ACTUALMENTE HAY UNOS 150 MILLONES

En solo diez años habrá más de 250 millones de niños obesos en todo el mundo

El aumento de la comida basura, junto a la disminución del ejercicio o a practicar actividades sedentarias son algunas de las causas de un problema de difícil solución

Foto: La obesidad infantil es uno de nuestros mayores problemas de salud pública. (Corbis)
La obesidad infantil es uno de nuestros mayores problemas de salud pública. (Corbis)

El número de niños obesos de entre 5 y 19 años no deja de crecer en todo el mundo. La globalización provoca que la comida basura llegue a todos los rincones del mundo y sea consumida cada vez por más personas, al igual que los productos ultraprocesados. Y eso es sinónimo de consumir cada vez más calorías y de que la obesidad siga en aumento. Pero no es la única causa.

El Atlas sobre la Obesidad Infantil que ha publicado la Fundación Mundial de la Obesidad (WOF, por sus siglas en inglés) no deja lugar a dudas: en la actualidad hay unos 150 millones de niños obesos: 70 millones tienen entre 5 y 9 años, mientras 80 millones de niños tienen entre 10 y 19 años. Pero esa cifra va a crecer exponencialmente: para el año 2030 se esperan 254 millones de niños obesos en todo el mundo.

El problema es enorme porque los niños obesos de hoy son los adultos obesos del mañana, con los correspondientes problemas de salud como diabetes, enfermedades cardiovasculares o problemas de corazón. Y los especialistas denuncian que las autoridades no hacen nada para evitarlo. Donna Ryan, presidenta de la WOF, reconoce a The Guardian que "el continuo aumento de la obesidad infantil colapsará los servicios de salud de muchos países".

No se hace nada por evitarlo

China alcanzará 62 millones de obesos en 2030; India, 17; y Estados Unidos, 12. Solo esos tres países sumarán más de 90 millones de niños con exceso de peso, una enfermedad que ataca por igual a países ricos y pobres. Congo, Tanzania o Vietnam tienen más de dos millones de menores obesos y Sudáfrica será el país en el que más crecerá esta enfermedad la próxima década.

La comida rápida es uno de los factores más importantes de la obesidad infantil (Foto: iStock)
La comida rápida es uno de los factores más importantes de la obesidad infantil (Foto: iStock)

Tim Lobstein, director de políticas de la WOF, señala que “lo que estamos viendo es una marea creciente que no se ha abordado suficientemente en la política mundial. Algunos países comienzan a tomárselo en serio. Está pasando como con la crisis climática y el calentamiento global: vemos resistencia a interferir en algo que afecta a la salud del planeta".

Según el Atlas, el problema es mundial y comenzó en la década de los 80: las grandes multinacionales de la comida rápida hacen alimentos vacíos de nutrientes pero que los menores consumen en masa. Los gobiernos no se atreven a legislar en contra de esas empresas y a tomar medidas necesarias. Pero no es la única causa.

No se puede buscar una única causa, sino que hay muchos culpables: la alimentación, los coches, el sedentarismo, las pantallas...

Para Louise Baur, pediatra y directora de salud infantil de la Universidad de Sydney, hay que buscar las razones en un conjunto de causas: "Hay más consumo de alimentos de conveniencia (ultraprocesados, comida rápida, etc), más transporte motorizado, menos niños caminando, más actividades sedentarias y ha aumentado el uso de pantallas (teléfonos, ordenadores, videojuegos) por parte de los niños. El mundo es muy diferente, han cambiado los barrios y los coches mandan".

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios