalismo llevado al detalle, viste igual de llamativo que en los felices 2000, tiene una talla similar e incluso evita hablar de edad (internet asegura que está en los 50). Gafas de mosca, chándal de colores panafricanos —rojo, verde y amarillo—, gorro de punto a juego y gordos cordones de plata para demostrar que el símbolo de la pachanga sigue ahí, como si los años no hubieran pasado. "Creo que la gente sigue disfrutando de mi música y mientras sea así no tengo pensado parar. Me gusta lo que hago y veo que a muchos otros también lo hacen conmigo", defiende el músico argentino.

Foto: María Pombo y Pablo Castellanos, en la boda de Lucía Pombo. (Gtres)

Tras un tiempo lejos de los grandes focos, aunque, como recuerda King África, nunca ha dejado de actuar, este símbolo del verano vive un nuevo resurgir. Llena conciertos pequeños, pero también actúa en festivales e incluso protagoniza bodas de 'influencers' en una vuelta que encaja en un fenómeno global que se ha acentuado con la pandemia. La industria cultural busca atraer a su negocio a un público de más edad que disfrute de unos eventos cada vez más caros y que encima lo haga consumiendo, y para eso necesita a las estrellas de esas generaciones. La elección de Paul McCartney (80 años) como cabeza de cartel de Glastonbury o la de Metallica y Placebo en el MadCool, o lo de La Oreja de Van Gogh tocando en el Arenal Sound son algunos ejemplos claros de este movimiento. En el cine, sin ir más lejos, el regreso de 'Top Gun' se ha convertido en la película más vista de 2022 en los cines y la segunda más taquillera desde la pandemia.

placeholder Alan Duffy, más conocido como King África, junto Selena (de Sonia y Selena) y Rebeca. (A. B.)
Alan Duffy, más conocido como King África, junto Selena (de Sonia y Selena) y Rebeca. (A. B.)

El Love the Tuenti's Festival lleva esa apuesta por la nostalgia al siguiente nivel. Su 'leitmotiv' es recordar los mejores años de su vida a los 'millennials', los últimos en sumarse al jugoso 'target' de los 30. "Si miras al público hoy, ves a mucha gente que ya ronda los 40 y escuchó 'La Bomba' cuando tenía 20, pero también hay gente mucho más joven que lo vive igual. Incluso los hijos de esos que descubrieron mi música en su juventud se saben mis canciones. Y eso es lo más bonito, son temas que perduran porque hicimos música muy buena en aquellos años", defiende Duffy. Su comentario también se puede apoyar en datos, porque según Spotify, la década de los 2000 es la que más fuerte está pegando en escuchas en nuestro país en los últimos tiempos.

King África tiene una posición similar a la de un chamán en ese regreso al pasado. Aunque en su caso opta por añadir a la reflexión económica nuevos matices. Asegura que su música de contenido "blanco" y ritmo "verbenero" va a contracorriente de los estilos actuales "son demasiado provocativos y explícitos", comenta, pero funciona. En solo 25 minutos de concierto, el 'rey' se queda con todos los presentes en el escenario playa del Tuentis.

Sin embargo, su trabajo este sábado no ha terminado, porque esta apuesta cultural sobrepasa incluso los modelos tradicionales. Solo unas horas después aparece, por sorpresa, en la boda del momento en el mundo del corazón, la de la hermana mayor de la 'influencer' María Pombo, Lucía Pombo. Duffy pasa, con la misma ropa y sonrisa, de un parking de IFEMA con los logos de la OTAN ya visibles, a uno de los enlaces más mediáticos de la 'jet set' española en el castillo más caro de España.

"Algo debo estar haciendo bien", comenta el cantante. ¿Cuál es el secreto? "Creo que hay varios, pero el principal es que la gente lo pasa bien con mis canciones, incluso los niños. Es música para divertirse, para disfrutar del verano y para venirse arriba. Y eso lo ofrece King África. Cuando me enfundo este traje me convierto en el Demonio de Tasmania, que mete caña y energía a todo tipo de públicos y sin distinción". Esas son las justificaciones de King África, pero hay alguna lectura más.

La jugosa nostalgia llega a los 'millennial'

King África puede ser el personaje que mejor muestre cómo esa economía de la nostalgia, de los recuerdos de esos buenos tiempos pasados que ya exprimió los 80 y los 90, ha llegado ahora a los que crecieron entre finales de los 90 y los primeros años del siglo XXI. Pero no es el único caso. Solo en el Tuenti's (que toma el nombre de la red social que marcó a la generación 'millennial' en nuestro país) aparecen nombres como Pignoise, Alex Ubago, David Civera, Raúl, Kate Ryan, Andy y Lucas o Merche. Todos, artistas que tuvieron su gran momento en aquella primera década y ahora, al igual que el público, se hacen fotos recordando los viejos tiempos con aspectos bastante cambiados por el tiempo. Aunque alguno, como King África, se mantengan igual.

El festival lo organiza Sharemusic, una promotora que también ha dado ese salto de organizar festivales centrados en los 90 a hacerlo de los 2000 visto el éxito cosechado. Lo organiza por segunda edición (la primera fue en 2019) en colaboración con Movistar, dueña de la marca Tuenti, y otras empresas que ven la posibilidad de rascar en este nuevo nicho. Un día de música en IFEMA con tres escenarios, más de 30.000 personas de público y un ambiente que mezcla las despedidas de soltera con las camisas hawaianas y todo tipo de nostálgicos con vestimentas para la ocasión. La fiesta solo es un negocio más en sumarse a este regreso de los 2000 que ha traído de vuelta los pantalones campana o el estilo Y2K que ahora triunfa en TikTok. Artistas actuales como Dua Lipa se inspiran cada vez más en esos años. "Fueron años de mucha creatividad y grandes éxitos musicales que aún perduran", recuerda Duffy.

placeholder King África actúa frente a un público entregado y un Goku con gafas de mosca. (A. B.)
King África actúa frente a un público entregado y un Goku con gafas de mosca. (A. B.)

En la parte de atrás del escenario todos quieren hacerse fotos con él. Aparecen parte de la 'Sex Bomb' como Yola Berrocal, Selena (de Sonia y Selena) o Rebeca. Es cierto que todos tienen esa aura de símbolos, pero 'rey' solo hay uno. También lo sabe María Pombo, que lo volvió a colocarlo en el radar de lo 'mainstream' cuando decidió lanzar sus festivales, los 'Suave Fest', y desde ahí la relación no ha cesado. "Hicimos dos bolos por ahora. Uno en Formigal, en pleno invierno, y otro aquí en el Wanda, con la gente entregadísima", comenta el cantante. Aunque él prefiere seguir con un discurso profesional y cauto, nada de ensoñaciones artísticas. "Nosotros tenemos nuestra oficina y ahí llaman muchísimos pueblos de España. La gente cree que solo existes si tocas en Madrid, Barcelona o Sevilla, pero en España hay miles de pueblos. Tenemos la suerte de que hacemos un buen trabajo y una vez que tocamos en uno, al año siguiente tenemos a los cinco de alrededor llamándonos", asegura.

En cuanto a si tiene más bolos ahora que antes, el argentino afincado entre Puerto Banús y Valladolid, le da un giro de tuerca más a la situación con mente de empresario. "En 2020 teníamos muchos contratos porque era el vigésimo aniversario de 'La Bomba', que justo salió en el verano del 2000. Teníamos conciertos tanto en España como fuera. Claro, todo se paró por el covid. En 2021 salió algo, pero poquito, y todo se ha acumulado este año", comenta.

placeholder Un grupo baila durante la actuación de Alan Duffy. (A. B.)
Un grupo baila durante la actuación de Alan Duffy. (A. B.)

Su Instagram da muestras de esa mezcla curiosa que es esta temporada para el cantante. Duffy igual aparece en una boda, en las fiestas de San Isidro en Los Belones (Murcia), en Fabrik o en los eventos de la familia de moda en Instagram. Lo que coincide en todos sus bolos es la vestimenta y el estilo, como en un las historias de los superhéroes de Marvel.

El rey del verano y Spotify

King África justifica su reciente resurgir como algo motivado en parte por el covid y por la situación global. En plena época de Spotify, de las canciones "provocativas" y "explícitas", la gente se ha cansado y solo quiere disfrutar, divertirse y nada más. Ahí, los estilos blancos y hechos para bailar con toda la familia triunfan de nuevo, asegura. "La gente ha estado mucho tiempo en casa y ahora ha salido con unas ganas brutales de disfrutar. Ahí nuestra música encaja bien", señala. Pero también hay otras razones que pueden ayudar a entender esta vuelta más allá de las sensaciones.

Por ejemplo, hay estudios como el de la consultora estadounidense MRC Data que habla de que en Estados Unidos el consumo de álbumes de música actual (lanzada hace menos de 18 meses) disminuyó un 3,7%, mientras que la publicada en una fecha anterior creció en 2021 un 19,3%, ocupando el 70% del consumo total. ¿Por qué ocurre esto? Hablan de que la vuelta del vinilo, el amplio catálogo que ofrecen las plataformas de 'streaming' e incluso la explosión de TikTok pueden estar detrás del cambio. Hasta el uso de estas canciones en series y películas pueden tener la culpa. Un buen ejemplo es Running Up That Hill de Kate Bush, que está copando las listas de éxito gracias a 'Stranger Things'.

Spotify, que originalmente se vio como un gran problema para la música antigua por su sed insaciable que agota canciones continuamente, acorta las métricas y provoca la producción de música de peor calidad, pero ahora puede estar ayudando a los clásicos. Si perduran en el tiempo quedan en la mente de los consumidores como la música 'real'. No es el único ámbito en el que ocurre, hay otros como el de la fotografía, con la vuelta de los carretes que está reventando el mercado global porque dan idea de 'posteridad' frente a lo efímero de lo digital.

Un grupo de chicas durante la actuación de King África. (A. B.)

Centrándonos en los 2000, Melanie Parejo, directora musical para el sur de Europa de Spotify, aseguraba hace unas semanas en una entrevista en 'El País' que el consumo de la música de esta década estaba aumentando en nuestro país. "En los últimos meses, en Spotify hemos detectado una tendencia por parte de nuestros usuarios a escuchar música de décadas pasadas. La década de los 2000 es la clara favorita y los artistas más escuchados son españoles. También es común a todas las generaciones, desde 'babyboomers' hasta los Z", comentaba.

King África no menciona si se ha dado cuenta de estas tendencias, pero lo cierto es que tras cinco años de sequía, sin sacar una sola canción, hace tres semanas lanzaba una nueva: 'La colita'. Con Clase-A, Dr. López y Raudel Raúl. "Me han llegado muchas otras propuestas en este tiempo, pero uno no puede coger cualquier cosa, y más aún cuando has tenido varios éxitos. Cuando eres el 'último rey del verano' tienes que afinar bien y sumarte solo a los buenos proyectos". ¿Cómo sabe que este es el bueno? "Cuando llevas tantos años en esto y tienes el punto sabes que si se te mueve el pie al escucharlo es que hay algo. Y a mí en cuanto escuché 'La Colita' se me movió".

A Alan Duffy le quedan unos 15 minutos para saltar al escenario, pero el 'staff' del festival ya lo ha colocado en la rampa de salida. El artista usa ese tiempo para estirar algo los brazos, las piernas, y concentrarse. También para hacerse fotos con varios amigos, hacer bromas a todo el que se cruza por delante, mirar el móvil o incluso bailar. Al otro lado, esperan miles de personas ansiosas por escucharle, pero la templanza antes del estreno es una de esas virtudes que se ganan con la experiencia. Y a Duffy, más conocido como King África, eso le sobra. "Siempre empiezo con la misma frase: 'viva la madre que os parió'. Ya vas a ver el grito", anticipa el cantante. El público no falla y el chillido recorre todo el festival poco después.

Festivales Música TikTok Música
El redactor recomienda