TÚ PUEDES

El plan de siete días para adelgazar y estar mucho más en forma

¿Quieres sentirte bien al final de la semana? Te proponemos una serie de consejos para que puedas cambiar tus malos hábitos

Foto: Técnicas para adelgazar. (iStock)
Técnicas para adelgazar. (iStock)

En los tiempos que corren hay que aprender a querernos un poco y pensar un rato en nosotros mismos y nuestra salud. Estrés, ansiedad, trastornos del sueño, obesidad... muchos problemas y enfermedades que nos acechan a diario y que podríamos solucionar con un pequeño cambio de hábitos. Puedes evitarlos, pero está en tu mano.

Lo primero que debes tener en mente es que debes comer sano, hacer ejercicio diariamente y asistir a revisones médicas anuales (que solemos olvidar) muy importantes. Si crees que es hora de poner punto final a esta etapa sedentaria y mejorar tu bienestar, presta atención a este plan semanal que te proponemos.

¿Sabías que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos el 60% de la población mundial se mueve menos de lo preciso para obtener beneficios para la salud? Esto se debe en gran medida a los comportamientos sedentarios que exigen muchos trabajos, así como al aumento del uso de medios de transporte pasivos en nuestros desplazamientos diarios. Toma nota de todo lo que debes hacer. No es tanto como parece, solo hay que querer esforzarse.

Lunes - martes - miércoles

El primer día de la semana te centrarás en poner en marcha tus entrenamientos. Deberás incrementar tu motivación con algunos trucos fáciles. No te estreses si nunca has levantado una mancuerna. Empieza con pesos más pequeños y ve incrementándolo a medida que veas que es demasiado fácil. Los movimientos son bastante básicos en todos los niveles, la dificultad viene con los kilos.

Elige una dieta equilibrada que no restrija ningún grupo de alimentos: todos son esenciales para tu organismo y su correcto funcionamiento

Durante estos tres días deberás dedicar al menos 45 minutos a hacer cuatro ejercicios: parte inferior del cuerpo, superior, núcleo y abdominales. Además, los martes será el día de la salud: es hora de ponerte al día con el médico y empezar a hacerte las pruebas necesarias y análisis que tanto. El tercer día de la semana será el que dediques a sacar un hueco a tu vida social.

Es hora de conectar con los demás. Es muy posible que te sientas estresado y creas que no tienes tiempo para quedar con nadie. Debes sacar al menos un par de horas a la semana para sociabilizar. Queda a tomar algo con un amigo que lleves mucho sin ver, escribe a ese compañero del trabajo con el que te llevabas tan bien... Así el estrés y la ansiedad desaparecerán.

Jueves y viernes

¿Eres de esos a los que les gusta mucho beber alcohol? Ha llegado la hora de evaluar la situación. Seguramente no tengas ningún problema y estés bebiendo de forma intelgente, pero tómate unos minutos para pensarlo y si crees que a veces te pasas, empieza a racionar porque el cuerpo te lo agradecerá.

¿Estás casado o tienes pareja? Si crees que tus relaciones sexuales se han quedado estancadas, debes hacer algo. Habla con tu cónyuge y deja las cosas claras. La confianza es la clave para que una relación funcione y sobre todo para que el sexo sea satisfactorio para los dos. Deja la vergüenza olvidada en el fondo de un cajón y propón probar cosas nuevas. Hay infinitas opciones que puedes considerar.

Sábado y domingo

El sábado es un día para tu relax personal. Para pensar en ti. Lee un libro que te apetezca, mira tu serie preferida, practica meditación o yoga y párate a pensar en ti mismo y en lo que te rodea. Respira fuerte y deja que todos los nervios desaparezcan. Es tu momento y debes aprovecharlo. No tengas prisa y deja que todo fluya.

Si crees que tus relaciones sexuales se han quedado estancadas, habla con tu cónyuge y deja las cosas claras. La confianza es la clave

El último día de la semana es el perfecto para preparar tu alimentación para el resto de días. Quizá sea el momento más importante de la semana. Una dieta equilbrada es la clave para que tu salud esté en plena forma. Cada persona debe tener un régimen personalizado. Si crees que debes adelgazar, hay muchos métodos para hacerlo. Consulta a tu médico de cabecera para elegir cuál es el tuyo: no te olvides de que restrigir algunos grupos nutricionales es una mala idea.

Una vez tengas claro qué comer y qué no, el domigo es perfecto para cocinar todos los tuppers de la semana. Ganarás tiempo si los dejas preparados y los congelas para que se conserven. Parece que todo es demasiado para una semana, pero convertirlo en un hábito está en tu mano. Y puedes hacerlo.

Alma, Corazón, Vida

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios