La mujer que salvó su vida porque comenzó a correr para perder peso
  1. Alma, Corazón, Vida
PARA SUPERAR LA PANDEMIA

La mujer que salvó su vida porque comenzó a correr para perder peso

Una depresión estuvo a punto de arrebatarle la vida, pero decidió hacer deporte para perder peso y ha terminado convirtiéndose en una persona completamente nueva

placeholder Foto: El running ha salvado la vida de Helen... además de adelgazar 20 kilos (Facebook/The Running Mum)
El running ha salvado la vida de Helen... además de adelgazar 20 kilos (Facebook/The Running Mum)

Cuando Helen Foster comenzó a correr lo hizo porque todo en su vida estaba del revés: pesaba 20 kilos más de lo normal, tenía depresión, su autoconfianza había desaparecido y tenía que cuidar ella sola de sus cinco hijos. Tenía 43 años y estaba al borde del abismo, aunque ella misma no se daba cuenta. Sin embargo, tomó una decisión que le salvó la vida.

Esta mujer británica que vive en el condado de York reconoce a Yahoo que "luché durante años con mi salud mental, me sentía gorda y fea, y me negaba a que me hicieran fotos, incluso cuando llevaba a mis bebés. De joven, había sido acosada en el colegio y eso provocó que nunca me librara del sentimiento de que no era lo suficientemente buena". Hasta aquel 1 de enero de 2019.

Foto: La combinación de dieta y deporte es el mejor truco para adelgazar (Bruno Nascimento para Unsplash)

Hizo una de esas típicas promesas de año nuevo destinadas a perder peso, pero lo hizo de verdad: se descargó una aplicación para comenzar a correr y empezó a hacer deporte: "Esa primera noche me puse en camino alrededor de las 7 de la tarde por senderos completamente oscuros, usando todo el equipo equivocado y, aunque fuI lenta, lo logré. Dos días después salí de nuevo, rezando para que nadie me viera y estaba decidida a que si pasaba un coche me escondería incluso en la cuneta".

Correr para adelgazar y salvar vidas

Ahora, 30 meses después de aquella primera vez, Helen es una mujer nueva: no solo es una experimentada corredora, sino que ha adelgazado 20 kilos y ha recuperado toda su autoestima. Tanto, que se ha creado una cuenta en las redes sociales donde, además de atreverse a compartir sus fotografías, anima a otras mujeres a ponerse unas zapatillas y lanzarse al running.

Helen Foster reconoce que "correr te da la mejor sensación del mundo y soy muy afortunada de vivir en uno de los lugares más hermosos de la Tierra. Estar en la naturaleza te hace sentir muy tranquila y con la avalancha de endorfinas que obtienes del ejercicio, bueno, no hay nada como eso". Sin embargo, no contaba con que el coronavirus lo iba a poner todo patas arriba.

Asegura que "la pandemia fue terrible al principio. En particular, me encanta correr por la montaña, pero durante el encierro ya no estaba permitido. Sentí que me deprimía cada vez más porque no podía hacer lo que amaba. Cuando cerraron las escuelas, lloré y lloré. Enseñar a los niños en casa era imposible, era demasiado estresante y me hundía cada vez más en la depresión". Estaba a punto de caer de nuevo en una profunda depresión.

Llegó a tener un sentimiento suicida que le llevó a subirse al coche sin rumbo fijo

Incluso llegó a tener sentimientos suicidas, subiéndose a su coche y yéndose sin rumbo fijo. Se sentía tan mal que terminó llamando a un teléfono de crisis, lo que le salvó la vida: aparecieron dos coches de policía y "pudieron ver que estaba luchando conmigo misma. Cuando les dije que simplemente necesitaba salir y correr, dijeron que podía hacerlo. Mientras no me mezclara con otras personas, entonces no tendría que dejar de correr. A partir de ese momento, día tras día, salí todos los días. Me salvó la vida ".

Mucho más que perder peso

Helen quiso utilizar el running como su particular truco para adelgazar, pero hizo mucho más que eso: "He estado tomando medicamentos la mayor parte de mi vida, pero los odiaba porque me hacía sentir enferma y cansada, pero ya no los necesito. Los médicos deberían recetar correr y tomar aire fresco porque realmente ayuda. Nunca seré una corredora rápida, pero eso no importa porque sigo haciendo ejercicio y siempre me siento fantástica después".

placeholder Helen Foster es hoy una mujer mucho más feliz (Facebook/The Running Mum)
Helen Foster es hoy una mujer mucho más feliz (Facebook/The Running Mum)

Además, se ha volcado en querer ayudar a otras personas para que no lo pasen tan mal como ella: "Ayudo a una organización de corredores llamada Grim Up North y soy su corredor escoba, el que acompaña a la persona al final de una carrera. Mi propio club de corredores va bien, somos un grupo muy heterogéneo de mujeres mayores y mamás más jóvenes y he hecho amistades para toda la vida. Realmente disfruto el hecho de poder salir y mostrar los valles a mis amigas".

Su cambio ha sido radical: "Los amigos dicen que pueden ver una gran diferencia en mí, soy mucho más positiva ahora e incluso me comporto de manera diferente. Mi objetivo final ahora es entrenarme para ser entrenadora personal en el futuro". Y pone un ejemplo que clarifica cómo ha evolucionado a lo largo de estos últimos 30 meses.

Foto: Fuente: iStock

Al principio se vestía con prendas oscuras para pasar desapercibida y nunca quería posar para una foto, ni siquiera con sus hijos: "Ahora llevo leggings de colores brillantes y estoy feliz de posar para una foto en una carrera o en la cima de una montaña. Quiero mostrarle a la gente que, por muy sombrías que sean las cosas, puedes salir adelante; solo ponte las zapatillas o los zapatos para caminar y sal de casa".

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento Running Correr Salud mental
El redactor recomienda