Es noticia
Menú
Descubren en Portugal las momias más antiguas de Europa
  1. Cultura
ENTRE 8.150 Y 7.000 AÑOS

Descubren en Portugal las momias más antiguas de Europa

El hallazgo demuestra que los cadáveres se momificaban deliberadamente hace 8.000 años en Europa. Los cuerpos eran secados y puestos en cuclillas antes de ser enterrados

Foto: Las momias más antiguas de Europa son descubiertas en Portugal (European Journal of Archaeology)
Las momias más antiguas de Europa son descubiertas en Portugal (European Journal of Archaeology)

Durante unas excavaciones llevadas a cabo entre 1958 y 1964 en Arapouco, en el valle del Sado, al sur de Portugal se encontró una especie de vertedero prehistórico con multitud de restos de conchas, moluscos y peces, así como herramientas de piedra o de metal, cerámica rota o armas. Una verdadera mina para los investigadores, ya que gracias a todo lo que allí se encontró se obtuvo información sobre el comportamiento humano durante la Prehistoria.

Asimismo, los arqueólogos hallaron más de 100 esqueletos de personas de la Edad de Piedra. La mayoría de estas momias databan de entre 8.150 y 7.000 años. Sin embargo, su registro dejó mucho que desear. En los archivos faltaba información exacta sobre el lugar de excavación, por lo que no se podía reconstruir con exactitud la posición original de los esqueletos ni el lugar del hallazgo. Afortunadamente, el arqueólogo portugués João Luís Cardoso descubrió recientemente dos rollos de película de la excavación inicial aún sin revelar.

Con la ayuda de estas imágenes, un equipo de la Universidad de Uppsala (Suecia), dirigido por Rita Peyroteo-Stjerna, pudo investigar con más detalle los enterramientos y halló resultados verdaderamente sorprendentes. Para empezar, comprobaron que dos de los muertos habían sido momificados antes de ser enterrados, dando la evidencia más antigua de momificación de la Edad de Piedra en Europa, según el estudio publicado en la revista científica European Journal of Archaeology.

Envueltas de forma compacta

El hecho de que esta práctica de momificación deliberada ya existiera en Europa hace 8.000 años es muy relevante, ya que las momias más antiguas que se conservan en el mundo tienen unos 7.000 años y proceden de la cultura Chinchorro (radicada en Chile). Esta cultura logró momificar a sus muertos más de dos mil años antes que los egipcios (hace unos 5.000 años) con el fin de preservarlos para la vida después de la muerte.

Las dos momias encontradas en Portugal "destacan por la inusual posición de su cuerpo". Para la momificación, sus "brazos y piernas se doblaban tanto que apenas había espacio entre los huesos". El equipo de investigación sospecha que los difuntos eran envueltos primero de forma muy compacta y luego secados al aire o al fuego durante mucho tiempo antes de ser enterrados.

Las dos momias encontradas en Portugal “destacan por la inusual posición de su cuerpo”

Según el equipo de investigación, todos los rasgos encontrados indican claramente que no fueron enterrados inmediatamente después de su muerte: "Más bien, nuestro análisis muestra que los cuerpos de los muertos se preparaban de una forma desconocida hasta ahora antes del entierro", subrayó el estudio. Asimismo, el equipo de investigadores también sospecha que este procedimiento de momificación tenía por objeto facilitar el transporte de los muertos a otro lugar de entierro.

Durante unas excavaciones llevadas a cabo entre 1958 y 1964 en Arapouco, en el valle del Sado, al sur de Portugal se encontró una especie de vertedero prehistórico con multitud de restos de conchas, moluscos y peces, así como herramientas de piedra o de metal, cerámica rota o armas. Una verdadera mina para los investigadores, ya que gracias a todo lo que allí se encontró se obtuvo información sobre el comportamiento humano durante la Prehistoria.

Arqueología Estudio científico Muerte Portugal Egipto
El redactor recomienda