Es noticia
Menú
'Signo de la patada', o cómo saber si me he roto el tendón de Aquiles
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
más roturas en años pares

'Signo de la patada', o cómo saber si me he roto el tendón de Aquiles

Es el punto débil de muchos deportistas, que en un mal movimiento pueden sufrir un chasquido y la sensación de haber recibido una pedrada. ¿Cuáles son los factores de riesgo de esta lesión cada vez más frecuente?

Foto: Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

El tendón de Aquiles es uno de los más potentes del cuerpo humano; es imprescindible tanto para una marcha fluida como para la carrera y para el salto. Aunque su rotura suele producirse durante la práctica deportiva, cualquier persona puede rompérselo en un mal movimiento.

Es una lesión cuya incidencia ha crecido en los últimos 20 años por el aumento de la cultura del cuidado físico y la mayor exigencia deportiva en pacientes veteranos, de acuerdo con los especialistas. Muy ocasionalmente se producen lesiones directas por corte; lo habitual es que el tendón se rompa por un estiramiento brusco, excesivo y repentino de la pierna retrasada en una carrera o en un salto.

Foto: Foto: Freepik.

En ese momento, el lesionado nota un chasquido que es audible y la sensación de haber recibido una patada o una pedrada. De hecho, el doctor Manuel Monteagudo, cirujano ortopédico especialista en pie y tobillo del Servicio de Traumatología y Medicina del Deporte de Olympia Quirónsalud, explica que entre los médicos se habla del “signo de la patada o de la pedrada”. Sin embargo, cuando el lesionado se gira para ver quién le ha golpeado, no hay nadie alrededor; se ha lesionado 'solo'.

Debe sospecharse de una rotura de Aquiles cuando se reúnen las siguientes circunstancias:

  • Estiramiento anómalo de la pierna de apoyo hacia atrás, con chasquido notable.
  • Dolor intenso cerca del talón, con hinchazón de todo el tobillo en menos de una hora.
  • Gran dificultad de marcha con sensación de fallo de la pierna.
  • Imposibilidad para hacer puntillas con la pierna lesionada, incluso apoyando las manos en una pared.
placeholder Foto: Feepik.
Foto: Feepik.

Los factores de riesgo más comunes para esta lesión, explica el doctor Monteagudo, son deportes de impacto y giro en personas no entrenadas correctamente; períodos de inactividad deportiva seguidos de etapas de aumento rápido y no controlado de actividad; o la toma de determinados fármacos como los antibióticos llamados flouroquinolonas, o corticoides en dosis altas y mantenidas. Además, los varones entre 30 a 50 años que practican deportes de salto e impacto, con o sin giro (fútbol, baloncesto, deportes de raqueta), son estadísticamente más propensos a sufrir esta lesión

El especialista destaca que la actividad física desordenada está detrás de muchas de estas lesiones. Como curiosidad, nos cuenta que "se rompen más Aquiles los años pares (cuando en la tele emiten continuamente deporte, por ser los años de campeonatos, y mucha gente sale a la calle a por la pachanga pospartido) que los impares (años de clasificatorios y, por tanto, más 'aburridos')".

Claves para la prevención

Una buena prevención puede disminuir el riesgo de rotura. Por ello, el cirujano aconseja realizar una planificación deportiva progresiva y realista según la edad y la forma física de partida. También considera importante hacer un calentamiento y enfriamiento adecuado, con ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de la musculatura de la pantorrilla y el Aquiles, además de variar las rutinas de actividad con alternancia de deportes de impacto y no impacto. Finalmente, recomienda evitar las superficies irregulares y deslizantes, y llevar un calzado deportivo adecuado.

Cuando ya se ha producido una rotura del tendón, el tratamiento en pacientes jóvenes y no tan jóvenes, pero activos deportivamente, consiste en hacer una cirugía de mínima invasión (a través de pequeños agujeros en la piel) y estimular la movilidad y la carga precoz en el posoperatorio. Con las actuales técnicas quirúrgicas y los protocolos de rehabilitación acelerada se consigue disminuir de manera notable el tiempo de inactividad laboral y deportiva. "Y recuerden que, ante la duda en el diagnóstico y/o el tratamiento, acudir a un buen especialista permitirá una recuperación más segura y rápida", concluye el doctor Monteagudo.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con Olympia Quirónsalud.

El tendón de Aquiles es uno de los más potentes del cuerpo humano; es imprescindible tanto para una marcha fluida como para la carrera y para el salto. Aunque su rotura suele producirse durante la práctica deportiva, cualquier persona puede rompérselo en un mal movimiento.

Salud Quirónsalud Brands Salud La salud del deporte ECBrands
El redactor recomienda