Es noticia
Menú
Artroplastia de hombro, ¿en qué consiste y para qué tipo de lesiones está indicada?
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. La salud del deporte
prótesis anatómica o invertida

Artroplastia de hombro, ¿en qué consiste y para qué tipo de lesiones está indicada?

Esta parte del cuerpo es una de las articulaciones que más sufren en la práctica deportiva. Esta cirugía se realiza en aquellos pacientes con dolor severo que no mejoran con tratamientos conservadores

Foto: Foto: Freepik.
Foto: Freepik.

El hombro es una de las articulaciones que más sufren en la práctica deportiva, especialmente en gimnasia, balonmano, lanzamiento de jabalina y baloncesto, así como en la liga de béisbol. También hay que sumar las lesiones que se producen debido a caídas sobre estos en deportes como snowboard, skateboard o ciclismo, en los que son habituales las fracturas y luxaciones de clavícula, así como las de hombro. Otros deportes en los que el brazo juega un papel importante son el remo o la halterofilia.

Así, puesto que hay una gran variedad de deportes en los que interviene de una u otra manera esta parte del cuerpo, también, una gran lista de lesiones diferentes; que en el caso de las más graves, cuando la articulación resulta muy dañada, puede llegar a ser necesario optar por una intervención quirúrgica: la artroplastia de hombro. Según explica el doctor Diego Giménez, jefe del Servicio de Traumatología del Hospital Quirónsalud Murcia, “es una intervención quirúrgica que tiene como objetivo la sustitución total o parcial de una articulación que se encuentra dañada o deteriorada por una prótesis; esta prótesis puede ser anatómica o invertida”.

Foto: Foto: iStock.

En cuanto al daño, continúa, “puede producirse a consecuencia de una caída, una fractura, un deterioro debido a enfermedades reumáticas como la artrosis o una rotura masiva del manguito de los rotadores, lo que implica dolor e inestabilidad articular”. Esta situación, que es más frecuente en pacientes de edad avanzada, provoca una elevada discapacidad y pérdida de calidad de vida.

Dos técnicas diferentes

En función de la técnica empleada, de acuerdo con el especialista, podemos diferenciar dos tipos de cirugía:

  • Artroplastia anatómica de hombro: en ella se reemplazan total o parcialmente las superficies articulares del húmero proximal y la cavidad glenoidea de la escápula por unas piezas metálicas que se unen al hueso a presión o con cemento óseo. Tiene una parte intermedia de un plástico muy resistente que sirve de superficie de rozamiento durante el movimiento articular.
  • Prótesis invertida de hombro: es un tipo especial de prótesis en la que se invierte la anatomía normal de la articulación, de manera que la parte esférica se coloca en la escápula y la parte en forma de copa se coloca en el húmero. Esta prótesis está especialmente indicada en pacientes con artrosis o artritis de hombro que también tengan lesionados los tendones del hombro, así como en casos de fracturas complejas del húmero proximal.
placeholder Foto: iStock.
Foto: iStock.

La intervención se realiza con anestesia regional del brazo y puede que el paciente tenga que llevar durante 24 horas un pequeño drenaje para que no se acumule la sangre debajo de la herida quirúrgica. ¿En qué casos se recomienda esta intervención? El doctor Giménez explica que “la prótesis de hombro está especialmente indicada en pacientes con dolor severo que no mejoran con tratamiento conservador. El alivio del dolor y el restablecimiento de las superficies articulares también van a mejorar la movilidad y la función del hombro”.

Recuperación y rehabilitación

En cuanto a la recuperación, lo normal es que el paciente quede ingresado de 24 a 48 horas para el control posoperatorio, profilaxis antibiótica y alivio del dolor. Asimismo, para tener la seguridad de que todo ha quedado correcto, se le realizará una radiografía de control posquirúrgico; además de la inmovilización del brazo operado con un cabestrillo, que se retira para el aseo diario y para movilizar el codo. Este cabestrillo deberá llevarse durante 2-3 semanas; a partir de entonces comenzará una rehabilitación que puede durar de uno a dos meses y que permitirá la adaptación a la vida cotidiana.

placeholder Foto: Pexels.
Foto: Pexels.

Por lo que respecta a la recuperación de nuestra práctica deportiva habitual, hay que tener en cuenta que factores como la edad, la inestabilidad recurrente y el tipo de deporte van a condicionar el completo retorno a estas actividades. “Se puede volver a retomar la práctica del deporte de manera progresiva y siempre supervisado por el médico y el personal rehabilitador”, concluye el doctor Giménez. “Sin embargo, hay que aclarar que, tras una reparación quirúrgica del manguito rotador, la mayoría de los deportistas profesionales no vuelven a competir con un nivel similar al estado previo a la lesión, y que en el caso de los deportistas 'amateur' ocurre lo contrario: la mayoría retoman su actividad sin demasiadas dificultades”.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Quironsalud Murcia​.

El hombro es una de las articulaciones que más sufren en la práctica deportiva, especialmente en gimnasia, balonmano, lanzamiento de jabalina y baloncesto, así como en la liga de béisbol. También hay que sumar las lesiones que se producen debido a caídas sobre estos en deportes como snowboard, skateboard o ciclismo, en los que son habituales las fracturas y luxaciones de clavícula, así como las de hombro. Otros deportes en los que el brazo juega un papel importante son el remo o la halterofilia.

Salud Quirónsalud La salud del deporte Brands Salud ECBrands
El redactor recomienda