EL DESAYUNO ES LA COMIDA MÁS IMPORTANTE

Los errores más comunes que cometemos por la mañana y te impiden adelgazar

Seleccionar los mejores alimentos para empezar el día es esencial, aunque no todos lo afrontamos de la misma manera

Foto: Un desayuno sano te dará energías para todo el día (Foto: Unsplash)
Un desayuno sano te dará energías para todo el día (Foto: Unsplash)

Prácticamente todos hemos intentado adelgazar en algún momento de nuestra vida. Quien más, quien menos se ha enfrentado a un proceso de adelgazamiento para perder los kilos que le sobran y tratar de recuperar la figura perdida. Pero el porcentaje de éxito es mucho menor del que a todos nos gustaría… y en muchos casos los culpables somos nosotros mismos.

Porque todos sabemos que el alcohol, los productos con exceso de azúcar o los alimentos ultraprocesados son malos compañeros de viaje cuando se trata de intentar perder peso. Pero hay otras cosas que hacemos cotidianamente y en las que apenas reparamos que nos impiden adelgazar. Estos son algunos de los errores más comunes que realizamos cada mañana cuando hacemos dieta.

Levantarse tarde. Un estudio demostró que las personas que se levantan a partir de las diez de la mañana consumen 248 calorías más que quienes madrugan. Otro reveló que quienes se levantan a las siete tienen mejor salud y pesan menos que quienes lo hacen a las nueve. Por eso, si se trata de adelgazar lo mejor es poner la alarma del despertador un poco antes y madrugar más.

Errores al adelgazar

Tomar un zumo. La primera comida del día es muy importante y muchas personas acostumbran a tomarse un zumo, pero no es buena idea: tanto si es natural como si no lo es, aportará azúcar. Por eso, recomiendan comenzar el día con un desayuno proteico, por ejemplo con huevos, tostadas y yogur griego con avena.

Comer proteínas es vital para que el desayuno haga su función nutricional

Eliminar la grasa. Hay quien elimina totalmente las grasas de su dieta, de tal manera que no consuman calorías. Sin embargo, es contraproducente ya que las grasas saludables son necesarias para absorber algunas vitaminas e, incluso, ayudan a mantenernos saciados, por lo que no las debemos borrar de nuestra dieta.

Comer yogures de sabores. Como sucede con las mantequillas u otros alimentos aparentemente sanos, hay algunos productos que son excesivamente calóricos y un ejemplo son los yogures de sabores. Lo mejor es, siempre, revisar la información nutricional para ver si un yogur es sano, incluso cuando la tapa del yogur dice que es un alimento light o bajo en calorías.

Los huevos son un alimento muy indicado en cualquier desayuno (Foto: Unsplash)
Los huevos son un alimento muy indicado en cualquier desayuno (Foto: Unsplash)

Desayunar frente al televisor. Varios expertos coinciden en que comer distraído suele conducir a comer más de lo normal, por eso recomiendan no ver la televisión o el teléfono móvil y estar pendiente de masticar despacio. Keri Gans, autor de ‘La Dieta de los Pequeños Cambios’, explica a The Sun que "si no se emplea el tiempo suficiente, puede parecer que no ha comido nada".

Qué no hacer para perder peso

Saltarse el desayuno. Otro de los clásicos de muchas personas: creen que si se saltan la primera comida del día perderán peso porque no ingieren calorías. De hecho, hay varios estudios que revelan que las personas que desayunan tienen menos riesgo de ser obesos que las que no lo hacen, en muchos casos porque el hambre hace que coman alimentos poco sanos entre horas.

No llevarse la comida al trabajo. Millones de personas tienen que comer fuera de casa a diario, pero muchas de ellas lo hacen como en casa, ya que se llevan la comida en un tupper. Es una buena opción ya que evitas aceites reutilizados de los restaurantes y no corres el peligro de elegir platos poco saludables al comer lo mismo que si estuvieras en casa.

No beber suficiente agua. A primera hora de la mañana el cuerpo suele estar ligeramente deshidratado. No es nada grave, pero beber agua nada más levantarnos ayuda a rehidratar el cuerpo y a la digestión, ya que el metabolismo funciona mucho mejor cuando los niveles de hidratación del cuerpo cumplen un mínimo.

El desayuno es la comida más importante del día, pero la mayoría de las personas no le presta la atención que se merece

No comer suficientes proteínas. Las proteínas son el mejor alimento posible para un desayuno, pero no todos tenemos hambre suficiente para incluir estos alimentos en la primera comida del día. Lo mejor, como confirmó un estudio publicado en el American Journal of Clinical Nutrition, es tomar un desayuno rico en proteínas que, además, es muy saciante.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios