Cirugía para paliar la obesidad infantil: los médicos apuestan por ello
  1. Alma, Corazón, Vida
HA DEMOSTRADO SER EFECTIVA

Cirugía para paliar la obesidad infantil: los médicos apuestan por ello

Un estudio señala que funciona mejor y es más duradera que los cambios de hábitos en niños y jóvenes con obesidad severa

placeholder Foto: Joven con obesidad. Foto: Pixabay.
Joven con obesidad. Foto: Pixabay.

La obesidad infantil es un problema y es grave. Según diversos datos, hay más de 125 millones de niños entre 5 y 19 años que son obesos en el mundo y se calcula que los menores de 5 años con ese problema pueden rondar los 50 millones.

Es por eso que los médicos están empezando a considerar la posibilidad de utilizar la cirugía para atajar esta problemática. En Estados Unidos, por ejemplo, la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP) afirma que la epidemia de la obesidad está poniendo a muchos niños y adolescentes en riesgo de vivir vidas significativamente más cortas que sus padres.

Foto: Obesidad infantil entre menores de edad. (iStock)

Los médicos han descubierto que los cambios en el estilo de vida que suelen recomendar a sus pacientes para que pierdan peso no funcionan de manera significativa o duradera cuando se aplican a los menores con obesidad severa (que puede alcanzar hasta los 45 kilogramos de sobrepeso).

Asociada a varias enfermedades

Así lo señala un informe publicado en la revista 'Pediatrics', en el que se indica que "Aunque los cambios en el estilo de vida siguen siendo el pilar del tratamiento, es poco probable que la atención médica cambie significativamente la trayectoria de la mayoría de los niños con obesidad grave".

"Decisión para toda la vida con implicaciones todos los días para el resto de tu existencia"

Sarah Armstrong, profesora de Medicina Pediátrica de la Universidad de Duke (Estados Unidos) ha comentado a Science Alert que los estudios han demostrado que la cirugía para bajar de peso es segura y eficaz para niños y adolescentes cuando se realiza en centros de alta calidad. No obstante, el procedimiento está actualmente infrautilizado entre los niños que podrían beneficiarse de él.

La obesidad grave se define, en los niños, por tener un índice de masa corporal (IMC) de al menos el 120% del percentil 95. Con este peso, los niños y adolescentes se enfrentan a un mayor riesgo de desarrollar enfermedades respecto a otros niños y adolescentes con pesos saludables. Además, tienen más posibilidades de sufrir presión arterial alta, apnea del sueño, diabetes tipo 2 y depresión.

placeholder
MEX01. VILLAHERMOSA (MÉXICO), 08/09/2014.- Fotografía cedida por la Secretaría de Salud de México hoy, lunes 8 de septiembre de 2014, que muestra a un menor sin identificar (c) de 14 años y 191 kilos, quien fue sometido con éxito a una derivación gástrica (bypass) en el Hospital Regional de Alta Especialidad del Niño, ubicado en Villahermosa (México). Esta cirugía le permitió perder 45 kilos en cinco meses. México es el segundo país con el mayor número de adultos con obesidad, por detrás de Estados Unidos, y el primero en sobrepeso infantil, según un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). EFE/Secretaría de Salud/SOLO USO EDITORIAL/NO VENTAS

Según los autores del estudio, la cirugía para bajar de peso puede ofrecer una mejor solución que el tratamiento estándar para la obesidad infantil grave y los problemas de salud que lo acompañan,

Mucho más duradera

Para demostrarlo, el equipo de investigación recopiló información sobre jóvenes de menos de 18 años que se habían sometido al procedimiento y descubrió que muchos disfrutaban de una pérdida de peso duradera y una reducción de las enfermedades relacionadas.

Los estudios han demostrado que la cirugía para bajar de peso es eficaz para niños y adolescentes

Por ejemplo, un estudio realizó un seguimiento de adolescentes hasta 12 años después de la cirugía y encontró que el IMC de los pacientes disminuyó 29% de media y la incidencia de diabetes y presión arterial alta se redujo significativamente. Por el contrario, los niños gravemente obesos que sólo hicieron cambios en su estilo de vida aumentaron de peso a largo plazo.

Foto:  Opinión

No obstante, la cirugía no es una panacea. Aunque es una técnica segura y en la que los pacientes unicamente sufren problemas menores, supone una "decisión para toda la vida con implicaciones todos los días para el resto de tu existencia", ha indicado Armstrong, ya que los pacientes deben seguir puntualmente una serie de recomendaciones específicas de nutrición y actividad.

Además, en Estados Unidos existe el problema del coste, ya que una operación de estas características ronda los 20.000 dólares y no suele estar cubierta por los seguros médicos.

Obesidad Niños Estilo de vida Medicina Adelgazar Perder peso
El redactor recomienda