Los principios de la alimentación intuitiva y cómo usarlos para adelgazar
  1. Alma, Corazón, Vida
COME BIEN Y RICO AL MISMO TIEMPO

Los principios de la alimentación intuitiva y cómo usarlos para adelgazar

La forma de perder peso de manera saludable, pero sin renunciar a nuestros alimentos favoritos ni embarcarnos en dietas restrictivas que prometen milagros en pocas semanas

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Hace algunos meses te hablábamos de un concepto que iba ganando peso y del que cada día se habla más: la alimentación intuitiva. Se trata de una forma de afrontar nuestra relación con la comida que, de por sí, no nos hace adelgazar, pero que sí puede ayudarnos a poner en marcha hábitos alimentarios que pueden aportar grandes beneficios al organismo.

Se trata de escuchar al cuerpo y comer o no hacerlo en respuesta a las señales que mande. Es decir, olvidarnos de las dietas restrictivas que solo permiten ingerir ciertos alimentos y en determinados momentos y concentrarse en el hambre y la saciedad. Si atendemos a esas señales del cuerpo podemos conseguir perder peso a largo plazo de forma saludable.

Foto: El objetivo es escuchar al cuerpo para comer cuando envíe la señal adecuada (Social Cut para Unsplash)

Pero, ¿sabríamos hacerlo? Los expertos en nutrición de Times of India han recopilado los principios básicos de la alimentación intuitiva, las guías que pueden ayudar a una persona a deshacerse de los kilos de más y hacerlo sin tener que recurrir a dietas milagro y a planes de adelgazamiento restrictivos que suelen terminar peor de lo que se empezaron.

Adelgazar con alimentación intuitiva

Lo primero que recomiendan los especialistas es dar una alegría a los antojos de vez en cuando. Si, por norma, eliminamos de nuestra dieta los alimentos que más nos gustan, terminaremos por sucumbir a ellos de manera poco saludable y, probablemente, con un atracón. Pero si los tomamos de vez en cuando, nuestro cerebro se acostumbrará a comer bien.

La base de la alimentación intuitiva es comer de todo y bien, sin renunciar a nada

Por eso, uno de los principios más importantes de la alimentación intuitiva es rechazar las dietas. No se trata de aplicar restricciones, sino de seguir un patrón integral de alimentación en el que se come todo tipo de alimentos, pero en el que también hay hueco para los que no son totalmente nutritivos: hay tiempo y comidas para todo.

Eso tiene que ver con el siguiente punto: no pasar hambre. Muchas de las dietas para adelgazar más famosas tienen restricciones en los alimentos que se pueden consumir, pero también en la cantidad, llegando hasta el punto de que obligan a pasar hambre. Si esa situación se extiende en el tiempo, termina saltando por los aires y comiendo en exceso.

placeholder Las prisas son malas compañías cuando se quiere adelgazar (iStock)
Las prisas son malas compañías cuando se quiere adelgazar (iStock)

En resumen, hay que alimentarse bien y de forma equilibrada en el tiempo, aunque algunos días nos saltemos el máximo de calorías recomendado o no alcancemos el déficit calórico. Comer bien a largo plazo es lo que nos llevará a un buen estado de salud: no por comer un alimento determinado estaremos mejor o peor si lo hacemos de forma puntual.

Perder peso en sociedad

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las personas que se embarcan en un proceso de adelgazamiento es su vida social. En algunos casos, porque por su trabajo tienen que comer fuera a menudo; en otros, porque en fiestas y celebraciones se come más de lo necesario. Por eso, es importante comer lo que nos apetezca, pero no comer de más por presión.

Foto: Fuente: iStock

El objetivo es disfrutar de la comida, no comer por obligación. Por eso, recomiendan no comer cuando estamos con el teléfono o el ordenador, caminando, etc. Disfrutar del momento de la comida nos llevará a sentirnos más satisfechos, incluso cuando se puedan tomar raciones más pequeñas de lo normal, porque al estar concentrados en la comida la sensación de saciedad llegará antes.

Por último, es importante no responder a las emociones con la comida. Si estamos pasando un mal momento, no lo paguemos comiendo un kilo de helado; si, por el contrario, estamos felices por algo, tampoco hace falta comerse dos pizzas hipercalóricas. Trata de pensar, caminar, hablar con las personas que te rodean o, simplemente, respirar.

Responder a las emociones con la comida es sinónimo de engordar

La alimentación intuitiva puede ser la mejor aliada para adelgazar a largo plazo de forma saludable. No olvides practicar algo de deporte de manera habitual porque, de esa forma, lograrás tu objetivo: eliminar peso y comer bien. No solo te sentirás bien físicamente ante el espejo, sino que el organismo te lo agradecerá.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda