Tres buenas razones para hacer ejercicio en el gimnasio (además de perder peso)
  1. Alma, Corazón, Vida
OLVÍDATE DE LA BÁSCULA

Tres buenas razones para hacer ejercicio en el gimnasio (además de perder peso)

Estar en buena forma física no es sinónimo de estar muy delgado, por lo que acudir a un gimnasio es muy beneficioso para las personas

Foto: EFE Rodrigo Jiménez
EFE Rodrigo Jiménez

El gimnasio es uno de los lugares más frecuentados de las ciudades, sobre todo en dos fechas del año: en enero, con los propósitos del año nuevo, y en septiembre, después de las vacaciones de verano que suelen ir acompañadas de coger algunos kilos de más. Casi todas las personas que quieren adelgazar se plantean, antes o después, la posibilidad de hacer deporte.

Pero no todas deciden ir al gimnasio: unas intentan perder peso solo haciendo dieta, mientras otras sí que se decantan por el ejercicio, pero prefieren hacerlo a su ritmo y sin gastar dinero en cuotas mensuales. Sin embargo, hay buenas razones para apuntarse a un centro deportivo, además del hecho en sí de adelgazar y deshacernos de los kilos que nos sobran.

Foto: El cambio entre el antes y el después de Katie McGlynn es evidente

Hay una idea equivocada de que estar en buena forma física es sinónimo de estar muy delgado, sobre todo cuando se habla de mujeres. Sin embargo, eso no es cierto: una persona muy flaca no tiene por qué estar en forma y, al mismo tiempo, una persona que sí esté en buen estado físico no tiene que estar, obligatoriamente, excesivamente delgada.

El gimnasio es beneficioso

Por eso, además de las personas que se dan cita en un gimnasio para adelgazar, hay muchas otras que deciden acudir a estos centros deportivos con otras expectativas. Los expertos de Her Campus explican tres razones de peso para ir periódicamente a un gimnasio… y ninguna de ellas tiene que ver con el hecho de perder los kilos que nos sobran.

Hay que intentar olvidarse de la báscula: estar muy delgados no quiere decir que estemos en una buena forma física

La primera es ganar fuerza. Ir al gimnasio no implica obligatoriamente perder peso, sino que muchas personas lo ganan a propósito. La razón es que hacen un trabajo de fuerza que, con el tiempo, convierte la grasa en músculo y eso provoca que al subir a la báscula pesemos más de lo que pesábamos semanas antes de comenzar el entrenamiento.

La entrenadora Megan Lee explica que el problema aparece cuando vamos al gimnasio y, en vez de adelgazar, vemos cómo ganamos peso. No todas las personas lo entienden y lo asimilan, por lo que es imprescindible dejar de pensar en la báscula para disfrutar del deporte y de la fuerza que se consigue con los ejercicios que se hacen en el gimnasio.

Hacer ejercicio es muy positivo para el cuerpo, pero también para la mente (Getty Images)
Hacer ejercicio es muy positivo para el cuerpo, pero también para la mente (Getty Images)

La segunda razón para ir al gimnasio es tratar bien a nuestro cuerpo. Es el mismo que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y nos ha visto reír y llorar, correr y caminar. Por eso, si tratamos bien a nuestro cuerpo también estamos haciendo que, cuando vayamos cumpliendo años, nuestro cuerpo nos lo devuelva manteniéndose en buen estado.

El deporte y la salud mental

Si el gimnasio es muy beneficioso desde el punto de vista de la musculatura y de nuestro cuerpo, también lo es si hablamos de salud mental. El entrenamiento y el trabajo físico es muy saludable para mantenernos en forma, pero también para que nuestra cabeza funcione bien. Ya lo dice la cita clásica: “Mens sana in corpore sano” (una mente sana en un cuerpo sano).

Foto: una esterilla y ganas de hacer deporte es lo único necesario para adelgazar en casa (Foto: Pixabay)

La razón por la que hacer ejercicio es beneficioso para la salud mental es que al hacer deporte, el cuerpo libera sustancias químicas como las endorfinas y la serotonina que pueden ayudar a aliviar los síntomas de una enfermedad mental. Por esa razón, muchos tratamientos en clínicas de salud mental incluyen el deporte en sus terapias con los usuarios.

Megan Lee explica también que ha descubierto que sus rutinas deportivas la ayudaron a "reducir el ruido que crea la enfermedad mental en mi mente, lo cual no es tarea fácil. El ejercicio brinda una oportunidad única de dedicarse tiempo a uno mismo por completo. Por mucho miedo que pueda tener a salir de mi cama, siempre me siento muy bien cuando voy al gimnasio".

Acudir periódicamente a un gimnasio es bueno para el cuerpo, pero también para nuestra salud mental

Acudir a un gimnasio es una de las mejores decisiones que puede tomar una persona: además de adelgazar, conseguirá ponerse en forma, ganar musculatura y cuidar el cuerpo que nos debe acompañar durante toda la vida. Si, además, nos ayuda a luchar contra las enfermedades mentales, solo tenemos que decidir cuál es el centro deportivo que mejor se adapta a nuestras necesidades para correr a apuntarnos.

Trucos adelgazar Adelgazar Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda