Es noticia
Menú
¿Navegas a vela? Qué debes tener en cuenta para que no afecte de forma negativa a tu salud
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
DEPORTES NÁUTICOS

¿Navegas a vela? Qué debes tener en cuenta para que no afecte de forma negativa a tu salud

Son muchos los beneficios de hacer deportes náuticos, pero también es imprescindible mantener una buena postura para evitar lumbalgias y proteger la piel y los ojos de los efectos dañinos del sol sobre el agua

Foto: Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

La navegación a vela es una práctica que aúna arte, destreza, filosofía, ejercicio físico, trabajo en equipo, aventura y desafíos constantes. Es también un excelente recurso para la desconexión con el día a día y para aprovechar las propiedades terapéuticas del mar. No es de extrañar que España, con tantos kilómetros de costa y unas condiciones climatológicas especialmente favorables, sea uno de los países más destacados en este deporte.

Además del disfrute que proporciona esta actividad, son indudables los múltiples beneficios que esta modalidad, tanto deportiva como de ocio sin más, puede aportar a nuestra salud física y mental:

Foto: Foto: Freepik.
  • Mejora la capacidad de concentración.
  • Ayuda a tonificar nuestros músculos y fortalece el cuerpo en general.
  • Nuestro sistema cardiovascular se refuerza.
  • Mejoramos nuestro equilibrio.
  • Fomenta el trabajo en equipo.
  • La limitación por edad o género se desvanece.
  • Es un "antídoto" prácticamente infalible contra el estrés.

Sin embargo, como en todos los deportes, hay que tener en cuenta una serie de precauciones que deberemos adoptar si queremos que la vela no afecte de manera negativa a nuestra salud.

En primer lugar, explica la doctora Marta Rius, especialista en Medicina Deportiva en el Hospital El Pilar, “es necesario ser precavidos para evitar las lesiones musculares. Navegar requiere a menudo de movimientos explosivos y vigorosos que, sin una forma física adecuada o si se practica con una postura incorrecta, pueden derivar en problemas de rodilla y lumbalgias. De hecho, uno de los traumas más frecuentes es el dolor de espalda, tanto en los aficionados que navegan en botes como en los equipos de grandes competiciones”.

Los peligros del sol: de las ampollas al cáncer

Puede parecer un problema menor, pero lo cierto es que quienes disfrutan de la vela deben tener especial cuidado con los rayos solares. “El sol puede ser el mayor enemigo de nuestra piel y no ser solo la causa principal de su envejecimiento (arrugas y manchas), sino también provocar quemaduras de diferentes grados hasta producir incluso ampolla y, en el peor de los casos, enfermedades como el cáncer cutáneo, el más frecuente de todos los cánceres”. Además, continúa la especialista, “también puede afectar a nuestros ojos (sequedad ocular, daños en la retina, cataratas…), por lo que no debe descuidarse su protección con gafas de sol con absorción de radiación ultravioleta y sombreros de ala ancha".

placeholder Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

Pero también tiene sus cosas buenas. El sol estimula la síntesis de vitamina D -que nos ayuda a prevenir el raquitismo y la osteoporosis-, favorece la circulación sanguínea, actúa en el tratamiento de algunas dermatosis e incluso puede mejorar nuestro estado anímico”. Así pues, ¿cuál es la clave para tomar todo lo bueno del sol evitando sus peligros? Hacerlo de manera saludable.

“Cuando se navega conviene, en la medida de lo posible, evitar las horas centrales del día (de 12:00 a 16:00) y la exposición directa; son medidas sencillas que nuestra piel agradecerá”, afirma la doctora Maria López, que añade que, “además, existen prendas específicas con factor de protección, ideales para la navegación, que son un gran aliado complementario para proteger nuestra piel. Conviene elegir las que sean de tejidos ligeros, que se puedan mojar y que sean de colores claros para que no den mucho calor”.

También la fotoprotección solar es un factor clave: "En verano todos somos muy conscientes de lo peligroso que es el sol porque quema y escuece; por eso, es difícil que nos olvidemos de ponernos protección", explica la especialista. “Sin embargo, cuando está nublado, así como en invierno, otoño o primavera, es cuando más nos exponemos de forma inconsciente a los daños que el sol puede causar en nuestra piel".

Tipo de piel, edad... De qué depende el FPS

Para protegernos adecuadamente, siempre hay que usar protección solar. Puede parecer que con un sombrero de ala ancha será suficiente, pero lo cierto es que, aun cuando esta prenda elimina el efecto del sol directo, no nos protege del ‘efecto espejo’ del agua. Además, hay que asegurarse de que el protector que usemos sea el adecuado.

“El Factor de Protección Solar (FPS) del protector que apliquemos”, explica la especialista, “dependerá de cada tipo de piel, de la edad que tengamos (los mayores y los niños son los que más protección deberían usar) y de dónde nos vamos a exponer (el sol no es igual de intenso en el Mediterráneo que en el Cantábrico, por ejemplo)”. A la hora de escoger un factor de protección, se recomienda un FPS de 30 que incluya filtros UVB y UVA, o incluso un factor mayor para compensar la aplicación insuficiente.

“También hay que tener en cuenta, sobre todo en lo que a los deportes náuticos en general se refiere, su resistencia al agua: si son 'water-resistant' (nos siguen protegiendo hasta 40 minutos dentro del agua) o 'waterproof' (actúa, durante más de 80 minutos)”. Respecto a cómo aplicarlos, conviene hacerlo sobre la piel seca y 15-30 minutos antes de exponerse al sol y no esperar a hacerlo cuando ya estemos al sol ya que tardará esos 30 minutos en darnos protección y será tiempo que nuestra piel estará desprotegida. Además, es conveniente reaplicar el protector cada dos horas para que mantenga su eficacia.

En resumen, la práctica de actividades y deportes náuticos aporta múltiples ventajas para nuestro bienestar; sin embargo, practicarlos sin una correcta protección del sol puede ser dañino para nuestra piel y acarrear consecuencias desagradables. Al sol sí, pero siempre de manera saludable.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital El Pilar.

La navegación a vela es una práctica que aúna arte, destreza, filosofía, ejercicio físico, trabajo en equipo, aventura y desafíos constantes. Es también un excelente recurso para la desconexión con el día a día y para aprovechar las propiedades terapéuticas del mar. No es de extrañar que España, con tantos kilómetros de costa y unas condiciones climatológicas especialmente favorables, sea uno de los países más destacados en este deporte.

Salud Quirónsalud La salud del deporte Brands Salud ECBrands
El redactor recomienda